El nuevo disco de La Desbandada, otra obra de arte

La Desbandada ha vuelto a confiar en Dromedario Records para publicar su nuevo disco. Un trabajo espectacular que saca a relucir la experiencia de la banda, sin dejar de lado su carácter.

La Desbandada es un grupo que me enamoró desde el primer día cuando los descubrí en la sesión de tarde de un festival en el norte de Lugo, allá por el 2016. Y es que verlos en directo es toda una experiencia. Recuerdo que en aquel concierto, Balta Hurtado, cantante y guitarra rítmica de la formación se metió un buen trompazo al caerse del escenario y ni por esas dejó de cantar. Sin duda un grupo de culto.

El primer disco, «Esta noche nos haremos viejos», según ellos, el más inmaduro debido a la juventud del grupo, es el más rockero. Las canciones suenan muy enérgicas, muy bailables. Este espíritu desapareció un poco con su segundo trabajo, Hoy venimos a morir. Aquí, se relajan un poco y aunque mantienen el mismo espíritu cañero de «Esta noche nos haremos viejos», el sonido cambia ligeramente. La banda se centra más en transmitir sensaciones con su música y menos en aporrear las guitarras. Ahora, su último trabajo, Acabamos de empezar, publicado hace unos meses por Dromedario Records, mantiene ese espíritu tranquilo del álbum anterior  y lo lleva a otro nivel.

«No quiero ver la vida pasar, no quiero verla si no es contigo. Daría todo por volver a empezar»

Es cierto que el grupo se está volviendo más tranquilo y menos rock. Pero también es cierto que en este nuevo disco, las guitarras, los riffs y los estribillos están mucho mejor metidos. Se nota la experiencia de estos años y la madurez de un grupo que ha evolucionado y que, sin dejar de lado su sello personal, ha ido descubriendo nuevas formas de hacer lo mismo.

Metiéndonos ya en materia, el disco abre con “Porqué”, una canción donde la guitarra rítmica está muy presente, muy cercana al sonido del primer disco y cuyo estribillo, por algún motivo, me recuerda a aquellas canciones más rockeras del disco La calle es tuya de Estopa. “Ya no queda nada” empieza como una balada. La voz siempre desgarrada de Balta solo es superada por un necesario solo de guitarra. “Retratos en blanco y negro”, es otra de estas canciones tranquilas. Algo que pasa mucho con esta banda, es que siempre parece que cantan baladas y luego acaban sorprendiendo. ¿Son baladas? Si. Pero con mucha personalidad, un sonido rock muy presente y con el sentimiento que pone el cantante en cada letra y que propicia ese escalofrío que se siente cuando una canción emociona.

Fuego eterno” y “Volver a empezar” siguen con el estilo del álbum, canciones muy interesantes que hablan de amor, pero también de esos momentos en la vida en los que no sabes lo que está pasando, te descontrolas y te revuelves contra tu propia suerte. “Mañanas de defunción”, es el single. Un tema rompedor, el más enérgico y pegadizo. Hay que escucharlo, aunque, como suele pasar, el single no siempre es la mejor canción del disco. Con “Soñaremos” vuelve la calma. Es un tipo de canción que, hasta ahora, siempre ha estado presente en los discos de la banda. En «Hoy venimos a morir», por ejemplo, este papel  lo asumía “Hace tiempo”.

«Noches de acción, mañanas de presión. Te faltan fuerzas para escapar del baile»

Lo que queda del disco, la traca final, probablemente sea lo mejor. Exceptuando, “Ahora”  que suena a relleno y no acaba de convencer. “No podrás huir”, “Ruinas de felicidad” y “Llegaste a mi” son verdaderos temazos. Canciones enérgicas y desgarradoras, cargadas de ese estilo característico del grupo. Por último, una nueva versión de “Ya no queda nada” junto a La Beriso cierra el disco. Para mí, la canción que tendría que haber sido single.

En resumen, «Acabamos de empezar» es un disco más que recomendable. La evolución natural de este grupo, que lleva ya varios años intentando explotar hacía el gran público y que, debido a las injusticias del mundo de la música, todavía no han alcanzado el lugar que le corresponde.

El nuevo disco de La Desbandada, otra obra de arte
5 (100%) 1 vote[s]

Andrés Bernárdez Diz

Me gusta escribir y escuchar música. A veces dejo de hacerlo para ducharme.

Andrés Bernárdez Diz

Andrés Bernárdez Diz

Me gusta escribir y escuchar música. A veces dejo de hacerlo para ducharme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies