Taburete arranca con su gira “La Broma Infinita” en el Nuevo Teatro Alcalá de Madrid

Taburete regresa a los escenarios para arrancar la nueva gira de su último disco
Fotografía: Tamy Mauri (@ladelasupercam)

Tras varios meses de espera Taburete ha vuelto a los escenarios para arrancar la nueva gira de su último disco “La Broma Infinita”.

Ha sido el Nuevo Teatro Alcalá de Madrid el lugar elegido para hacernos disfrutar de cuatro noches consecutivas que nos han permitido volver a emocionarnos con música en directo.

Desde el 2020 estamos viviendo una época compleja que ha exigido que todos tengamos que reinventarnos para poder seguir disfrutando de conciertos en directo y el grupo también ha tenido que hacerlo. Durante estos últimos meses hemos podido comprobar como todo puede cambiar en pocos instantes y a Taburete, a quienes no les faltaron palabras de cariño y un bonito recuerdo para los que por desgracia ya nos están con nosotros, también les ha tocado adaptarse a la nueva situación y optar por un formato reducido pero no por ello menos especial.

Sobre el escenario pudimos disfrutar de la magia de Antonio De la Fuente, de la batería de Simón Cordero, el bajo de Daniel Guadaño, la guitarra de Guillermo Gracia-Carrión, el embrujo de la trompeta de Patxi Urchegui, los teclados de un Víctor Elías que brilló durante todo el show y de las voces de Antón Carreño y Willy Bárcenas que agradecieron a todo el público haber comprado la entrada para acompañarles en una noche inolvidable.

Fotografía: Tamy Mauri (@ladelasupercam)

Nuevos temas y grandes éxitos consiguieron ser el tándem perfecto 

Fue “El Último Baile de Dunas Mitchell”, una de las nuevas canciones incluídas en “La Broma Infinita”, la encargada de dar comienzo a la increíble noche que nos hicieron vivir, en la que no poder bailar no impidió que disfrutásemos de principio a fin y que cantásemos todas las canciones, aunque tuviésemos que hacerlo con mascarilla.

Pudimos escuchar “2018: Odisea en el Espacio”, “Abierto en Vena”, “Calçots y Mangos”, “Brindo” o “Venado Tuerto”, que el propio grupo ha calificado como el tema más rockero de toda su carrera. No obstante, Taburete sabe que, además de las últimas canciones que hemos conocido, también nos gusta escuchar y recordar sus grandes éxitos, por lo que no pudieron dejarse fuera del setlist “Beleforón”, “Mariposas”, “Sirenas” o su icónica “Madame Ayahuasca” con la que consiguieron que todo el público recordase esos conciertos anteriores a la pandemia donde no había que guardar distancia de seguridad y podíamos bailar y saltar agarrados a la persona que teníamos al lado.

Uno de los momentos más emotivos de la noche llegó casi al final del concierto cuando Willy salió solo al escenario acompañado con una guitarra a cantar “Mamá” y con la que consiguió emocionarnos a todos desde los primeros acordes.

El broche de oro a esta mágica noche lo puso “Caminito a Motel” y una versión de la conocidísima “La Vida es un Carnaval” de Celia Cruz, momento en el que se desató la locura creando un inmejorable fin de fiesta.

En definitiva fueron casi dos horas de emociones, diversión y momentos que quedarán para siempre en el recuerdo. Como siempre nos han dejado con ganas de más y esperamos poder volver a disfrutar pronto con ellos.

Fotografía: Tamy Mauri (@ladelasupercam)