La tinerfeña Irene Gil ('Equipo Bisbal') se convertía anoche en la ganadora de

En primavera de este mismo año, conocíamos a Andrés Martín, el ganador de La Voz 2019; y, tras una edición Senior, hace tres meses llegaba la quinta edición de La Voz Kids España. En una final muy reñida y emocional, dividida en dos entregas (20 y 27 de diciembre), la tinerfeña Irene Gil se alzaba con el triunfo.

La joven artista inició su camino en el talent presentando ‘Mamma knows best’ de Jessie J y formó parte del equipo de Vanesa Martín hasta Las Batallas, en las que la coach se decantó por Laura Valle; concediendo, así, a David Bisbal la oportunidad de robar a Gil para su equipo.

 

Finalmente, como integrante del ‘Equipo Bisbal‘, se enfrentó a Daniel García (‘Equipo Rosario‘), Aysha Bengoetxea (‘Equipo Vanesa‘) y Sofía Esteban (‘Equipo Melendi‘). Eva González ha sido la conductora y presentadora de los programas, junto a Juanra Bonet que atendía a los concursantes y las familias.

Parte I: una final de cuento

Érase una vez ocho aguerridos valientes que decidieron cobrar suerte en el reino de La Voz, ante sus cuatro maestros que quedaron rendidos. Tras muchas batallas y un trepidante asalto, llega la hora del capítulo final. Así daba comienzo una noche decisiva en la que se conocerían los cuatro finalistas de la edición. Equipo tras equipo, todos los concursantes cantaron en solitario y junto a sus respectivos co-coaches (Lolita Flores, Pastora Soler, Niña Pastori y Arkano).

Tras unas cuantas anécdotas familiares y mucha emoción en el reencuentro, Rosario Flores decidía entre Chavito y su personal versión de ‘Vida loca’ y la garra de Dani García con ‘Te espero aquí’. Con mucho esfuerzo elegía a Daniel – “el monstruo de los monstruos” – como candidato a ganar el programa.

Una “novata” Vanesa Martín presumía orgullosa de su primer equipo, destacando las emociones vividas, la evolución de la timidez de Aysha Bengoetxea y la luz de Patricia García. Incapaz de dar más argumentos ante una brillante versión de ‘She used to be mine’ de la primera y la emocional ‘Y ahora’ de la segunda, abogaba por la versatilidad de Aysha.

David Bisbal apostaba por la música sin importar las posiciones y valorando los nervios como signo de emoción. Destacando la improvisación y la capacidad de “jugar” con las canciones de Irene Gil tras su “Love on the brain” y la valentía para emocionar de Salvador Bermúdez en ‘¿Y, si fuera ella?’. El coach recalcaba la necesidad de trabajar por los sueños y elegía a Irene como candidata.

 

El último equipo de la noche brilló en personalidad y agradecimientos. Desde el ‘Killing me softly’ único de Sofía Esteban hasta el mundo interior de Julio Gómez revelado con ‘No hay nadie más’, Melendi describía orgulloso la trayectoria y el talento de sus concursantes. Acababa decantándose por la especial voz de Sofía para intentar vencer esta edición.

Parte II: la gran final

La segunda entrega empezaba recordando los inicios y el paso por el programa de los cuatro finalistas ante una noche con mucha música, muchas emociones y muchas sorpresas. Alternando las actuaciones de los diferentes equipos, los finalistas arriesgaron con temas individuales y tuvieron la oportunidad de cantar con sus correspondientes coaches. En esta emotiva final no faltaron los vídeos de familiares y amigos de los jóvenes artistas que recibieron suerte, orgullo y felicitaciones de sus seres más queridos.

Además, todos ellos vivieron un momento especial al actuar junto a grandes artistas invitados. Aitana y Aysha emocionaron con su sensibilidad en ‘Vas a quedarte’, Pablo López y Daniel fueron ejemplo de música y vida en apenas ‘Dos palabras’, Álvaro Soler e Irene hicieron disfrutar y bailar a todos con ‘Loca’ y Rosana y Sofía derrocharon energía e ilusión en ‘No olvidarme de olvidar’.

 

Irene Gil engancha al público con su voz

En una primera votación, el público en plató (1000 personas) elegía como finalistas últimos a Daniel e Irene. Tras esta decisión, el escenario de La Voz recibía a los ganadores de las anteriores ediciones kids, que presentaron los mismos temas que cantaron en sus respectivas audiciones a ciegas. Melani García (‘Equipo Melendi’ en LVK4) con ‘O mio bambino caro’, Rocío Aguilar (‘Equipo Orozco’ en LVK3) con ‘Sola’, José María Ruiz (‘Equipo Carrasco’ en LVK2) con ‘Dígale’ y María Parrado (‘Equipo Malú’ en la primera edición del programa) con ‘Vuelvo a verte’.

Con una segunda votación llegaba la decisión final. Irene Gil (12 años) se convertía, así, en la ganadora de La Voz Kids V haciéndose con el trofeo de LVK, 10.000€ en una beca de formación musical y la grabación de un single con Universal Music España. La edición terminaba con su ya ganadora repitiendo su actuación individual de la noche:

 

Tras varios cambios en la programación y “duelos” en cuanto a audiencias, la Gran Final Kids del talent show, alcanzaba un 14,3% de share y un total de 1.965.000 espectadores, superando la primera entrega de la final y consiguiendo Antena3 el liderazgo en prime time frente a Telecinco y, muy por debajo de ambas, TVE.