Una mágica Zahara abrió los Escenarios Mahou en Asturias

Un cuarto de hora fue el tiempo necesario para que un regalo de cumpleaños se quedara a medias, para que los planes de una noche de celebración se vieran truncados en dos palabras muy agridulces. Entradas agotadas. Oviedo tenía ganas de recibir y escuchar a Zahara, que gracias a la gira Escenarios Mahou regresaba a la capital asturiana después de diez años, a la misma sala donde se le pudo ver con Miss Caffeina. La noche se presentaba con un toque muy especial y personal, se trataba del primer directo de Zahara después de ser madre, y tras un año alejada de los micrófonos, aunque no de la música.

Cómo la música todo lo puede, a través de unos comentarios elegidos en las redes sociales por Zahara, el regalo de cumpleaños de las dos amigas se hizo realidad, superando cualquier expectativa. Tenían la oportunidad de disfrutar de un Meet&Greet con la jienense y compartir una charla informal, antes de que se abrieran las puertas de La Salvaje. Con unas cervezas como testigos, pudieron compartir los nervios de Zahara ante su primer concierto como madre, con la incertidumbre de si le jugarían una mala pasada. Pero también pudieron conocer alguna confesión, como que este año publicara un disco que ya tiene grabado y está preparando. “No puedo estarme quieta, el primer mes fue dedicación total al bebé, el segundo mes ya sentía ganas de hacer cosas, y el tercero ya no pude aguantarme”, decía con una sonrisa que le llenaba toda la cara. Polaroids de rigor para inmortalizar el momento especial, firmas de libros y discos, pusieron el final al descubrimiento de Zahara como persona, un ser encantador y arrollador a la vez.

La sala ya estaba llena, y puntuales salían Chapo González, Manuel Cabezalí y Zahara, muerta de risa porque no conseguían abrir la puerta del camerino. ‘La Gracia’ y ‘Leñador y la mujer América’ fueron los primeros temas que interpretaron, demostrando que la magia es posible de provocar con un bajo, una fender y un timbal de batería como única referencia para seguir el ritmo.

Una risa muy contagiosa que venía de las primeras filas hacía que el público se uniera sin remedio a ella, entrando en un bucle. La causa eran las cosas que comentaba Zahara entre las canciones, y ella misma se encargó de poner orden a la situación, así era imposible entrar en la atmósfera  ‘Del invierno’.

No solo hubo canciones propias, la andaluza se atrevió con una versión de la banda sonora de la serie ‘The Young Pope’, que según explicó le marcó muchísimo y quiso llevarla a su estilo personal. La emoción se conjugaba con la risa y el buen ambiente que flotaba en La Salvaje. También hubo momentos para la tecnología y contar que los haters y un error al contestarles en las redes sociales, fue la clave para componer ‘Camino a L. A.’, una manera muy buena de canalizar el odio y furia, en un tema que consiguió emocionar a los presentes.

”Tu me llevas’ y ‘El Deshielo’ fueron los temas finales del setlist oficial, del primer final, para que el público empezara a pedir más temas y alargar la buena noche que hacía en Oviedo, para este último tema, Zahara pidió que los coros no pararan y hacer un final de recuerdo. Una oportunidad que no se repetía en diez años era motivo suficiente para intentar atrapar a Zahara lo máximo posible. Para los bises apareció Shía en escena, lógicamente a través de la versión de ‘What about Us’, todo el mundo tarareaba la melodía y los coros se hicieron fuertes. Por último, fue el turno de la canción elegida por los fans que pudieron votar al llegar al concierto. La que más votos tuvo fue ‘Con las ganas’. Un tema realmente triste, que en ocasiones la misma Zahara se negó a cantar a pesar de las peticiones. Confesó que para cantarlo hay que estar preparado emocionalmente y había veces que aunque uno quisiera, era imposible. Las lágrimas aparecieron en las mejillas de varias personas y se fundieron en un aplauso que gritaba: ¡Gracias!

Con este torrente de emociones, seguro que no hay que esperar otra década para ver a Zahara encima de un escenario ovetense, y si es de la mano de Escenarios Mahou, la cosa se pone más fácil. Todos se marcharon con el pecho sobresaltado y con el recuerdo agarrado a una polaroid a la que solo le faltaba escribir a rotulador, la fecha y el acompañante.

Una mágica Zahara abrió los Escenarios Mahou en Asturias
5 (100%) 1 vote

Oskar Fanjul

Ingenierio Civil apasionado de la música y el espectáculo. Inspirado en los 80's, me gusta descubrir nuevos sonidos. Bailo y canto todo el tiempo, profesionalmente en la ducha. Me fijo en cada esquina por si aparece arte.

Oskar Fanjul

Oskar Fanjul

Ingenierio Civil apasionado de la música y el espectáculo. Inspirado en los 80's, me gusta descubrir nuevos sonidos. Bailo y canto todo el tiempo, profesionalmente en la ducha. Me fijo en cada esquina por si aparece arte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies