Natalia Lacunza y dani inundan de emoción el Tomavistas Extra

Tomavistas Extra se estrena con éxito en IFEMA con Natalia Lacunza y dani. Más de 600 personas disfrutaron de la primera jornada del festival
Natalia Lacunza en Toamvistas Extra. Fotografía: Adrián Yuste - Tomavistas

Iba a empezar una velada ideal para un domingo melancólico y lluvioso. El público se refugiaba del chaparrón que caía sobre el IFEMA con chubasqueros repartidos por la organización. Debido al imprevisto, se tuvo que retrasar el concierto. Por suerte, ese inconveniente no iba a dejar que no apareciese más tarde la otra nube sobre nuestras cabezas; la del “EP2” de Natalia. Ahí sí que dejamos que nos llovieran las emociones encima. 

Tras la espera ambientada por una integrante del dúo de DJs Ópera Primas, a las 21.15 apareció dani Costas con su pop bailable de corte lofi y ofreciéndonos un proyecto cuya estética está muy bien cuidada. Vino a presentar su nuevo disco “Veinte”, de una sensibilidad especial y que trata las dudas vitales y las emociones que reinan durante la veintena. La gallega abrió su concierto de presentación con “Dónde estás”, una oda a la nostalgia de un amor que se marchó.

 “Ojalá vivir tranquila”, el siguiente tema, cuenta con una base electrónica muy rítmica y que nos introduce en su estilo contemporáneo. 

Saludando a su público algo emocionada, la joven artista de tan solo 22 años también agradeció a Natalia la oportunidad de poder presentar su nuevo trabajo. Seguidamente, llegó el momento íntimo sin su banda. La artista y su teclado tomaron el foco: “esta canción habla sobre el tiempo. Cómo todo se va rápido de nuestras manos. Hay que aprovechar porque pronto llegan las despedidas”. Introdujo entonces “Cómo solía creer”, uno de sus temas más viscerales.

Con su guitarra se hizo un poquito más grande con la versión de “Bizarre Love Triangle”, de New Order, un clásico. 

Llegaba el momento de las presentaciones: volvió su banda al escenario entre aplausos, les dio las gracias y nos los presentó: Yago al bajo, Manu Blanco a la guitarra y María, su bailarina.  Pese a que hacía un poco de frío, dani  nos llevó a la orilla del mar con sus visuals impresionantes (proyecciones hechas por Silvia Coca) de fondo y con su tono más hawaiano en “Hoguera existencial”.

En “Lágrimas” dani literalmente ascendió al cielo dentro de una burbuja (en su videoclip) y acabó con su tema con más escuchas en Spotify: “Si te vas”. 

A las 22.20 era el turno de Natalia Lacunza y sus chicas. Con la pureza que quieren transmitir con su música aparecieron todas de blanco como presagio a lo que se venía. “A otro lado” fue el primer tema y bien aclamado por su público. Natalia dio la bienvenida a los/as asistentes y agradeció la gestión a quienes trabajaban para el Tomavistas Extra

“Algo duele más”, “En Llamas” y “Otras Alas” nos siguieron introduciendo en el universo Natalia. Con su fuerte y magnética personalidad y su vozarrón nos iba conquistando a medida que avanzaba en su repertorio.

Como la navarra es una caja de sorpresas, se arrancó con una versión de Sen Senra: “Ya no te hago falta”. La nostalgia que acompaña a los domingos se acrecentaba cada vez un poco más. “Estoy muy emocionada. Es el primer bolo en Madrid donde canto mi repertorio más personal”. “Boys”, de su primer Ep “Otras Alas” es un canto de una mujer empoderada que no se dejará dominar nunca más.

Tras su “Ya te vas” llegó la primera sorpresa: María Blaya y su tema “De Mi Para Ti”, a dúo con Natalia. La banda entera les regaló este momento especial a ellas dos solas y se sentaron alrededor a observarlas con admiración. El contraste del vestuario blanco y negro de ambas artistas remarcaba la cuidada estética del Tiny Tour, siempre impecable y muy pertinente. Finalmente, toda la banda abrazó con mucho cariño a María, para despedirla. 

Llegó entonces la mística y sofisticada “Gata Negra” de su primer Ep y de nuevo apareció la soft Natalia con “No te veo”.

Dentro de su repertorio la artista domina muy bien las emociones y nos demuestra en su directo de calidad lo polifacética que puede llegar a ser. Se empoderó de nuevo con “Olivia”: “Ella es el alter ego que tiene valor para enfrentarse a las cosas que vengan”. Con una transición inesperada, al terminar con “Olivia”, la extriunfita nos trasladó a la academia de Operación Triunfo con su tema de la gala 0 que fue el primer paso al éxito: “Crazy” de Gnarls Barkley. 

El bedroompop se apoderó del IFEMA con “Llueve” (ft. MORI). Después presentó  a su banda femenina (Paula al bajo y a los coros, Tere al teclado y a los coros, María a la batería y Luz a la guitarra) y les recordó lo mucho que las quería. Acabó entonces su setlist con “Olvídate de mí”.

Era de esperar que existieran bonus tracks en el repertorio. Después de una falsa despedida las chicas volvieron a la carga con “Dile”. Jugando con contrastes de nuevo, Natalia sacó a la diva que lleva dentro a pasear y nos subió el autoestima con “One More Time” de Britney Spears.

No se podía ir sin su “Nana Triste” (colaboración con Guitarricadelafuente), que ya ha alcanzado las 30 millones de escuchas en Spotify. Este tema fue uno de los más emocionantes de la noche: Natalia y su tecladista nos regalaron una versión a piano preciosa y que logró sacarnos alguna lagrimilla. 

La noche junto a las chicas de blanco ya estaba a punto de terminar, pero Natalia todavía tenía una sorpresa, un as bajo la manga: la pareja de franceses Videoclub, Adèle Castillon y Matthieu Reynaud, que culminaron la noche con su tema “Roi”, cantándolo juntos los tres. 

El progreso y el talento de Natalia es indudable, su personalidad rupturista en cuanto a la industria musical se habla también. No es un producto prefabricado como muchos/as piensan, tras mucho esfuerzo y dedicación hemos visto a una Natalia Lacunza cómoda, siendo ella misma y contenta con su nuevo y ansiado proyecto. Auténtica en lo que hace. En este directo lo hemos podido comprobar. No dejes de ir a verla.