Gonzalo Hermida se vuelve “Ignífugo” en su segundo trabajo

Ignífugo, Gonzalo Hermida

Ignífugo. Que no se inflama ni propaga la llama o el fuego; que rechaza la combustión y protege contra el fuego. Ese es el título que Gonzalo Hermida ha elegido para su segundo álbum, un trabajo con el que llevaba soñando mucho tiempo y que cuenta con once canciones en las que ha estado trabajando este último año y medio.

Para él, además, “Ignífugo” nace de dos emociones contradictorias, “con todo el amor y la rabia del mundo“, que han hecho que el proceso de escritura sea lo más honesto y directo posible. Después de lanzar su primer EP en 2018, “Natural“, este nuevo disco es una demostración de evolución musical y compositiva.

Hermida cuenta que, aunque la selección de canciones fue previa, el álbum se grabó de forma casera durante el confinamiento. Es más, es fruto de un trabajo entre muchos amigos, de distintas partes (diseño, fotografía, instrumentos…) que se han sumado a un todo en blanco y negro llamado “Ignífugo“. En él, el cantautor reflexiona sobre el esfuerzo y la constancia para seguir haciendo música, en su caso, pero también aplicable a otros ámbitos de la vida para cualquier persona. Así, apuesta por “no quemarse nunca, por mucho que intenten que arda, aunque, a veces, no veas el final”.

La llama incombustible de Gonzalo Hermida

Gonzalo presenta un segundo trabajo en el que la música y las letras se convierten en vía de escape para el fuego que arde. “Ignífugo” es un disco compuesto y producido íntegramente por él mismo, con el sello ya característico de su música; aunque ha contado con la colaboración de un gran equipo de músicos y otros artistas han participado, también, del proceso creativo.

El disco abre con una promesa, una aseveración que anticipa el autocuidado por encima del bien de los demás. “A mí primero” desvirtúa los cuentos, carga contra los dichos populares y los reformula para definirse como un ser contradictorio. La canción instaura un recordatorio: “Yo me quiero a mí primero, soy el polo positivo, soy el hielo en el infierno y el amor que no ve, pero que al final lo siente“. Hermida afirma que siempre lo cumplirá y que “nunca se traicionará“.

Una de las baladas por excelencia de “Ignífugo” -“la más especial”, afirma su autor- es “13500 pulsaciones“, el dueto con Julia Medina. Entre recuerdos y un amor incomprendido, sus voces se cantan una a la otra como si el resto del mundo no existiese. Aunque el mundo sí seguía girando en “La habitación de al lado“, la canción con la que el artista cerró 2020. En ella, describía el tiempo que estuvo encerrado en su habitación en el que contaba las horas para volver a ser dos respiraciones, recuperar los besos y compartir sofá de nuevo.

Inocente, yo no pongo mi voz a la venta, soy más libre en el fondo a la izquierda (…) y es que solo había que soñar despierto” es la declaración de pura libertad que hace Gonzalo Hermida en su colaboración junto a Funambulista, presentada hace unos meses. La distancia provoca dolor y deja un vacío difícil de llenar. En esta ocasión, además, protagoniza la melancólica melodía que nace cuando esa persona está “Tan lejos“. “Sí, lo reconozco, yo te pienso; sí, lo reconozco, ¿cuándo vuelves?“, se pregunta acompañado de soledad, celos del aire que se mueve por su pelo y esperanza por verla mañana.

Hace un año, el cantautor sorprendía con el que sería el primer adelanto de este álbum, “Esmeralda“. Si bien recordaba a “Guajira” -con referencia incluida-, uno de sus más recientes temas por ese entonces, esta es una composición (junto a KIDDO y Milo García) mucho más sensual y atrevida. “Y es que París a tu lado no es nada” y él se pierde en “esos ojos color esmeralda“, concluye en sus notas.

Tengo días” es la segunda composición que surge junto a David Santisteban. Esta balada, con sonidos misteriosos, se lamenta de un pasado que terminó. “Y si la vida pasa, no vale pensarte más de la cuenta, tendré mañanas raras después de soñar con la magia de tus cosas” reflexiona la letra. Sin elegir culpable ni anclarse en el deseo de convertir el futuro en pasado, se resigna a dejarse llevar por el tiempo que venga recordando sus deseos. “Inmunes“, en la que repite producción con KIDDO, vino acompañada de un vídeo casero dirigido por Julia Medina para el que contaron con múltiples compañeros artistas para hacer un homenaje a “todas las personas del sector de la música que se han visto afectadas por la pandemia mundial; porque lo más importante siempre será que la música no pare“.

El truco” compuesta con el productor y compositor Dani Ruiz y coproducida de nuevo junto a KIDDO, Gonzalo narra una historia de amor que es especial por sus manías y sus proyectos de futuro. Una melodía percutida con sonidos electrónicos y los coros acogen a  sus versos: “Hoy volaremos por ahí, sin aire para respirar; que todos miren raro, porque nuestro amor es el truco de un mago“. Sin embargo, el amor, a veces, es “Imborrable“, aunque se hable del pasado que ya se perdió. A pesar de alegar cobardía, en esta cocomposición de David Villar y Hermida, aceptan el curso de lo ocurrido: “Yo voy a quedarme solo con las cosas buenas, tuvo que pasar por lo que sea, si el amor se va y las fotos del collage… imborrable, lo que me enseñaste nadie más lo sabe“.

La última canción del disco es probablemente la que más tardó en escribir: “¿Quién salva a Superman?“. Tras años después de intentar componer una canción a la altura de su padre, le dedica una que le define de principio a fin y cargada de emoción. “Llega el día, en el que todos nos hacemos la misma pregunta. Para mí esta canción tiene un significado muy especial. Espero que la disfrutéis así, desnuda” decía el artista hace varios meses cuando subió una primera versión acústica. Ahora, descubrimos con la producción un arreglo de cuerdas épico y una belleza vestida de adjetivos que se resumen en “contigo todo es más bonito“.

El segundo álbum de Gonzalo Hermida, “Ignífugo“, ya está disponible en todas las plataformas digitales:

El artista gaditano presentará su nuevo trabajo en acústico en las próximas semanas: 28/05 Cádiz18/06 Barcelona25/06 Madrid.