Segunda jornada de Monkey Week SON EG

Llegábamos al viernes al Monkey Week con los oídos aún temblorosos de la noche anterior para quedarnos en la Alameda de Hércules. Aquí se concentran la mayoría de escenarios, contando con las salas, el Teatro Alameda y los dos escenarios al aire libre. Uno es el Happy Place, que es la famosa pista de coches de choque y el otro es el gran Escenario Ron Contrabando.
La primera parada sería en la mítica Fun Club, dónde el dúo catalán Cala Vento se preparaba para darlo todo. Con la sala a rebosar y una temperatura altísima, pudimos cantar, bailar y sudar uno de los directos nacionales que se ha ganado al público en este Monkey Week. Pudimos ver a Aleix y Joan sonriendo durante los temas que el público cantaba a pleno pulmón con ellos. Maravilloso lo que consiguen con sólo guitarra y batería.

Para seguir bailando nos quedamos en la misma sala, ya que los siguientes en pasar por ella serían Iseo & Dodosound. Los pamplonicas nos traen ritmos y bases de funk, reggae y dancehall cálidos, que acompañados de los Mousehunters, cuarteto de viento formado por dos saxos y dos trompetas, consiguieron que los asistenten se entregasen como si estuvieran en una pista de baile. Además, los continuos ánimos de Iseo (Leire) no hacían más que seguir encendiendo a un público ya entregado, que disfrutó de un espectáculo breve pero intenso.

De FUN CLUB corremos al Espacio Santa Clara para poder ver a RRUCCULLA.La joven bilbaina nos trajo una sesión de pop experimental y electrónica que sorprendió a los asistentes. Sóla ante el público con su portátil y su sintetizador, encajaba bases con solos de batería espectaculares. Si buscáis una electrónica diferente, la recomendamos.

Cambiamos de ritmo drásticamente, pero seguimos con las chicas. En el Teatro Alameda se subía al escenario MS Nina. La princesa del extrarradio era la encargada de calentar la sala con su mezcla de cumbia y reggaeton, y lo consiguió. Se despidió haciendo subir a dos chicas del público al escenario para que les enseñasen cómo se baila en Sevilla.

Tras el calor del sur de América, subimos a NY, hogar de otra de las cabezas de cartel de este Monkey Week, Princess Nokia.
Empezó por todo lo alto con su hit Tomboy y el público enloqueció. La neoyorquina no paró de bailar por todo el escenario, casi todo el tiempo justo al borde, chocando y estrechando manos a sus fans de las primeras filas.
Durante el concierto, ella misma paró la música en dos ocasiones para que le ajustasen el sonido y para abroncar a alguien del público por agarrarle el vestido durante uno de sus bailes al filo del escenario.

Llegando al final, nos dedicaba en un atragantado español (tiene raíces puertorriqueñas) un pequeño monólogo en el que nos advertía que tenemos que ser fuertes y luchar por lo que soñamos. Toda una declaración de intenciones de la joven trap queen.

Segunda jornada de Monkey Week SON EG
Vota este post

Miriam

Me emociona la música en directo y me escapo a algún concierto siempre que puedo. Lo mío es el diseño, la fotografía y a veces también la ilustración. Me expreso mejor con imágenes, pero haré un esfuerzo.

Miriam

Miriam

Me emociona la música en directo y me escapo a algún concierto siempre que puedo. Lo mío es el diseño, la fotografía y a veces también la ilustración. Me expreso mejor con imágenes, pero haré un esfuerzo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies