Varry Brava: cuando los 2000 se empaparon de “La Movida”

En silencio, a base de “pequeños saltos mortales”, como dicen en su canción “Vietnam”. Es así como los Varry Brava se han ido haciendo un hueco en la escena indie-festivalera española de los últimos años. Ellos son Óscar Ferrer –voz–, Aarón Sáez –guitarra y teclados– y Vicente Illescas –guitarra–, y, desde que comenzaron su andadura, allá por el año 2009 con su maqueta “Ídolo”, no han dejado de pretender hacer bailar al público en cada concierto.

La historia de Varry Brava comienza unos veranos antes, cuando un grupo de amigos decide crear una banda de estilo divertido y hedonista, adjetivos con los que se identifican los propios miembros del grupo. Tras la grabación de su primera maqueta, vinieron cientos de conciertos y sus primeros festivales –Low Cost Festival 2010, Arenal Sound 2011…–, en los que compartían cartel con artistas de la talla de Scissor Sisters o Vetusta Morla, entre otros.

2012 sería el año en el que Varry Brava lanzaba su primer disco, “Demasié”, que contiene el éxito más conocido de la banda, “No gires”, y otras canciones como “Calor” o “Radioactivo”. Este primer álbum de estudio abrió al grupo las puertas del mercado discográfico de la mano de la productora Tiempo Real, con quien continuaría preparando su segundo disco.

“Arriva: 16 horas de juego y 4 litros de bebida energética”, proyecto que se hizo realidad en septiembre de 2014, no tardó en llegar a los puestos más altos de las listas de ventas, permitiendo a Varry Brava ser más conocido, incluso en el ámbito extramusical. Buen ejemplo de ello fue la canción oficial del Diario Marca que los Varry realizaron en apoyo a la Selección Española de Fútbol en la Copa Mundial de Fútbol de Brasil de 2014, “Salta”.

“Safari emocional” o crónica de una consolidación anunciada

2016 fue el año de Varry Brava. En noviembre del pasado año, los murcianos ficharon por Hook Management –Miss Caffeina, Izal, Second…– y lanzaron “Safari emocional”. Su tercer álbum de estudio marcó un salto de madurez en la trayectoria del grupo, sin perder por ello la frescura y las ganas de pasárselo bien con cada canción. Como aseguraron en una entrevista para Indiegestion Sonora, en este disco se subía un peldaño en cuanto a composición y a lírica.

Ya sólo quedaba dar el siguiente paso: preparar una gran gira nacional para contar al público en qué consistía exactamente este “Safari emocional”. De esta forma, la mítica Joy Eslava de Madrid fue el lugar elegido el pasado 18 de febrero para que diera comienzo la serie de 36 conciertos que ha tenido a la banda en la carretera hasta finales de septiembre. Así, han visitado ciudades como Sevilla, Valencia, Alicante o Granada, sin olvidar su presencia en los distintos círculos de festivales veraniegos, lo que les ha servido para codearse con artistas nacionales de la música alternativa como Carlos Sadness, con quien hicieron una curiosa versión de “Chicas”.

Actualmente, Varry Brava se encuentra tomándose un descanso –corto, aseguran–, para volver a los escenarios con más energía que nunca.

¿Otros indie?

Resulta complicado definir el estilo musical y estético de Varry Brava. Dentro de la tendencia social de catalogar como indie cualquier clase de música que no se asemeje a lo que escuchamos en las radiofórmulas españolas, independientemente de si el grupo en cuestión edita sus trabajos en una gran discográfica o en sellos independientes, los Varry Brava se han visto dentro del “saco” de grupos como Second, Izal o Supersubmarina.

Sin embargo, es probable que este grupo, que recuerda a la época dorada del Italo Disco ochentero o a la música de letra nihilista propia de grupos “La Movida” madrileña, pasando por la influencia del Britpop que abanderaban Blur o The Pet Shop Boys, no tenga más pretensión que calar hondo en discotecas con canciones bailables, alegres, plagadas de ritmos electrónicos que sin esfuerzo se introducen en la cabeza de cualquiera que las oye y de letras cada vez más elaboradas.

Las 5 mejores canciones de Varry Brava

1-. “No gires” (2012)

Considerada una insignia del grupo, con el “pa-pa-pa-ra” de esta pegadiza canción conocimos a Varry Brava hace ya cinco años.

2.- “Calor” (2012)

Crónica de una noche de focos y chicas que habla por sí sola.

3.- “Oh, oui, oui” (2014)

Esta canción nos cuenta la divertida historia de un romance con una chica francesa en el que poco importaron las barreras idiomáticas.

4.- “Sonia y Selena” (2016)

Los chicos de Varry Brava quisieron que el dúo que inundó las pistas de baile allá por 2001 volviese a tener el sitio que merecía, aunque fuese aireando sus “travesuras” de forma ficticia.

5.- “Chicas” ft. Carlos Sadness (2017)

Varry Brava nos sorprendió con una colaboración con Carlos Sadness que apuntaba a convertirse en la canción del verano. La temática no contradecía esta pretensión: festivales, playas, amigos y gafas de sol.

Varry Brava: cuando los 2000 se empaparon de “La Movida”
5 (100%) 1 vote

Merce Moreno

Si hay algo que me guste más que hacer música es poder contársela al mundo. Periodista apasionada de la música rock e indie. También soy otra fan de John Boy.

Merce Moreno

Merce Moreno

Si hay algo que me guste más que hacer música es poder contársela al mundo. Periodista apasionada de la música rock e indie. También soy otra fan de John Boy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies