Descubriendo a Joy Crookes

Joy Crookes: Un viaje al pasado con letras tremendamente actuales

Un día viajando por las playlists de Spotify, me topé con la música de la londinense Joy Crookes. Nunca antes había escuchado nada de ella, pero su magnetismo y delicadeza al cantar me atraparon desde el minuto uno.

Su música me transportó al pasado; las guitarras eran suaves; la percusión, delicada; y el sonido del piano brillaba por si solo. Parecía música sacada de un piano bar en una película de los años veinte. Tenía personalidad, y eso siempre gusta dentro de una industria que muchas veces peca de apostar por lo fácil.

Pero lo que especialmente me maravilló, no fueron las melodías de las canciones, sino sus letras – que siempre tenían un porqué y un argumento sobre el que reflexionar.

Pongámonos en situación, Joy Crookes es una cantautora británica, criada en el multicultural barrio del Sur de Londres y dentro de una familia con descendencia bangladesha e irlandesa. La diversidad corre por sus venas, y eso se refleja en sus canciones.

Con tan solo 20 años, cuenta con tres EPs en el Mercado: Influence (2018), Reminiscence (2019) y Perception (2019), y su sueño es claro, “tener más confianza y elocuencia a la hora de componer, convirtiéndose en poeta”.

Mientras la mayoría de cantantes sueñan con llenar estadios, ella sueña con convertirse en una increíble compositora, lo que denota dos cosas: ama la música y que quiere dejar un legado con sus composiciones.

Lo cierto, es que ya está muy cerca de cumplir su sueño y es que sus letras son increíblemente honestas y personales. Según cuenta, siempre utiliza la misma fórmula para desarrollar la temática de las canciones: viaja al pasado y revive sus propias experiencias.

“Es como hablar conmigo misma, mirar al pasado, y pensar ‘no quiero que esto me vuelva a pasar, no quiero volver a ese punto’ y creo que es muy importante mirar atrás para poder seguir hacia adelante,» reconocía Joy Crookes en una entrevista para la revista The Line of Best Fit.

Pero su música no se queda en pequeños conflictos personales y sin trascendencia. Joy Crookes entiende que la música es un lenguaje poderoso y que eso conlleva una responsabilidad con la sociedad. Así que, utiliza sus canciones para reivindicar igualdad, hablar de femismo, rendir homenaje a la diversidad, o incluso criticar ciertos aspectos de la cultura británica.

Es sin duda una artista valiente y con mil cosas que contar. Sus canciones entienden de la vida, son sensibles y empáticas. Y sus letras denotan libertad e independencia. Todo ello, con un ritmo instrumental y natural, sin artificios. Quizá no llene estadios, de momento, pero ella es diferente y la diferencia y el talento son los mejores aliados de la música.

Así que os invito a que os perdáis en sus ritmos pop, R&B y soul; y también, a que os encontréis en sus letras. No todos los días se descubren artistas que utilicen su voz no solo para cantar, sino también para dejar huella.

 

 

Beatriz Alonso Montalvo

La música me da vida. A veces lo transformo en palabras, a veces en fotografías.

Beatriz Alonso Montalvo

Beatriz Alonso Montalvo

La música me da vida. A veces lo transformo en palabras, a veces en fotografías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies