Si la anterior se caracterizó por las desavenencias entre jurado y profesores, la gala 4 de 'OT 2020' no ha sido distinta en ese sentido.

Si la anterior se caracterizó por las desavenencias entre jurado y profesores, la gala 4 de ‘OT 2020’ no ha sido distinta en ese sentido. Una apertura coral ‘de la casa’, compuesta por uno de los concursantes, Rafa (‘Díselo a la vida’), fue la antesala de una noche en la que no solo Nick, expulsado por el 53% de los votos de un público que prefirió a la magnética Maialen, salió malparado de las valoraciones de los expertos musicales.

Abrieron ‘el melón’ Flavio y Samantha, con una versión ‘swing’ del éxito del verano de 2012 ‘Call me maybe’ -Carly Rae Jepsen-. El carisma y el esfuerzo de la alicantina fueron las razones de peso por las que el espectador la hizo favorita de la semana, lo que le habilita para elegir compañero y canción de cara a la gala 5: será Hugo y ‘Vas a quedarte’ –Aitana-.

Si algo quedó claro es que Nia y Bruno disfrutaron al máximo sobre el escenario con ‘Bad girls’ de Donna Summer. Javier Llanos, aprovechando que anoche se celebraban los premios cinematográficos más importantes del año, ‘dio’ a ambos concursantes el Óscar a ‘Mejor actuación de la noche’.

Anaju y Javy aportaron el toque clásico a la gala, aunque ‘Amor eterno’ -Juan Gabriel- no será recordada como una de sus mejores canciones. Según el jurado, “les faltó estar plenamente dentro de la canción”, algo que les llevó directamente hasta la nominación.

Muy criticada fue la puesta en la cuerda floja de Anne, que anoche interpretó junto a Gèrard ‘Wicked game’ -Chris Isaak-. La de Pamplona fue acusada de “no hacer el falsete”, mientras que, para su compañero, este fue motivo de alabanza. Finalmente, fue salvada por el equipo de profesores desde la academia.

“No te confíes”, advirtió ‘Portu’ a Hugo, que se quejó en plena gala de que ‘Esperando’ -Nil Moliner y Bely Basarte-, el tema que cantó con Eva, era una canción “floja”. No obstante, fue ella la que no convenció y no cruzó la pasarela de primeras: acabó siendo salvada por sus compañeros. Cerraron la tanda de actuaciones Rafa y Jesús, con ‘Princesas’ de Pereza, uno de los temas pop-rock más recordados de la música española y que ambos andaluces resolvieron sin mayor complicación.

Fue, además, una noche en la que ‘OT’ adquirió tono eurovisivo. La cuarta gala significó el pretexto para que Miki, representante de España en el festival con ‘La venda’ en 2019, cedió el testigo a Blas Cantó, abanderado español de este año en Róterdam. El cantante cantó por primera vez en directo ‘Universo’, dos semanas después de su lanzamiento.

La gala 5 del ‘talent show’ de Televisión Española y Gestmusic trae la que seguramente sea una de las nominaciones más ajustadas de la edición. Javy, que ha destacado en la escuela de música por sus dotes como compositor, y Anaju, de llamativa voz, se jugarán la permanencia en el concurso.