Nil Moliner: «‘Bailando en la batalla’ es la filosofía del disco, la filosofía de mi vida»

Nil Moliner anunció que su primer álbum, ‘Bailando en la batalla’, saldrá a la luz el próximo febrero. Además de nuevo disco, estrena gira, que le llevará por toda España a lo largo de 2020. Con este motivo nos sentamos a hablar con él sobre el proyecto más importante de su carrera hasta la fecha, sobre su experiencia en su gira ‘El Despertar’ y sobre todo su recorrido.

Has anunciado que sacarás tu primer álbum, ‘Bailando en la batalla’, el próximo febrero. ¿Cómo has sentido la respuesta del público? ¿Qué sentiste el día que lo anunciaste?

Estaba súper nervioso porque era muy loco anunciar algo en lo que he estado trabajando durante tanto tiempo, en lo que he trabajado muy duro. Queda mucho trabajo, pero es una locura. Es mi primer disco, fue algo mágico anunciarlo. Además el feedback con la gente fue brutal, estuve leyendo sus comentarios y fue genial recibir su respuesta.

¿Por qué has llamado a tu disco ‘Bailando en la batalla’?

El concepto es que ante los problemas las personas tenemos que bailar. Es muy simple, es como esa expresión tan graciosa… “Si la vida te da la espalda, tócale el culo” *risas*. Me baso en que todos tenemos problemas, nos pasan cosas graves o no tan graves, pero si a todo problema le pones humor, si bailas un poco, los problemas se van a reducir, seguro. ‘Bailando en la batalla’ es la filosofía del disco, la filosofía de mi vida.

¿Qué nos puedes adelantar del disco? ¿Qué encontraremos?

En el disco va a haber un poco de todo. Cada letra va a tener su banda sonora. Todos las canciones que he ido sacando son distintas. Si escuchas ‘El Despertar’, ‘Mi Religión’ o ‘Soldadito de Hierro’, son muy variadas, no tienen nada que ver. Es cierto que pueden tener arreglos parecidos, pero son estilos diferentes, como lo que hay dentro del disco, variedad. Aunque si te soy sincero, todavía estoy buscando qué va a haber en el disco, porque seguro que hay canciones nuevas que ni siquiera he tocado en directo.

¿Esperarás hasta febrero sin sacar algo nuevo?

Va a haber sorpresas porque es mucho tiempo sin sacar nada. Evidentemente tengo la gira hasta el 12 de diciembre, pero a nivel de material seguro que saldrán cosas.

En los últimos meses has colaborado con Dani Fernández en ‘Soldadito de Hierro’ y con Rayden en ‘Tal Vez’. ¿Dentro del disco tendremos alguna sorpresa?

Pues no lo sé, puede ser. Mis colaboraciones nacen de la proximidad y de la cercanía que se genera con un artista. Con Dani, por ejemplo, pasó eso. Nos vimos antes de verano y nos dimos cuenta que éramos tipos iguales, con las mismas inquietudes e igual de locos de la cabeza. Empezamos a hablar y a fliparnos y nos dijimos “vamos a grabar una nueva versión de ‘Soldadito de Hierro’, vamos, ¡vamos!”. Además es de la misma compañía que yo, Warner, y fue súper fácil. Así que en definitiva, solo tiene que surgir esta locura con más gente durante este tiempo.

Hablando de ‘Soldadito de Hierro’, ya es disco de platino. ¿Cómo te sientes?

Son informaciones que me gustan mucho pero que a la vez no sé realmente lo que significa. Para mí que sea disco de platino o de oro es que la gente la cante. Me encanta ver el cuadro con el que te dan el disco y ver las escuchas en Spotify, me gusta mucho. Pero esa información no termino de creérmela hasta que no veo al público cantándola. Es una locura.

Además de disco anunciaste también nueva gira. ¿Tenéis ya algo pensado en cómo será?

Realmente todavía no nos hemos puesto a prepararla, pero es cierto que estoy muy loco, llevo muchos años pensando en cómo será. Quiero que sea una locura, que no sea un concierto, quiero que sea un espectáculo. A día de hoy intentamos hacer eso, pero en la próxima gira queremos que sea mucho más grande. Quiero que sea dinámico, que haya un espectáculo de luces, de efectos, de cosas locas. Quiero que la gente vaya y sea una conexión para que realmente haya una desconexión. Que la gente se olvide de la vida por un instante y que vea una locura encima del escenario y sea parte de ella.

En la anterior gira pasaste por la Joy Eslava y en esta nueva gira será en La Riviera. ¿Cómo fue la experiencia?

Siempre lo digo, Barcelona es casa, es mi casa. Además tuve la suerte de tocar este año en las fiestas de la Mercè y lo dije que siempre será mi casa. Pero de repente te vas a Madrid, que no es tu casa, pero te sientes como en ella, es muy fuerte porque eso lo hace la gente. Es una locura. Lo noté desde el primer concierto en la Costello, luego en la sala El Sol, luego la Joy y ahora la Riviera. Nunca he tocado ahí, bueno, con La Pegatina hace unos días, pero me han dicho que es muy fuerte. Verás que risas con los nervios.

Como bien has dicho, estás todavía con tu gira ‘El Despertar’, donde has hecho Sold Out en gran parte de los conciertos. ¿Cómo ha sido la experiencia?

Yo siempre digo lo mismo y me repito, pero para mí son fallos informáticos, es imposible que la gente compre todas mis entradas *risas*. Ahora en serio, es muy fuerte, tan fuerte como peligroso, porque, al fin y al cabo, te acostumbras a ir cuando está todo lleno. No me gusta saber el número de la gente que va, porque me da igual que vayan 5, 100 o 2000. Es un sentimiento contradictorio, porque mola pero sabes que no es normal, así que me digo “tranquilo”.

¿Cómo ha sido todo el proceso para llegar hasta donde estás?

Yo creo que he sido muy insistente, he picado mucha piedra. A veces pienso “¿esto estará pasando por casualidad?”, pero luego me paro a pensar en todo lo que hemos hecho, en lo que hemos sufrido, tocado, llorado y digo que no, que no es casualidad. Es evidente que hay una parte de causalidad y una parte de suerte pero hemos trabajado mucho, hemos hecho muchos conciertos desastrosos. Pero ahora veo como la cosa crece y miro a mi alrededor, trabajamos 18 personas, entre luces, sonido, merchandising, la banda, todo el equipo… Miro a Ignasi y Ferrán, que son con los que empecé haciendo covers y es muy fuerte, mola mucho. Pero claro, llegar hasta aquí es muy duro, hay que trabajar mucho, hacer muchas canciones, estar mucho en el estudio. Muchos días vuelves a casa del estudio hecho una mierda y te replanteas si vales para esto, pero al día siguiente vuelves y sacas provecho de la canción que no veías nada. Todo esto es el resultado de muchas cosas que hemos ido haciendo.

Melómana. Estudiante de Periodismo y Comunicación Audiovisual.

Paula Enríquez González

Melómana. Estudiante de Periodismo y Comunicación Audiovisual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies