Wilma Lorenzo radiografía la última gira de Leiva en un libro-objeto de culto

Leiva. Toquemos juntos hasta que la muerte nos joda vió la luz hace apenas una semana en la Editorial Planeta. Es el primer libro de su autora, Wilma Lorenzo, personal manager del artista, excepcional observadora del día a día de su trabajo, fotógrafa, amiga y persona de confianza.

Página 255, cierro el libro y abro el reproductor de música. ‘Monstruos’ es el tercer disco en solitario de Leiva, editado en 2016. Suena ‘El último incendio’. La gira de este trabajo y sus proyectos simultáneos llevó al madrileño, durante más de un año, por toda la geografía española, por Europa y buena parte de Latinoamérica. Arranca en Granada y termina en la mítica Sala El Sol. Al modo de las grandes giras, el impacto que ha supuesto en el artista, en sus fans y en la retina de casi todo el país, modifica la percepción que se puede tener a priori del tomo que acabo de cerrar, y que abriré unas cuántas veces mientras redacto este texto. Leiva se ha marcado su ‘Mad Dogs and Englishmen’ particular, y partir de un referente tan legendario es poner el listón muy alto.
Quien suscribe ha visto dos de los conciertos que aparecen en estas páginas. En diciembre de 2016, tras las mesas de sonido y luces ubicadas en el Wizink Center, a.k.a. Palacio de los Deportes de Madrid disfruté del show completo, con todas sus ‘cacerolas’ y las pantallas de móvil de la mayor parte de los asistentes. Un año más tarde, repetíamos en la Sala El Sol, fue ahí la primera vez que vi a Wilma, la autora del libro que descasa al lado de mi rodilla.

Wilma Lorenzo llegó a la vida de Lei(va) hace dos octubres. Arrancaba la gira de ‘Monstruos’. Ella era una de las nuevas incorporaciones al equipo, ignoraba la magnitud de lo que le iba a acontecer. A través del objetivo y la pluma de Wil(ma), vamos sumergiéndonos en el día a día de un gran tour, en la mecánica de los conciertos, en la complicidad de las piezas que conforman todo el engranaje, que hacen posible la música en directo. Por las páginas que nos esperan va a desfilar la historia consciente de la música en castellano. Sabina, Bunbury, los hermanos Ferreiro, Xoel… pero, fundamentalmente, vamos a ir de la mano de un creador y de su familia, su Leiband, avanzando a pasos agigantados sobre su propia estela. Las sonrisas, la complicidad, el calor, los brindis, la magia, al fin y al cabo. Este libro es el relato en primera persona de un año concreto en la música española, un documento privilegiado y virtuoso, especialmente inteligente, pues son los ojos de nuestra narradora quiénes nos muestran los detalles, los hilos, las anécdotas, también los fantasmas, los monstruos. Pero al contrario de lo común, el relato que nos cuenta, genera personajes. Así, el lector crea una imagen -no sólo física- del músico protagonista, pero también de su familia elegida, de los apoyos técnicos, de los espacios. Y, es necesario un hueco singular para ella, de su furgoneta. Estar de gira es respirar, bailar, comer, dormir, reír, dentro de una furgoneta. Las conversaciones interminables, el rifirrafe del cedé, las carcajadas. A esto ayuda especialmente el tono confesional y los salpicados SMS que van conformando el texto.

También cuenta con un lugar destacado Sabina en nuestro viaje -una vez iniciado, el viaje es ya de todos, de Wil, de Lei, de Juanx, de Pop, de Kikín… y del lector, que va pasando páginas como si de un libro de aventuras se tratara-. ‘Lo niego todo’, el último disco del de Úbeda, salió el año pasado y contaba con la producción de Leiva, trabajo que le valió una nominación a los Latin Grammy, y que junto con la del videoclip de ‘Sincericidio’ justifican el -para quién suscribe- mejor capítulo del libro.

‘Toquemos juntos hasta que la muerte nos joda’ es la prueba de que se puede documentar una gira con ternura, con detalle, amor y, sobre todo, sin caer en el amarillismo. Es mucho más que un objeto para fans, es un maravilloso libro de fotografías, pero también es la crónica de una aventura, el retrato cercano de una familia. Wilma Lorenzo le ha compuesto una canción de amor a la música, a la vida en la carretera, y, lejos de ponernos los dientes largos, consigue rescatar la emoción y la confianza que en sus páginas se respira.

Wilma Lorenzo radiografía la última gira de Leiva en un libro-objeto de culto
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies