Fiesta de despedida de León Benavente en Málaga

La extensa gira de “2”, de León Benavente, está llegando a su fin. Este tour comenzó en abril del año pasado y le ha dado días y noches de gloria a la banda, que aunque llevaban años en la música individualmente, juntos solo tienen dos trabajos de estudio y un EP. Lo cierto es que no necesitan nada más para demostrar que son uno de los mejores directos nacionales y que sus conciertos son puro espectáculo.

El que vivimos (y sudamos) anoche en Málaga fue el antepenúltimo dentro del ciclo San Miguel Music Explorers On Tour, ya que la despedida oficial será en Barcelona y Madrid.

Aunque empezaron con casi media hora de retraso, se nos olvidó enseguida cuando empezó a sonar la intro de Tipo D. Los hits de “2” se siguieron enlazando con California y La Ribera para dejar paso a Se mueve, tema incluido en el EP En la selva. Sonriendo a una sala a rebosar, con todo vendido desde hace semanas, Abraham Boba agradecía el llenazo y explicaba lo afortunados que se sentían habiendo conseguido tanto en su “corta” carrera como banda. Lo cierto es que el público se deshacía en halagos y aplausos con cada final de canción y esto conseguía que ellos se entregasen aún más, si era posible.

Uno de los momentos de éxtasis llegó con Gloria, con la que Abraham bailó de un lado a otro de un escenario que claramente se le había quedado pequeño. Un escenario que por muchos ventiladores que tuviese, no evitó que al pasar el ecuador de la noche ya tuviésemos a la voz de los leones empapado en sudor.
Después de Celebración (Siempre hacia delante) y La palabra llegamos al bis con Habitación 615, temazo sincero con el que fueron subiendo la intensidad hasta dejar a la sala por las nubes mientras ellos “destrozaban” sus respectivos instrumentos.

No se hicieron mucho de rogar para volver porque nos tenían preparada una sorpresa: traían a un invitado. Tras presentarlo como alguien a quien admiran, que hace poco ha sacado su disco y que tiene una de las siluetas más reconocibles, caímos en que no podía ser otro que Ángel Stanich. Para goce de los asistentes, lo invitaron a cantar con ellos Maestros Antiguos y consiguió dejar sin aliento a Abraham Boba, que lo achacó a la juventud de Ángel.

Tras el momentazo, la banda amagaba con irse despidiéndose con Aún no ha salido el sol, pero enlazaron el final con la que ya habían pedido a gritos durante la noche: Ser brigada.
Otro momento cumbre que hizo que Abraham nos acercase el micrófono a las primeras filas para cantar con él, hasta que se decidió y se bajó del escenario para unirse al público. Mientras cantaba como podía, lo elevaron y se repitió la estampa de Abraham flotando entre un mar de brazos que lo mecían por la sala al ritmo la música.
Tras volver a tierra firme, rubricaron un final épico en el que vimos a los componentes de la banda y a los instrumentos por los suelos, y en el caso del teclado de Abraham, también pisoteado.
Un adiós muy León Benavente. Un adiós ESPECTACULAR.

Fiesta de despedida de León Benavente en Málaga
Vota este post

Miriam

Me emociona la música en directo y me escapo a algún concierto siempre que puedo. Lo mío es el diseño, la fotografía y a veces también la ilustración. Me expreso mejor con imágenes, pero haré un esfuerzo.

Miriam

Miriam

Me emociona la música en directo y me escapo a algún concierto siempre que puedo. Lo mío es el diseño, la fotografía y a veces también la ilustración. Me expreso mejor con imágenes, pero haré un esfuerzo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies