Vuelo 505: “Mientras estés ilusionado con tus proyectos nunca hay fracaso”

En 2013 Rubén Fernández decide buscar unos compañeros que le ayuden a dar forma a sus canciones. Esos compañeros acabaron siendo:  David de la Fuente (guitarra), Chema García (bajo) e Iván “Butch” (batería). Hoy, 5 años más tarde, con un disco publicado y otro en camino, que se hará publico el 6 de abril, Vuelo 505 es una de las grandes promesas del rock nacional.

Con un sonido rock y versos profundos, sorprendían a principios de mes, lanzando “Me Asustan las Despedidas” el primer single del que será su nuevo disco No hay historias de fracaso. Este nuevo álbum, donde han vuelto a contar con el apoyo de Kolibrí Diaz (Marea) y donde comparten canción con Pau Donés, promete ser el trabajo con el que afiancen su lugar en el podio del rock and roll nacional. Después de una gira de más de 50 fechas y de compartir escenario con los grandes de la industria, Vuelo 505, están dispuestos a mejorar sus números con No hay historias de fracaso.

Para quién no os conozca ¿Quiénes son Vuelo 505?

Somos una banda de rock, pero con influencias musicales muy variadas. Nos gusta la música de “raíz” y tenemos la sana costumbre de querer hacer las cosas bien. El resultado es importante, pero el proceso también.

El 9 de marzo presentasteis el primer single, “Me Asustan las Despedidas”, junto al primer videoclip y el 6 de abril se publica el disco ¿Cómo esperáis que lo acoja el público?

Pues nos gustaría que lo hagan con los brazos abiertos, y que se emocionen con las canciones. Pero creo que hay que trabajar intentando gustarte a ti. Poner tu felicidad en manos de los demás es peligroso, aunque, evidentemente, hacemos canciones para la gente.

¿Con No hay historias de fracaso habéis arriesgado o el disco sigue la línea de vuestro anterior trabajo?

Este disco es más eléctrico porque estamos más rodados y hemos hecho mucha carretera. David, es un guitarrista con influencias rock y flamenco, pero con una formación clásica. Tenemos muchas posibilidades a la hora de decidir arreglos. Estas canciones están pensadas para la banda y algunas de ellas han sido compuestas durante la gira, pero creo que es una evolución natural, en ningún caso una ruptura.

¿Qué cuenta No Hay Historias De Fracaso?

 Pues que mientras estés ilusionado con tus proyectos nunca hay fracaso. Tampoco estamos diciendo que será un éxito. Nosotros somos unos privilegiados por hacer lo que nos gusta rodeado de grandes profesionales que nos quieren. Nos gustaba la idea de negar algo negativo y toda la gente que trabaja con nosotros se sintió identificada con el título.

Lo de Pau ha sido un regalo maravilloso. Llamamos a un artista de talla internacional y nos abrió la puerta un ser humano de talla universal

Desde que os formasteis como grupo en 2013, habéis despegado dentro del panorama musical. ¿Esperáis seguir esta tónica?

Esperamos seguir haciendo cosas bonitas e intentar emocionarnos con lo que hacemos. Son las canciones las que nos han traído hasta aquí y las que nos seguirán llevando. Este segundo disco es una consecuencia lógica del primer disco y queremos seguir volando.

 Sois la promesa del rock nacional y os relacionáis con los grandes. ¿Cómo es volver a grabar con Kolibrí Diaz y colaborar con Pau Donés?

Intentamos hacer las cosas bien y darle a las canciones lo que necesitan. Tenemos paciencia, y eso se nota. Kolibrí para nosotros es uno más…Hemos hecho una gran pre-producción en este disco y nos ayuda mucho a la hora de definir el sonido de la banda. Lo de Pau ha sido un regalo maravilloso. Llamamos a un artista de talla internacional y nos abrió la puerta un ser humano de talla universal. La canción es perfecta para él y ha quedado increíble. Los grandes artistas son tan grandes porque son mejores personas.

En una entrevista de hace años decíais que huíais del PP (pesimismo y paternalismo) en el Rock and Roll. ¿Creéis que este disco promueve el mismo mensaje, o habéis cedido a la industria?

Si, porque estamos cansados de escuchar “no se puede” y “todo está fatal” desde el sofá. Por eso No hay historias de fracaso, porque lo intentamos con ilusión. La mayor rebeldía es la Alegría.

Luego está el Paternalismo en la Música, como si tuviera que venir alguien a hacer las cosas por ti. Estamos con Dromedario Records porque compartimos esa filosofía. Ellos nos han enseñado cómo tenemos que hacer las cosas y nos han dado muchísima confianza. Ojalá hubiera mucha gente como ellos. Tenemos suerte de estar a su lado.

¿Son muy distintas las canciones que, finalmente, podremos escuchar en el disco con las que llegaron el primer día al estudio?

No, porque como te he dicho trabajamos muchísimo la composición y los arreglos de la banda. Kolibrí nos ayuda cuando estamos demasiado “contaminados” para ver ciertas cosas. Él nos conoce bien y sabe qué es lo que queremos. Para nosotros es una pasada poder trabajar con él. Tiene absoluta libertad en la mezcla y decide ciertos arreglos fuera de la banda.

En los conciertos suele haber una canción imprescindible ¿Cuál era hasta ahora y cual esperáis que sea con la publicación de No hay historias de fracaso?

Tierra Quemada” o “Una vida de película” nos han dado muchas alegrías, pero cada canción tiene su momento. De nuestro primer disco sólo hemos eliminado una canción de las opciones para hacer el “set list”. Eso quiere decir que las canciones aguantan bien el paso del tiempo. “No hay historias de fracaso” es un disco con un estilo muy definido y creo que habrá varias que nos costará dejar de tocar. Pero “Me asustan las despedidas” y “Una casa en ruinas” con Pau Donés son algunas de mis favoritas.

Con vuestro anterior disco, Turbulencias, disteis más de 50 conciertos por muchas ciudades ¿Qué concierto recordáis como el más especial?

Hubo muchos…hicimos una pequeña gira con Ciclonautas y aprendimos cómo funcionan las giras por salas. Aunque quizás el más especial fue con ROBE, en nuestra casa, el palacio de los deportes de Logroño, el día grande de las fiestas de San Mateo. Fue el último concierto de la gira, además Robe nos dio el visto bueno y fue muy amable con nosotros. Fue un bonito final para la gira “Turbulencias”.

Vuelo 505: “Mientras estés ilusionado con tus proyectos nunca hay fracaso”
5 (100%) 2 votes

Andrés Bernárdez Diz

Me gusta escribir y escuchar música. A veces dejo de hacerlo para ducharme.

Andrés Bernárdez Diz

Andrés Bernárdez Diz

Me gusta escribir y escuchar música. A veces dejo de hacerlo para ducharme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies