Javy Ramírez debuta con «Lo que nunca te pude contar»

Uno de los debuts musicales más esperados llega con

Uno de los debuts discográficos más esperados de este 2021 era, sin duda, el de Javy Ramírez, quien ya se ha afianzado como un gran compositor y un intérprete excepcional. Su primer disco, «Lo que nunca te pude contar«, llega de la mano de los productores Pablo Cebrián Vicen Martínez e incluye once temas, entre los cuales se encuentran éxitos como «Qué sabrá Neruda» o «La frase«.

El exconcursante de OT2020 ha descrito este álbum como «un recorrido por sus vivencias y todas esas cosas que nunca supo cómo decir». En él, Javy regala múltiples historias que pueden personalizarse para cualquiera que las escuche y convertirse, así, en la banda sonora de distintos protagonistas. Esta facilidad para identificarse va íntimamente relacionada con la capacidad de emocionar desde la más absoluta sinceridad, característica inherente al artista.

«Lo que nunca te pude contar» suena a anhelos de libertad y a sentir sin miedo a nada. A través de melodías cuidadas al detalle y letras cargadas de poesía, se construyen once canciones, vividas y soñadas por Ramírez, pero también como regalo para su público. En su primer disco, el cantautor gaditano ha decidido cantar a lo largo de once historias todo lo que nunca pudo contar.

Todo «lo que nunca te pude contar» cabe en once canciones

El disco empieza con «Tu nombre«, instaurando un ritmo acelerado y presentando a una de las grandes protagonistas del álbum: la percusión. Javy ha contado que la escribió cuando estaba en la Academia porque echaba de menos a su pareja y, así, nace una canción sobre lo duro que es echar de menos. Todo explota cuando llega el estribillo: «Que aunque pueda verte, no siento tu piel, y ya no quiero más abrazos de papel; ya casi confundo el hambre con la sed, dime qué me queda«.

«Deudas» es la primera inédita. Habla del largo camino de superación que ha vivido para escapar de un amor por el que apostó de más. Destacan sus sonidos eléctricos y las segundas voces combinadas con un momento a capella. «No dije nunca que fuese perfecto y que no fuiste tú quién se marchó y arrancó la última flor; hoy lo siento, pero ya no me vengas a buscar que ya saldé mis deudas y hasta pagué de más«.

Un gran derroche de voz y un incansable juego de contradicciones. El que fuera el segundo single, «La frase«, describe la sensación de caer rendido a alguien que es debilidad, con la esperanza de que nunca se aleje de tu lado. «Qué sabrá Neruda» fue una carta de presentación inmejorable, un éxito como pocos en las últimas ediciones de OT. Y un tema que se ha convertido ya en himno. Con «¿Quién robó tu luz?» llega una balada nostálgica, en la que se pregunta imposibles y se dispone a llenar de luz cada vacío. Un tema que mira hacia dentro, para proteger lo más importante que tenemos: las emociones.

Innovación y mucha verdad

Con este primer trabajo, «Lo que nunca te pude contar«, Javy Ramírez demuestra su calidad como compositor y deja claro que las historias se cuentan mejor a través de poesía y juegos de palabras. «Martes 13» es un buen ejemplo de ello. Tras un inicio potente y fresco, el intérprete va describiendo todos aquellos «elementos» a los que tradicionalmente se les ha otorgado la mala suerte. «Que no existe mala suerte que pueda contigo y si algo te preocupa aquí estoy contigo; que hoy no existe mayor suerte que tenerte aquí en mi habitación, que hoy me río hasta de los santos y te canto de nuevo esta canción«. Así suenan unos versos de agradecimiento hacia la otra persona.

La melancolía de la balada «Desvistiendo madrugadas» la convirtió enseguida en una de las más esperadas entre su público. «No te pido un para siempre que hoy mis ganas se conforman con un simple hasta mañana«, asegura en ella el gaditano. A su vez, reconoce sus errores y pide una segunda oportunidad en la que aceptará posibles heridas. El octavo corte del disco trae consigo una colaboración junto a Julia Medina. Co-compuesta con Gonzalo Hermida, «El naufragio«, es una balada construida sobre un piano y dos voces que empastan a la perfección. El de Barbate y la de San Fernando recuerdan una relación que fue, porque el tiempo no miente, y restan a la espera de que todo regrese. «Tuvimos el mundo bailando en las manos, pudimos hacerlo y se hundió en el naufragio«.

El sonido, una sorpresa constante

Todos los temas mantienen el protagonismo inicial de la batería, la presencia de sonidos eléctricos y ritmos entrecortados/acelerados. Las últimas tres canciones de «Lo que nunca pude contar» acentúan cada aspecto con sorprendentes matices.

«Medicina, limón, sal y tequila. Mi salto mortal, remedio basal pa’ tanta mentira; lo nuestro sí que fue una mentira y para qué llorar si el fuego seguirá cuando tú te vistas, tu mentira contra mi medicina«. En este tema, el artista se permite reprochar, sobre una melodía misteriosa, todo aquello que le impidió ser uno mismo y le obligó a crear su propia medicina con la que combatir una relación inundada de mentiras. Hermida hace su aparición, también, como productor en el tema «Ahora que entraste«. «Y ahora que entraste, dime que vienes para quedarte, a enseñarle a este pobre huracán lo que realmente es un desastre natural; y qué más da, que hable quién quiera hablar«. Tras estas líneas, Javy alza la voz, aunque algunos no lo entiendan, para gritar que este amor es de los que provocan giros de 180º.

El álbum debut del cantautor llega a su fin con «La de las mil alarmas«, una canción cargada de expresiones poéticas y con una voz que se vuelve canalla intermitentemente. Con una letra llena de confesiones, él pide seguir la estela de esa pequeña gran desastre, aunque su caos le desordene, porque necesita esa «adicción». «No puedo negar que, a veces, pensaré en cambiarte de repente por cualquiera que ahora pase por mi acera, pero me arrepentiré y tendré que acostumbrarme a esperarte hasta las mil de la madrugada«.

Así suena «Lo que nunca te pude contar«, el primer trabajo discográfico de Javy Ramírez, ya disponible en todas las plataformas digitales: