María Arnal y Marcel Bagés dejan pedazos de sus corazones en Sevilla

María Arnal y Marcel Bagés llegaban el jueves 26 a Sevilla, dos meses después de la primera fecha prevista (cancelada debido a problemas de salud de María), y el público no podía estar más expectante.

En el escenario solo veíamos dos sillas, un micrófono, dos guitarras, y una enorme pedalera con la que Marcel haría magia durante más de hora y media.
El arranque, con María y Marcel sentados, sería con 45 cerebros y 1 corazón, tema que da nombre al disco y que narra el hallazgo de una fosa común de los años de la dictadura franquista. No podían haber empezado mejor, la fuerza de esta canción es estremecedora.

Tras Bienes y Jo no canto per la veu también pudimos escuchar temas de su EP Verbena, como Cançó del taxista, a la que denominaron como “jota infinita”, o Cançó de Marina Ginestà.
María explicaba las anécdotas e historias que rodean a sus canciones mientras Marcel cambiaba de guitarra o la afinaba según la siguiente canción. Su compenetración y complicidad atraviesa el escenario y llega al público, haciendo sentir a cada uno de los asistentes que también pertenecen al maravillo espectáculo que están presenciando.
Hubo tiempo para salirse de su repertorio e interpretar un tema de El niño de Elche, Miénteme, quien escribió el libreto de 45 cerebros y 1 corazón. Tras La gent, inspirada en un poema de Joan Brossa, disfrutamos de la sensual No he desitjat mai cap cos com el teu la cual presentaba María como “reggaetonera total” ya que en un concierto empezaron a traducir la letra y se fueron dando cuenta con el público de que podría ser un reggaetón. María, entre risas, dijo que piensan grabarlo algún día, cuando ella mejore en el twerking.

Desmemoria suena increíble sólo con la voz de María, mientras Marcel hace de hechicero con los pedales, arrodillado frente a ellos, para después cambiar radicalmente de registro con Canción total, donde nos piden colaboración en las estrofas finales, dividiendo al público en sectores, para que entren en diferentes momentos. El público encantado, y ellos felices.

Uno de los momentos más esperados de la noche es escuchar Tú que vienes a rondarme, la preciosa canción que les ha hecho ganar premios y que tras las primeras notas, los asistentes empiezan a susurrar, dejando todo el protagonismo a la voz de María, que se mece por el escenario con una interpretación muy emocional.
Con el Ball del vetlatori, y su contrapunto, A la vida se despiden, para volver sólo con una canción más: Tu saps, última canción del disco.

Si no habéis visto a este dúo en directo, no sabéis que espectáculo os estáis perdiendo. Nos cantan que “la gente no se da cuenta del poder que tiene”, y yo pienso que ellos tampoco se dan cuenta del suyo.

María Arnal y Marcel Bagés dejan pedazos de sus corazones en Sevilla
5 (100%) 1 vote

Miriam

Me emociona la música en directo y me escapo a algún concierto siempre que puedo. Lo mío es el diseño, la fotografía y a veces también la ilustración. Me expreso mejor con imágenes, pero haré un esfuerzo.

Miriam

Miriam

Me emociona la música en directo y me escapo a algún concierto siempre que puedo. Lo mío es el diseño, la fotografía y a veces también la ilustración. Me expreso mejor con imágenes, pero haré un esfuerzo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies