Guillermo Furiase debuta en solitario con “El son”

Guillermo Furiase ha decidido emprender su carrera musical en solitario. Para ello, adelanta

Miembro de una de las principales sagas musicales nacionales inicia su andadura en solitario. Bebe con arte del pop, del rock, del funk y del flamenco al tiempo que reivindica su propia esencia.

Guillermo Furiase arranca su andadura en solitario a ritmo de “El son”. Se trata del primer aperitivo de su álbum debut que verá la luz este año y en el que aúna las diversas influencias musicales que ha ido experimentando a lo largo de estos años.

Por lo tanto, no es un recién llegado. Ahora, en esta nueva etapa tras el grupo Albha muestra su carácter ecléctico y sin complejos. Así, “El son” es una canción en la que el rock, el pop y el funk se juntan para verificar que es un artista que se mueve con soltura en distintos géneros. En los próximos meses, Furiase publicará nuevas composiciones que irán desvelando los detalles de su primer disco. Poco a poco, se verá la huella indiscutible de sus pasiones musicales como Jimi Hendrix, los Beatles, Radiohead o Antonio Vega.

Su talento viene de familia. Pues él es el nieto de Lola Flores y Antonio GonzálezEl Pescaílla”, hijo de Lolita y sobrino de Rosario y Antonio Flores. Entonces, no es de extrañar que a los doce años se enredara con la guitarra gracias a un maestro como Antonio Carmona (Ketama).

Fue durante su adolescencia cuando supo que su futuro era la música aunque primero soñara con convertirse en un piloto automovilístico. En los primeros años se formó en la Escuela de Música Creativa de Madrid. Cantante y multiinstrumentista, sus primeras composiciones fueron en solitario, algunas de ellas creadas para miembros de su estirpe como Rosario Flores.

Con tan solo 20 años publicó un anuncio en las redes sociales buscando gente para formar un grupo. De esta manera, formó Albha, una banda de rock, junto a Jose Manuel Encinar (actualmente en Naked Family), Iván Cuevas en la batería y Gonzalo Sierra en el bajo. En cuestión de meses, ya estaban en un estudio de grabación. Después publicó el disco “Rey de la nada” grabado en una bonita masía catalana. Telonearon a Triana y dieron unos cuantos conciertos hasta que decidió emprender su carrera en solitario.