Natalia Lacunza y Pol Granch arden ‘En llamas’

En llamas, Natalia Lacunza y Pol Granch

A Natalia Lacunza y Pol Granch les une una gran amistad bien conocida por todos sus seguidores, quienes, sin duda, pedían desde hace tiempo que llegara el día de hoy. Este jueves, ambos artistas han presentado su primera colaboración conjunta y se trata de un tema en el que arden ‘En llamas‘.

La semana pasada conocíamos el último single de Natalia, ‘Olvídate de mí’, una canción con la que ha demostrado saber reinventarse musicalmente. En cuanto a Granch, hace unos meses publicaba uno de sus mayores éxitos hasta el momento, ‘Te quiodio‘.

Hace apenas unos días, la extriunfita y el ganador de FactorX 2018 anunciaban en sus redes sociales -ambos vestidos de blanco frente a un fondo rojo y el cantautor sosteniendo el fuego en su mano derecha- que había llegado el momento de presentar ‘En llamas‘.

‘En llamas’: personalidad y ciencia ficción

La canción -compuesta junto a Luis Sansó y producida por Luichi Boy e Iñaki de las Cuevas– cuenta con una fórmula que augura un éxito seguro para sus autores: una melodía particular y un mensaje directo. Además, las voces de sus dos intérpretes combinan a la perfección y las armonías, acompañadas de efectos futuristas, llevan al público a un lugar muy íntimo y profundo.

La letra es parte esencial en la personalidad de este dueto. Algunas frase como “dime lo que sientes sin disimular, para qué esperar y dejarlo pasar” o solo dame cuatro pautas para poder saltar a tus espacios blancos por colorear” resumen las peticiones que hacen los protagonistas como respuesta a su necesidad de comprensión.

El estribillo con “si quieres verme en llamas, dame gas para encenderme, dame paz para quedarme” presenta el fuego como solución al sufrimiento y mantiene el patrón de pedir a la otra persona las condiciones para cumplir lo que desean.

El videoclip -dirigido por Mario Arenas– muestra a ambos artistas vestidos de blanco atrapados en una especie de nave espacial en la que son sometidos a pruebas físicas y psicológicas. Los dos protagonistas, las luces de neón y el fuego como elemento clave destacan junto a los efectos especiales -propios de una película de ciencia ficción- destacan por encima de todo. La historia termina con Natalia y Pol juntos de nuevo, al volver a ver la luz.

La primera colaboración de Natalia Lacunza y Pol Granch ya se encuentra disponible en todas las plataformas digitales, incluido su videoclip: