La polémica y la ‘toxicidad’ protagonizan el despegue del concurso: así fue la Gala 4 de ‘OT 2018’

Si la semana pasada, Noemí Galera se mostraba “desolada” por el bajo nivel que ofrecieron los concursantes, la Gala 4 fue la noche en la que las tornas cambiaron. “Tenemos que felicitaros, habéis estado extraordinarios”. Así resumía la directora de la Academia una gala que empezaba reivindicativa, con ‘I am what I am’ de Gloria Gaynor. No sería la única reivindicación de la noche. O, al menos, intento de esta.

Abrieron el bloque de actuaciones los nominados: Damion y Joan Garrido. El primero eligió un tema en el que se movería “como vez en el agua”, ‘Give me love’, de Ed Sheeran, mientras que el segundo interpretó ‘Bed I Made’, de Allen Stone. Aunque vimos a un Joan mucho más divertido, incluso permitiéndose algún que otro gesto a la cámara, no fue suficiente para continuar en la Academia: Damion permanecerá en el concurso por un 65% de los votos.

Julia y Dave dieron un importante mensaje de apoyo a las mujeres que luchan contra el cáncer de mama con ‘Vivir’, de Rozalén y Estopa. A diferencia de los pases, los dos jóvenes gaditanos se mostraron al mismo nivel en el plano interpretativo. Esta vez, las alabanzas recayeron sobre todo en Julia, a quien David Otero, cuarto miembro del jurado anoche, comparó con Alberto Jiménez, de Miss Caffeina, por su pasmosa tranquilidad encima del escenario.

Marta y Marilia lograron sacar adelante ‘‘Lo echamos a suertes’, de Ella Baila Sola, una complicada actuación en la que las benjaminas de la edición cantaban continuamente a doble voz. El primer solista de la noche sería Famous, que impresionó con su versión de ‘Take me to church‘ -Hozier- y que recibió buenos comentarios del jurado: “He visto a una bestia en el escenario”, le dijo Manuel Martos.

Estábamos ante, sin duda, la gala más polémica del concurso. En Twitter podía adivinarse, por medio de usuarios que estaban presentes en el plató, que no sería la noche en la que Ana Torroja o Joe Pérez-Orive recibirían mejores críticas -antes de comenzar la gala, ya recibieron abucheos por parte del público-.

La polémica surgió esta semana a raíz de la canción ‘Quédate en Madrid’, que debían preparar Miki y María. A la madrileña no le parecía correcto cantar “mariconez”, palabra presente en uno de los versos de Mecano, por lo que propuso algunas opciones que no fueron del agrado del autor de la canción, José María Cano. Así, se mantuvo la letra original.

A fin de cuentas, ambos concursantes protagonizaron una de las actuaciones más esperadas de la noche, donde no estuvieron muy conectados en lo vocal pero sí imprimieron la emotividad necesaria en “una canción sencilla de amor”, según la describía Torroja anoche. El movimiento en redes de apoyo a Miki y María fue transcendente en la elección del favorito de la semana, ya que esta última consiguió librarse de la nominación al ser la más votada por el público por delante de Alba y Miki. “Vas de menos a más”, opinó Martos sobre la favorita del espectador.

Carlos y Sabela dieron el toque ‘pop’ a la noche con el éxito de Pereza, ‘Estrella polar’, aunque no salieron bien parados de la valoración del jurado. La gallega fue nominada prácticamente por descarte, sin ningún fallo reseñable. Carlos recibió una dura crítica en cuanto a su evolución, que, según Ana Torroja, no existe desde hace dos galas. Noche complicada para Noelia también, que no hizo su mejor pase de ‘La tormenta’, de Pastora Soler, y que también fue propuesta para abandonar por la Academia, aunque más tarde recibiera un voto de confianza de sus profesores.

Casi por unaminidad, el número de la noche fue el de Alba y Natalia, que hicieron recordar a la explosiva Britney Spears en Toxic’. Ambas concursantes se enfrentaban anoche a una actuación que tenía como principal reto no descuidar la calidad de la voz a la par que se ponía en práctica una trabajada coreografía. El resultado fue aplaudido por un televidente que pudo comprobar que la actitud sobre el escenario de Alba y Natalia traspasa la pantalla.

En su cuarta gala y ante 1.963.000 espectadores, lo que supone un 16,9% de share, el concurso despega por fin y ofrece el salto cualitativo que el espectador esperaba de un programa como ‘OT’. En la próxima gala, en la que se espera que se mantengan los buenos datos de esta semana, Carlos Right y Dave se batirán en duelo por permanecer en la Academia.

La polémica y la ‘toxicidad’ protagonizan el despegue del concurso: así fue la Gala 4 de ‘OT 2018’
5 (100%) 2 votes

Merce Moreno

Si hay algo que me guste más que hacer música es poder contársela al mundo. Periodista apasionada de la música rock e indie. También soy otra fan de John Boy.

Merce Moreno

Merce Moreno

Si hay algo que me guste más que hacer música es poder contársela al mundo. Periodista apasionada de la música rock e indie. También soy otra fan de John Boy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies