La Bien Querida se despide de Madrid con “Premeditación, Nocturnidad y Alevosía”

A las 21:25 y tras la actuación del grupo telonero Meridian Response aparecía en el escenario Ana Fernández-Villaverde, vocalista y líder de La Bien Querida, para dar comienzo a su último show en Madrid antes de grabar el que será su próximo álbum. Con no más acompañamiento que el de su guitarra, La Bien Querida comenzó de forma valiente con su repertorio estrenando un tema inédito en acústico. La tranquilidad de este inicio “unplugged” dio paso a los acordes de uno de sus canciones más conocidas “A veces ni eso”, entrando en escena David Fernández y un miembro más de la banda que pondrían sonido a las guitarras, sintetizadores y a los ritmos electrónicos. De este modo comenzaron a desfilar por el escenario temas como “Hoy” o “Música contemporánea”, una de las canciones del concierto que más hizo bailar a los asistentes.

Sin apenas más palabras para el público que las de agradecimiento entre canción y canción, los sintetizadores tomaron si cabe aún más protagonismo en temas como “Alta tensión”, “Vueltas” o “Crepúsculo”. La noche avanzaba y llegó el momento de sacar una de las canciones estrella de la noche “Muero de amor”. Su ritmo ternario atrapó desde el primer segundo al público que coreó el tema con “premeditación y alevosía”. Con “Ojalá estuvieras muerto” o “Disimulando” La Bien Querida pudo comprobar en primera persona lo mucho que gusta entre sus seguidores ese toque más oscuro en su música. Poco a poco el concierto fue llegando a su fin con un “De momento Abril” más electrónico que el original y con los “Poderes extraños”, tema con el que se despidieron de la sala Joy Eslava. Sin embargo, cuando el concierto parecía acabado La Bien Querida volvió a salir al escenario y un miembro del staff entregó a Ana un gran ramo de flores con motivo de su cumpleaños. El público de la sala siguió a David y no dudó en cantar el cumpleaños feliz a la cantante. La Bien Querida se había reservado “Sentido cómun” como último tema para los bises cerrando así el show en acústico del mismo modo que lo habían comenzado.

La Bien Querida demostró en Madrid que su pop electrónico está más en forma que nunca. La sutil voz de Ana, la potencia de sus sintetizadores y esas letras tan personales posicionan al grupo como uno de los más originales y venerados por el público y la crítica. Les bastó apenas una hora y diez minutos de concierto para hacernos partícipes de ello. Tras esta despedida ahora toca esperar a la publicación de nuevo material que, por lo que pudimos comprobar al inicio del concierto, seguro que no defraudará.

La Bien Querida se despide de Madrid con “Premeditación, Nocturnidad y Alevosía”
Vota este post

Pianista, cantante, compositor y productor. Amante del marketing y la creatividad. Redactor en la revista musical El Rescate Musical.

Raúl Sanz

Pianista, cantante, compositor y productor. Amante del marketing y la creatividad. Redactor en la revista musical El Rescate Musical.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies