“Superbloom”, el viaje en solitario de Ashton Irwin

“Superbloom” es la primera aventura en solitario de Ashton Irwin lejos de 5 Seconds Of Summer, en forma de álbum alternativo con toques rock.

“Superbloom” es el nuevo álbum en solitario de Ashton Irwin, más conocido como el batería de la banda australiana 5 Seconds Of Summer. Después de la salida de “CALM” en medio de la pandemia, Ashton empezó a experimentar por su cuenta al margen de los proyectos de la banda pero con el respaldo de esta. Aquí, el cantante expande sus horizontes como artista multi-instrumento y actúa como vocalista e incluso como coproductor junto a Matt Pauling.

El artista se embarca con “Superbloom” en una aventura en solitario lejos de 5 Seconds Of Summer. En él, Ashton cuenta su historia, sus sentimientos y hasta los episodios más oscuros de su vida. Acompañado por un equipo que es parte de su círculo de amigos, crearon el álbum cuando todavía no sabía ni si este llegaría a ver la luz. En su nacimiento, fue un álbum muy casero que por fin ve la luz. Ashton ha descargado todas sus inquietudes en “Superbloom” en un proceso de sanación, ahora con este a la venta pretende que también sirva de ayuda a todos los fans y que encuentren algún tipo de paz cuando lo escuchen.

En cuanto a géneros, “Superbloom” es la mezcla perfecta entre lo rock y lo alternativo. Las melodías suenan acorde a lo que pretenden contar las letras de las canciones, en las que apuesta por transmitir mensajes y contar historias.

Track by track

“Oscuridad”

Solo con escuchar el inicio de “Scar” ya sabes por qué precisamente esta tenía que ser el inicio del álbum. Esta canción perfectamente podría ser una carta a su familia y al mundo. Junto con las menciones a su madre, su hermana y su hermano; manda un mensaje de sobre resistir y mantenerse vivo. No importa lo duro que sea, no importa que luego queden “cicatrices”. En “Have u found what ur looking for?” el artista hace la pregunta “¿Has encontrado lo que estabas buscando?” deseando que la respuesta sea afirmativa. Esta canción funciona como precuela a la anterior, “Scar”, aunque estén en orden inverso, narrando el momento en el que Ashton abre los ojos, asume el daño y simplemente espera un futuro mejor.

En “Skinny Skinny” trata un tema muy personal para él y bastante delicado, la dismorfia corporal. O en palabras del propio Ashton Irwin “no sentirte como en casa en tu propio cuerpo”. Aunque su letra no es explícita ni demasiado extensa, el artista se las ingenia para transmitir perfectamente el sentimiento, la ansiedad y el desasosiego que este trastorno provoca. “Greyhound” habla de resiliencia, de no rendirse, de no parar. Utilizando la persecución de un galgo a un conejo para decir que nunca hay que dejar de correr para conseguir lo que quieres, aunque al mismo tiempo se pregunta para qué es esa carrera y si el premio merece la pena. Como curiosidades, la metáfora de la canción nace de la infancia de Ashton, cuando trabajó en un negocio de carreras de galgos y presenció la crueldad con la que trataban a los animales que no conseguían llegar al pódium. Además, fue grabada en una sola toma en la casa del artista.

“Luz”

El interludio “Matter Of Time” es un rayo de luz entre la oscuridad, un mensaje de esperanza. Un recordatorio de que al final todo se arreglará, de que solo es “cuestión de tiempo”. Todo lo malo pasa y en cualquier momento la vida puede dar ese vuelco. “Sunshine” al igual que “Matter Of Time” insta a que las personas se centren en las pequeñas cosas y en la felicidad que traen a nuestra vida, a pesar de todas las problemáticas en las que está sumergido nuestro mundo en estos momentos (fake news, alarmismo, confinamientos, consumismo, coronavirus, etc.).

“Sombra”

“The Sweetness” habla desde la dualidad. La canción es una lucha entre “la dulzura” y “la oscuridad”. Esa “oscuridad” aparece representada en forma de una monstruosa voz que repite los coros en la canción. Realmente, “The Sweetness” es una representación de la batalla mental entre el cantante y su depresión, siendo esa voz monstruosa sus pensamientos negativos. Su sonido recuerda al grunge de bandas de épocas pasadas y por el que Ashton Irwin se ha visto influenciado en parte para crear “Superbloom”.

En “I’m To Blame”, Ashton literalmente asume la culpa de una relación fallida. No es una relación tóxica, más bien era una relación que no funcionaba por la parte del artista. Aunque no lo hacía a propósito (quizá por la ya mencionada depresión), para no hacer más daño a la otra parte decide dejarla ir. Aquí, no se considera asumir la culpa como algo malo.

“Two birds on a wire, they don’t know that they’ll catch fire. We could find a way, words of wisdom cause you pain”

“Drive” con su ritmo más suave y mucho más relajado, hace honor a su nombre convirtiéndose en una canción perfecta para conducir. Utilizando el conducir como algo terapéutico, esta canción habla de la actual pareja de Ashton Irwin y de la pérdida de su padre. Así, se convierte en una canción de amor en la que el artista invita a su pareja a perderse un rato en la carretera para olvidar un poco el dolor (“We could take a drive downtown to the Pacific Coast, we could work it all out, tell me where it hurts most“).

“Perfect Lie” es ciertamente quizá la canción más curiosa para los fans. En ella el artista hace referencia a las canciones compuestas con su banda, 5 Seconds Of Summer, y como con algunas de ellas ya no se siente nada identificado. Un ejemplo son las canciones favoritas de los fans, o las que los llevaron a ser famosos y que ahora se ven obligados a cantar siempre incluso llegando a odiarlas (“La-la-lie, la-la-la-la-lie, I’ll sing it ’til I cry tonight. La-la-lie, la-la-la-la-lie, I’ll taste it just the one more time“).