Y La Raíz hizo ‘brotar’ a Teruel

Dicen que lo bueno se guarda para el final, y en Teruel así lo solemos hacer, quisimos despedir el gran fin de semana de estas Vaquillas 2016 por todo lo alto, dejando la guinda del pastel como postre.

Pero antes de decir adiós a la prometedora noche del domingo 10 de julio, por la tarde el encargado de ponernos los dientes largos fue Green Valley, un concierto al que se va con unas expectativas tranquilas y del que se sale cargado de positividad hasta la médula y con una sonrisa de oreja a oreja. Gracias a él sé que       << me gusta ver la vida pasar, me gusta verla contigo >>.

Después del pedazo de concierto de esta banda de reggae, que hizo bailar a la ciudad entera, las ganas de volver a vivir un concierto de un grupo de alto voltaje iban en aumento, como así lo hacían las horas que La Raíz tardó en aparecer en el escenario de la peña turolense El Ajo. Porque los grandes se hacen de rogar y ellos no iban a ser menos. “Tendremos a la Raíz con nosotros en media horita”, con esta frase el speaker de la peña nos ponía nerviosos, ansiosos por vivir uno de los mejores conciertos que hasta el momento he tenido la suerte de presenciar y sentir.

Y digo sentir porque las casi dos horas que La Raíz nos hizo disfrutar hay que vivirlas y sentirlas, desde el minuto uno. Y no solo la música, también sus mensajes, porque este grupo valenciano son un altavoz más en contra de la injusticia, un grito de verdad, reflejo de actualidad y súplica de paz.

 

La Raiz

 

Su último disco Entre poetas y presos es un grito desgarrador de 12 canciones, cada cual más reivindicativa que la anterior. Estos 11 músicos lograron sacar el lado más rebelde y rockero de todos los que abarrotamos la carpa de la peña turolense, personas de la ciudad, de la provincia, de la comunidad y de cualquier rincón del planeta que se precie.

Personalmente, cada una de sus canciones me caló muy hondo, un directo que me clavó sus letras como una inyección en vena. La Raíz me hizo perder la voz, el miedo y la postura, porque no pude parar ni un solo segundo.

La intro ‘Las miserias de sus crímenes’ solo fue el primer guiño de este grupo con una década de música a sus espaldas. Volvimos a 2013 con la luna borracha y callejera, y a la Semana Santa recordando que <<ya no quedan santos, ni dios, ni dios, ni dios que os aguante>>. Cantamos al unísono el tema principal del nuevo álbum y otras tantas obras maestras, incluso fuimos leones gritando “Muérdeles”. Nos acordamos de una de las generaciones más brillantes de la historia de nuestro país y de los que se han tenido que marchar fuera y prometimos que nos volveremos a ver. Y para poner el broche final a una noche, a la cual el adjetivo magnífica se le queda corto, vimos la corona rodar y encendimos la hoguera de los continentes. Y un trozo de esa hoguera prendió la ciudad del Torico y los Amantes, e hizo brotar la raíz del pueblo unido de Teruel que tiene La Raíz como banda sonora.

 

la raiz teruel
La Raíz en Teruel vía FB La Raíz

El rock&roll y el calor siguen acompañando a este grupo que no descansa en un verano, que ellos mismos describen de infarto, con su gira, por lo que podremos volver a disfrutar de ellos y de su música en próximas ocasiones, como es el festival Arenal Sound.

Y La Raíz hizo ‘brotar’ a Teruel
Vota este post

Melómana, amante de la naturaleza y la naturalidad. Deja que la música te atrape y rescate, como a mí lo hace.

Laura Malo

Melómana, amante de la naturaleza y la naturalidad. Deja que la música te atrape y rescate, como a mí lo hace.

Un comentario sobre “Y La Raíz hizo ‘brotar’ a Teruel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies