Neox Rocks: Atresmedia también le da al indie

Parece que Madrid y sus alrededores no quieren quedarse atrás en lo que a festivales se refiere y se ha puesto las pilas. Ya lo apostó prácticamente todo con la primera edición del Mad Cool en junio y continuó arriesgando con el cartel del universitario Dcode (10 de septiembre) en su quinta edición. En esta línea, el pasado fin de semana le tocó el turno a la ciudad de Getafe con la tercera edición del Neox Rocks, que  aumentó a dos días su oferta musical. Atresmedia se apunta al tirón de los festivales low cost llenado su cartel de bandas nacionales y alguna apuesta internacional. Ni el cuestionable emplazamiento en el polígono Los Gavilanes, la escasa oferta de restauración, los fallos constantes del sistema de pago cashless o la competencia con el ya asentado y referente nacional, Granada Sound Festival, pudieron con las ganas de empaparse de buena música y buen ambiente.

¿Qué pasó? ¿Qué sonó?

Viernes 23 – Neox Rocks

Tras vivir una auténtica odisea para llegar al recinto, repleta de anécdotas, contratiempos y falta de información, padecer el agobio de ser condecorado por la pulsera soñada, varias barreras de seguridad nos esperaban con sus guantes curiosos para darnos el último pase a la gloria. Y allí nos plantamos: recarga pulsera, coge buen sitio y a escuchar. Las inclemencias del transporte capitalino hacia sus municipios nos condenaron a llegar a las últimas notas de Xoel López, en el escenario Neox, quien, en un segundo, es capaz de levantar el último vello corporal con  Yo solo quería que me llevaras a bailar o Patagonia y despertar esos recuerdos deluxe al escucharle Que no a coro con los asistentes en una declaración de intenciones colectiva.

Había que dividir el tiempo entre Nudozurdo y Miss Caffeina que se solapaban en horario.  Los primeros, dieron muestras de que tres músicos entregados pueden funcionar como una banda de numerosos músicos conectando con el público, recogido en el escenario más pequeño, el Stage III. Miss Caffeina, subidos en el escenario Wiko, que está viendo ascender sus seguidores como la espuma y presentes en un gran número festivales nacionales, hacía saltar y bailar con su sonido fácil y temas tan pegadizos como Mira cómo vuelo, de su último álbum, Detroit, publicado este mismo año.

Los omnipresentes Izal nos hacían regresar al escenario Neox, abarrotado, lo que lleva a pensar y confirmar que eran el reclamo del día. Ofrecieron un setlist que va a lo seguro, cuyos fans saben de carrerilla pero que siempre funciona cuando uno se deja emocionar. Mikel a modo de orador casi celestial, iba deteniendo el recital para ofrecernos pequeños discursos. Destacable su mención y homenaje a Supersubmarina a quienes dedicaron Prueba y error dejándonos con el estómago un poco retorcido.  Los ánimos subieron con el anuncio de un fin de gira de Copacabana en el Palacio de los Deportes de Madrid en el mes de febrero. El  último tramo del concierto lo protagonizó la revolución que aún provoca el “todos a la mierda” de Magia y efectos especiales y el ya sabido, pero deseado bis: Qué bien y La mujer de verde para acabar con el desenfrenado Baile y la fiesta del no somos nadie. Adeptos o no, no hay duda de que los de Mikel Izal enganchan y que van a quedarse en la escena musical durante un largo tiempo.

Neox Rocks

Desde el escenario Wico, los murcianos, Second nos suben las pulsaciones. La voz y el espíritu entregado de Sean Frutos junto con unos músicos muy potentes, envuelven al público y convencen. Las letras amplificadas apelan a las realidades y experiencias más humanas. El sonido mejorado en concierto, respecto a los álbumes de estudio hace que Second regale uno de los mejores directos del panorama nacional (con permiso de Vetusta Morla). Los asistentes deliran con Rodamos o Primera vez y se deja vaciar cuando suena Nivel Inexperto. Los pies no para de moverse con 2502, aunque hasta que no nos conducen al Rincón exquisito no nos quedamos satisfechos.

Aún exquisitos y con los pies inquietos, los que aún quedábamos en el recinto nos dirigíamos al Stage III donde nos  esperaban los Indiescabreados Djs, seguidos de Ochoymedio Djs. El paso de la noche y el aire fresco habían hecho filtro dejando a unos cuantos valientes saltando y bailando con las pinchadas de estos djs que no nos dejaban parar de movernos. En el escenario Neox, los seguidores de la música electrónica pudieron gozar con la experiencia de Carlos Jean antes de descansar para poder continuar con la música en la misma parte al día siguiente.

Y que siga la fiesta…

Sábado 24 – Neox Rocks

Tras pagar sin música el día anterior, en esta jornada se logro llegar aún con luz del día. Quizás este segundo (y último) asalto de festival, de entrada, atraía a menos público, lo que se dejó notar sensiblemente en el recinto. Sin embargo, la experiencia musical que vivimos no tuvo nada que envidiar al día anterior.

Neuman nos deleitó con un concierto de una calidad excepcional y mucho guitarreo. Un espectáculo auditivo en el escenario Neox. La voz de Paco Román ecualiza junto a sus guitarras (va acompañado de un buen muestrario) las cuales tienen un protagonismo propio y único. Sonidos eléctricos, metalizados, riffs eternos que alargan cada tema para extenuación acústica de los asistentes, metidos hasta el fondo en lo que ocurría ante nosotros. Los directos de los murcianos toman un carácter muy especial como ocurrió con Too Pretty,  Tell you o la reciente I love you. La tarde y su color favoreció que la archiconocida Turn it tomara unos tintes muy simbólicos para los asistentes en una cita menos multitudinaria pero no por ello poco especial.

Neox Rocks

Las notas de fuera de nuestras fronteras la pusieron los suecos The Royal Concept. Uno se muestra un poco escéptico ante una banda de jóvenes cuyo tema On our way suena por todas partes, incluso en ámbitos no musicales. Es inevitable preguntarse si son capaces de ofrecer algo más. Y lo hicieron. Nos hicieron reír, saltar, bailar y demostraron tener una soltura y un control de las tablas muy decente. Los temas Radio o Shut the world con un hiperactivo cantante confirmaron que saben hacer algo más que un éxito de las pistas. Aprobado alto.

De nuevo en el Wico. Sin descanso, a gritar con La Habitación Roja. La veteranía es un grado y da excelencia. La entrega y la clase de Jorge Martí, su vocalista, fue altamente correspondida por un concurrido aforo que creó un ambiente muy especial. La media de edad también jugaba su papel. Las letras profundas mantienen a los seguidores de siempre y enganchan a los nuevos. Indestructibles dejó con el corazón en un puño; You gotta be cool, bailable como la que más;  la desgarradora, pero necesaria, Ayer, entre otras tantas, hacen que siempre venga bien ir a verles.

Uno de los momentos más esperados de la noche fue ver a Lori Meyers. Subidos en el escenario Neox, delante de una enorme pantalla donde se iban reproduciendo efectos e imágenes que complementaban los temas memorizados por todos. Ellos saben muy bien como ir afectando los humores de su público a través de El tiempo pasará, Emborracharme, Planilandia o Mi realidad… Sonidos y voces muy únicos, que a pesar de algún fallo técnico, fueron aplaudidos por los que allí nos encontrábamos.

Turno de los vascos WAS, (los We Are Standard de siempre, por si alguno anda perdido). El concierto que se marcaron fue frenético. Bien por sus temas, bien por sus barras de luces, era imposible parar. Fueron muy disfrutados los temas Irrintzi y Until it Melts, ambos de su último trabajo Gau Ama. Las fusiones musicales de este grupo conducen a un sentimiento optimista y las piernas se mueven solas.

Neox Rocks

Los esperadísimos Elyella Djs echaron el cierre a la noche y, por tanto, al festival. Quienes ya les conocemos, solemos vivir algún flashback de remixes y casi que sabemos cuándo nos va a venir el confeti encima, pero eso no nos quita nunca las ganas de bailar, que con ellos están aseguradas. Let´s dance del maestro Bowie, Let it happen (Tame Impala), Freedom (!!!), Clearest Blue (Chvurches) o la reaparición del cantante de The Royal Concept intentando entonar On our way, fueron algunos de los momentos que vivimos antes de poner el broche final a esta nueva edición del Neox Rocks.

Aunque la organización dejara algo que desear, los pulmones se nos llenaran de polvo, la vuelta a casa fuera larga, se dejó claro que la música puede y debe estar por encima de todo. Además la entrega, la profesionalidad y la calidad de cada una de las bandas que se subió a alguno de los tres escenarios ganaron la batalla a las quejas y a las críticas haciéndonos soñar una vez más. ¡Larga vida a los festivales!

Neox Rocks: Atresmedia también le da al indie
Vota este post

La música, lenguaje poderoso capaz de rescatarte.

El Rescate Musical

La música, lenguaje poderoso capaz de rescatarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies