Vanesa Martín, la esencia de lo sencillo

Todos los conciertos de Vanesa Martín en 2020. Vanesa Martín anucna fin de su gira de conciertos 'Todas las mujeres que habitan en mi' 2020.

Si hablamos de nombres propios de la década pasada es inevitable pasar por alto el de una mujer. Una andaluza que ha ido creciendo a pasos agigantados. Como esa marea que se acerca a la orilla. Como la lava, a punto de morir disparada del volcán. Como la artista que era, y que es. Alguien que es indispensable en nuestro panorama musical. Tan nadie y tan toda como es Vanesa Martín.

La malagueña se ha convertido en estos últimos años en una de las artistas más queridas y con mayor reconocimiento de España. Pero Roma no se construyó en dos días y su carrera tampoco. De hecho, han tenido que pasar varios discos, muchas canciones e infinidad de acordes en su guitarra para que su valor se pusiera en alza. Desde aquella Málaga natal, pasando por su adoptiva Madrid, por sus poros retumbaba música y así lo hizo saber con su primer disco, ‘Agua’.

‘Trampas’, su segundo disco, fue un paso más en firme para la andaluza, que incluso llegó a colarse en la lista Promusicae de discos. Y ‘Cuestión de Piel’ confirmó que aquellos que la conocían apreciaban su música y los que aún no lo hacían no sabían lo que se estaban perdiendo. Aquí pudimos escuchar joyas como ‘Borracha de amor’, ‘Arráncame’ o ‘No te pude retener’.

Crónica de un baile (infinito)

Pero sin duda ‘Crónica de un baile’ fue esa mano que nos invitó a saltar al vacío con ella. Un disco que la puso a un nivel similar de los grandes cantautores de pop actual en nuestro país. Un álbum con el mismo sentimiento que los anteriores pero con más fuerza y más sonado, más potente. Una antesala deliciosa para ‘Munay’, el que hacía cinco y con el que realizó una imponente gira.

‘Todas las mujeres que habitan en mí’ trajo consigo ‘Inventas’, uno de sus singles más exitosos hasta la fecha. Pero ha sido una mina en cuanto a sencillos, pues hemos descubierto más como ‘De tus ojos’ o Pídeme y es un disco con tantos matices y tantas verdades que es imposible abarcarlos en un puñado de escuchas. Y a principios de septiembre conocimos ‘Y vuelo’, el anticipo de ‘Siete veces sí’.

Un éxito que se basa en la autenticidad

Su música ha ido madurando a lo largo de los puentes tendidos a través de los discos. Del minimalismo de sus primeras canciones hemos pasado a sencillos algo más comerciales o con ritmos que experimentan con el ‘fado’ o el ‘dance’. Pero con un denominador común: la sensibilidad y la emoción. Ese es su terreno, donde crece y donde se crece. Letras que cantan al amor, a la diversidad y a la vida desde un punto de vista muy personal.

Su secreto recae en la honestidad que realzan sus historias. Si Vanesa Martín ha perdurado en el tiempo es, aparte de por su excelente voz, porque ha acariciado la piel de los que la escuchan, de aquellos que no buscan nada impostado. Sin bases estridentes, sin ‘beats’ marcados y con letras perfumadas de erotismo pero sin necesidad de sonar vulgar. Y sin miedo de mostrar que cada uno es libre de amar a quien su cuerpo diga sí.