Granada Sound: la última gran cita del verano (y 2ª parte)

Como ya se predijo en la jornada anterior, el Granada Sound comenzaba su último día por todo lo alto. Aun con todos los conciertos que la organización planteó para las distintas jornadas fuera del recinto (iniciativa de Granada, ciudad del Rock) y acompañado de un showcase sorpresa de Viva Suecia en Discos Bora Bora, el recinto en el Paseo del Cortijo del Conde estuvo a reventar desde el primer segundo.

Pianet fue el encargado de abrir la última jornada con la habitual energía del músico canario. Este mismo, seguido de The Saltitos, Ombra, Ligula y Arco.

Fotografía de Patricia del Zapatero

A pesar de las altas temperaturas que hizo el sábado, nadie quiso perderse al granadino Antonio Arco, con su proyecto en solitario tras su etapa como líder de El Puchero del Hortelano. El cantante y compositor, natural de Loja, lleva desde febrero de 2016 mostrando su álbum Uno por toda la geografía española, y el Granada Sound no iba a ser menos. ‘Un día perfecto’, ‘Mamá‘ o ‘Lo difícil’ fueron algunos de los temas de los que disfrutó el entregado público que se reunió ante el artista.

Con un estilo muy característico consiguió meterse al público en el bolsillo, cediéndoselo a la banda Viva Suecia, quien terminaría de dejar el listón por todo lo alto. Canciones como ‘El nudo y la esperanza’, ‘Palos y piedras’ y ‘Hemos ganado tiempo’, con la que concluyeron el concierto, el grupo acreditó las razones por las que se merece todos los éxitos que está cosechando. Tras ello, llegó Delafé, quien se reencontraba con el público granadino. Su pasada actuación en el Granada Sound, allá por 2015, le demoró en problemas físicos, y por ello, esta vez tenía que dejar toda su energía en el escenario. A su vez, en el escenario Undërwood podíamos encontrar a Villanueva, grupo gallego en gira presentando ZOO para DOS”, su segundo álbum.

Fotografía de Andrea del Zapatero

Pese a lo bien que había transcurrido la jornada, aún quedaba lo mejor. ‘Santos que yo pinté’ comenzaba sus primeros acordes cuando aglutinados a los pies del Escenario Alhambra comenzaban a estallar en gritos. Los Planetas se reunían con su público, con su ciudad, bajo un enclave de ensueño. Mientras que ‘Islamabad’ conmemoraba la noche, aún con la resaca que la actuación de Los Planetas supone para Granada, podíamos escuchar, desde el escenario continuo, a un sonriente Miguel Rivera entonando ‘Domingo’, canción de su último disco. La actuación de Maga fue de las más destacables de la noche, no sólo por la calidad musical del grupo sevillano, sino por las dos sorpresas que tenían preparadas: la primera, de la mano de Javi Valencia (vocalista de Full), junto a quien cantó ‘Silencio’; y la segunda, cuando cantó ‘Por las tardes en el frío de las tiendas’, junto a Anni B Sweet.

Fotografía de Andrea del Zapatero

Para todo aquel que no podía encontrar un hueco en ambos escenarios había otras opciones. Nadie se quedaba sin música. En el Undërwood se podía disfrutar de bandas como Ñeku, Supertennis, M40-Biagras, o los aclamados Sexy Zebras. El fin de fiesta corría de parte de dos bandas que ya son conocidas por los asistentes del Granada Sound: Dorian y Kakkmaddafakka, y que junto a Was, estaba más que asegurado.

Dorian asistió a la edición de 2015, donde ya nos dejó ver qué podríamos encontrar en esta edición. Y no fue para menos. Desde que comenzó a sonar ‘Los amigos que perdí’, el público se entregó a los catalanes. La banda tiene una fuerza fuera de lo común, tiene una magia que te atrapa desde el primer instante, y Marc lo sabe. Ataviado con su ya popular gabardina negra, el vocalista de Dorian derrochó un talento inmensurable junto a los componentes de la misma, Belly, Bart, Víctor y Lisandro.

Pero la cosa no quedó ahí: bajo el himno de Moderdonia (sintonía del programa La vida moderna), Kakkamaddafakka salió a hacer de las suyas. Durante la hora y veinte minutos que duró su concierto, los noruegos no desistieron en su intento de hacer disfrutar a todos los que allí se reunieron. ‘Restless’, ‘Your girl’ o ‘Young you’, canciones ya conocidas de su discografía, fueron algunas de las encargadas de hacer enloquecer al público.

Fotografía de Andrea del Zapatero

Como bien hemos podido saber por fuentes oficiales: “Han acudido a la cita 20.000 personas, Granada ha recibido un impacto económico de más de 9 millones euros, la ocupación hotelera ha superado el 95% y se han realizado más de 400 contrataciones directas e indirectas a empresas y profesionales de la zona. En su apuesta por la sostenibilidad, más de la mitad del público asistente ha utilizado el servicio de buses lanzadera oficial, reduciendo el impacto ambiental, evitando el desplazamiento de más de ocho mil vehículos privados. Además los vasos reutilizables han disminuido en más del 90%  los residuos generados.”

Esto dice mucho de la calidad de un festival que se postula como el mejor de Andalucía, que no para de crecer, tanto en calidad como en cantidad, y que, como es normal, tendrá que ir aprendiendo de posibles errores para mejorar cada año.

Para todo aquel que se haya quedado con las ganas de más, informarle de que el próximo Granada Sound ya tiene fecha: 21 y 22 de septiembre de 2018.

Granada Sound: la última gran cita del verano (y 2ª parte)
Vota este post

La música, lenguaje poderoso capaz de rescatarte.

El Rescate Musical

La música, lenguaje poderoso capaz de rescatarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies