Mágicos Cabrones del Ruido: «Nosotros siempre hemos sido y seremos una banda de corte muy underground»

‘Música Negra’ es el álbum debut de Mágicos Cabrones del Ruido, el grupo de Pablo Garrido y Javier Muñoz que, en formato de dúo a batería y guitarra, presentan un sonido único, en el que experimentan con una música indi muy electrónica. La pareja, que ya colaboró en su anterior proyecto, ‘Tom Cary’, reaparece renovada, con un nuevo estilo y con ganas de empezar de cero aprovechando el bagaje de los últimos años.

Cómo ellos mismos dicen, siguen siendo un grupo muy underground. Por eso, para darle el  reconocimiento que se merecen, les pedimos que nos hablasen de lo que esperan de esta nueva etapa que simboliza ‘Música Negra’.

¿Cuál es el mensaje principal de este disco debut?

El mensaje central es hacer autocrítica y reflexión sobre lo que nos pasa, mejor que hacer crítica de los demás. ‘Música negra’ es un juego de palabras sobre ciertas raíces musicales y sobre cierto estado ánimo, algo puede inducir a dobles lecturas. Están muy presentes en el disco. No todo es lo que parece, como este disco y como este proyecto.

¿Qué fue lo más difícil a la hora de grabarlo?

Trasladar el sonido de un dúo donde el vocalista es el batería tiene su complejidad. Las distintas capas de guitarra y la mezcla del bajo/guitarra chocaban con ciertas texturas electrónicas y se perdió algo de la urgencia que ofrecemos en directo. Ese fue el motivo de acercar la producción hacía un sonido más industrial, más electrónico. Para nosotros es frustrante no poder traducir cierta energía que se genera en los directos a la grabación y decidimos dar cabida a la electrónica para equilibrar esto.

¿Qué destacáis del ambiente del estudio?

Fue una semana con jornadas de 14 horas de trabajo. En el proceso de grabación solo intervino Ivan Moreno y nosotros 2 y fue difícil manejar tanto con tan pocas manos. Luego estuvimos un mes haciendo recordings en nuestro propio estudio. Finalmente, el proceso de mezcla y producción con Youth fue muy largo y tedioso por la comunicación virtual. Estamos contentos con el resultado, pero ha sido algo parecido a montar un puzzle de 10 mil piezas, algo que contrasta con la aparente simpleza de las canciones.

«No comprendemos cómo funciona el mundo de la música. No lo comprendíamos hace 10 años y ahora mucho menos»

Tenéis un estilo de música un tanto peculiar, con un rollo electrónico. ¿Cómo definiríais lo que hacéis?

Una puesta al día del sonido industrial, un puente entre el punk, el trash y el dance. Funk mecánico, cyberpunk… que se yo, es un infierno esto de las etiquetas. La electrónica es algo que destaca en el disco y que en el directo se sustituye por una energía más violenta, aunque también esté presente.

En unos meses, vuestro tema ‘A propósito de’ acumula más de 20.000 visitas. Parece que pese a ser un disco debut, habéis llegado a mucha gente en poco tiempo. ¿Cómo sienta saber que vuestro trabajo está gustando?

Nos sorprende que alguien piense que estamos gustando. No es nuestra percepción, tenemos la sensación de que no existimos para casi nadie. Puede ser que el vídeo haya funcionado algo mejor de lo que puede esperarse de una banda tan underground, pero sinceramente no comprendemos cómo funciona el mundo de la música . No lo comprendíamos hace 10 años y ahora mucho menos. Nosotros siempre hemos sido y seremos una banda de corte muy underground.

Tanto la estética del videoclip de vuestro single ‘A propósito de’, como vuestra propia estética y la del disco, siguen un mismo estilo. ¿Creéis que esta estética es importante para lograr transmitir vuestro mensaje artístico?

En el fondo es reflejar como somos y lo que nos rodea. Ensayamos en una nave industrial en un polígono. Como podrás imaginar no somos ni ricos ni famosos, ni en la suplantación de esa estética como venden muchos artistas ahora. Somos dos tíos bastante excéntricos y fuera de onda e intentamos añadir colores (aunque sean oscuros) a nuestras vidas, expresándonos artísticamente. Así que la imagen es importante, en tanto en cuanto es una parte más de nuestra realidad artística. Nos gusta que refleje lo que somos.

¿Cuáles son vuestros objetivos a corto-medio plazo?

Sobrevivir como proyecto artístico, no quemarnos y no aburrirnos de nosotros mismos. Conseguir conciertos, llegar alguna vez a tocar en algún festival, empiezan a aburrirnos los espacios cerrados.

Nombrad algunas referencias dentro del panorama nacional

Del panorama actual nos gusta alguna banda nueva de nuestra ciudad. También nos gusta Crudo y pimiento. Cápsula son buenos amigos desde la época de Tom Cary, también el proyecto de Marta de Sex Museum nos gusta, Atom Rhumba… De toda la vida pues, Virgenes adolescentes, Silvio Rodriguez, aunque no sea precisamente nacional, Dolores y Pedro Ruy Blas, Tino Casal, Ebria Danza

Ensayamos en una nave industrial en un polígono. Como podrás imaginar no somos ni ricos ni famosos»

Antes de crear Mágicos Cabrones del Ruido, estuvisteis en Tom Cary, donde tocasteis en sitios muy importantes y ya contáis con un buen grupo de seguidores. ¿Qué os motivó a empezar algo desde cero?

Aunque si es cierto que tocamos en sitios importantes y junto artistas que eran una influencia directa para nosotros, nunca tuvimos la sensación de tener muchos seguidores o algo así como éxito. Fuimos una anomalía como supongo terminaremos siéndolo ahora. Tenemos que reconocer que nos ha sorprendido que haya gente que se acuerde de nosotros, más de la que imaginábamos. Incluso algunos reconocen logros de Tom Cary  que, en su momento, ignoraron. Parece que este disco ha venido a poner encima de la mesa que lo de Tom cary no fue una casualidad. Somos capaces de juntar más de dos notas, parece ser. Con respecto a lo de empezar de cero, siempre es una experiencia liberadora en la vida.

¿Próximas fechas?

Museo de la música de Málaga en Abril. También en abril, con Marta Hammond de Sex Museum en Madrid, Sevilla en Mayo y estamos intentando cerrar algo en Freedonia, en Barcelona, junto a Vapor. También estaremos en la sala Black Velvet en junio.

Andrés Bernárdez Diz

Me gusta escribir y escuchar música. A veces dejo de hacerlo para ducharme.

Andrés Bernárdez Diz

Andrés Bernárdez Diz

Me gusta escribir y escuchar música. A veces dejo de hacerlo para ducharme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies