Madonna relanza su canción más controversial: “What it feels like for a Girl”

Madonna, what it feels like for a girl

Este mes de abril, la reina del pop Madonna relanza su canción más controversial: What it feels like for a Girl, un EP estrenado en el 2000 cuyo videoclip fue censurado en las horas infantiles por mostrar demasiada violencia, ya en 2001. Veinte años más tarde, Madonna se vuelve a meter en la piel de aquella chica para reinterpretar “lo que siente la mujer”. 

“Lo que siente la mujer”

Lo que siente la mujer es también el nombre de uno de los once remixes de What it feels like for a Girl estrenados este mes de abril. Esta versión en español solo se conocía hasta la fecha por la interpretación que la artista había hecho en su Drowned World Tour. En manos de su quinta gira, en 2001, Madonna decidió presentar a sus fans el lado B de What it feels like for a Girl

El Drowned World Tour de 2001 estaba formado por cuatro secciones interpretadas de manera teatral. En la última de ellas, donde Madonna representaba a una Spanish Girl/Ghetto Girl, es cuando la artista dio voz por primera vez a la versión española de What it feels like for a Girl. En ella, la reina del pop habla de una Femme fatale a la que no se puede impresionar y que, por mucho que parezca confundida, ella es la que decide. 

La controversia 

What it feels like for a Girl fue controversial hace veinte años por presentar violencia. Sin embargo, alcanzó posiciones tan relevantes como número 1 en los Billboard Hot Dance Music de Estados Unidos, el número 2 en los FIMI Singles Chart de Italia o el número 42 en las listas Tokio Hot 100 de Japón. Y, actualmente, una semana después de su estreno, el videoclip suma más de 11 millones de visualizaciones.  

A pesar de no haber dejado de lado la violencia, hoy en día la controversia parece estar apagada con la nueva reinterpretación del videoclip. Además, a diferencia de la Femme fatale de la versión española, What it feels like for a Girl presenta un mensaje de valentía hacia las mujeres. Con él, Madonna se dirige a todas aquellas personas que crean que saben cómo es ser una mujer. Y, con eso, “el dolor se supone que no debe dejarse ver y las lágrimas verse caer cuando nadie lo sabe”. Un mensaje feminista que llega a muchos de los fans de la artista y reina del pop.