La dualidad de Halsey en “If I Can’t Have Love, I Want Power”, su cuarto disco

Con “If I Can't Have Love, I Want Power”, Halsey saca su lado más reivindicativo con canciones sobre el feminismo y la maternidad.

“If I Can’t Have Love, I Want Power” es el cuarto álbum de la artista estadounidense Halsey que narra la historia de la mujer y en este caso más particularmente la suya propia. El CD (que vio la luz el pasado 27 de agosto) trata grandes tópicos como relaciones, rupturas, toxicidad, los trastornos mentales, feminismo, embarazo y maternidad… Todo ello unido por el carisma y el imaginario propios de Halsey con fuertes mensajes de reivindicación. Tiene un tono parecido a sus primeros discos, más conceptual, hecho que no ocurría tanto en “Manic”, su último trabajo.

Una montaña rusa entre la luz y la oscuridad con el que la artista que también busca recuperar su lugar en el mundo y reclamarlo, como artista en todas facetas buenas y malas y como madre.

Tracklist

“The Tradition” es la canción que abre el disco y sirve de epílogo de la historia introduciendo lo que será el tema principal del disco. Anima a la mujer a vivir la vida como quiera a pesar de que a veces el mundo estará en su contra (“ask for forgiveness, never permission”).

“I am not a woman, I’m a god” es el primer single de “If I Can’t Have Love, I Want Power”. Al igual que el título del CD, hace referencia a la dualidad de la artista y a los extremos, la duda y la certeza, lo bueno y lo malo. También a los errores que ha cometido y a las personas que han pasado por su vida para bien y para mal. Su videoclip es parte del metraje de la película original que narra la historia y las canciones del disco.

En “Easier than Lying” se aprecia por fin una Halsey que los fans llevaban mucho tiempo esperando, la Halsey punk. A través del ritmo agresivo de la melodía y su letra (“Well, if you’re a hater, then hate the creator. It’s in your image I’m made”), podemos sentir la rabia de la artista por “como las personas te moldean para luego decidir que no les gusta como eres”, refiriéndose a relaciones de cualquier tipo.

Feminismo

En “Lilith” la artista se identifica con la que se dice fue la primera mujer de Adán, expulsada del Edén por no querer someterse al mandato de este, de ahí el mensaje feminista de la canción. En ambos casos, cuenta como las hicieron parecer mujeres crueles y malas sin realmente serlo. Halsey en este caso lo traslada al contexto de una relación. Continuando con los himnos feministas, llega “Girl is a Gun”. En ella se habla de la libertad de las mujeres para ser lo que ellas quieran ser, no lo que se espera de ellas que sean.

Toxicidad

“Honey” habla de una aventura, no del todo sana, que se sabe que va a acabar pero de la cual la artista disfrutó el tiempo que duró. En principio no iba a ser parte del disco, ya que fue simplemente una demo que grabó para enseñar como trabajaba en el estudio a su hermano menor.

De nuevo, “The Lighthouse” es una mezcla punk-rock que representa el mensaje de la canción. El faro del que habla Halsey es la luz entre la oscuridad de una relación toxica y de abusos que vivió en el pasado y como ese dolor la transformó ahora a ella en una sirena que atrae a los “marineros” para ahogarlos.

Crecimiento y trastornos mentales

“You asked for this” es un medio tiempo punk, una carta a la niña que una vez Halsey fue y reflexiona sobre si la vida que se describe en la canción y la que ha vivido es con la que soñaba de pequeña. Al mismo tiempo, la invita a hacer algo bueno y a cambiar las cosas, porque se culpa del lugar en el que ha acabado y el cual no es bueno.

Con “Whispers”, la artista esta vez habla sobre los trastornos mentales y como estos pueden afectar a la vida en general y a las relaciones en particular. Como los “susurros” de su cabeza (Halsey padece de bipolaridad) la llevan al autosabotaje y a hacer cosas que en realidad no quiere.

Maternidad

“Bells in Santa Fe” es la primera canción que se pudo escuchar del disco de fondo en el primer tráiler. Uno de los temas del álbum es el parto y sus sufrimientos, en este caso habla de quizá el miedo a otro posible aborto o un posible abandono de su pareja. También habla de la temporalidad y de que todo tiene un fin.

“Darling” es el contrapunto de “You asked for this”, su hermana pequeña y menos cínica. Mientras la segunda transmitía oscuridad, esta transmite luz. Es una nana pensada para la niña de Halsey, a la que dio a luz recientemente este año. “1121” hace referencia al 21 de noviembre, el día que descubrió que estaba embarazada. En ella expresa sus temores respecto al embarazo y a la maternidad, mientras que desea que vaya todo bien y expresa su amor por su futura hija.

El final del disco es “Ya’aburnee” que traducido del árabe quiere decir algo como “entiérrame” y es un dicho referido al deseo de morir antes que una persona querida por no afrentar la dificultad de vivir sin ellos. Trasladado a la canción, es básicamente una carta de amor dirigida tanto a su pareja como a su bebé.