Home Entrevistas Macaco: “el nuevo disco, Vuélame el Corazón, estará lleno de contrastes a...

Macaco: “el nuevo disco, Vuélame el Corazón, estará lleno de contrastes a nivel temático y rítmico”

Tres años después y sin imaginar todo lo que se venía por la pandemia, Macaco ha vuelto a dar pinceladas de sus ritmos tan característicos y letras llenas de sentimiento y positivismo. Todo ello lo podemos ver en sus dos primeros singles del que será su nuevo álbum, Vuélame el corazón. Si en su dúo con Leiva exploraba el amor más consciente y delicado, “La Guerra de los Besos” junto a Ana Mena y Bejo es la explosión de felicidad y deseo instantáneo. Gracias a esta sorprendente colaboración, hemos podido charlar unos minutos junto al artista para que nos desvela alguna sorpresa de sus próximos lanzamientos, su proceso de composición y las nuevas tendencias en el mundo de la música.

  1. ¿Qué tal la primera mitad de este 2022, después de estos dos últimos años tan extraños para todos?

Todo muy revolucionado, pero a nivel personal muy contento. Se vienen muchos proyectos, lanzamientos de canciones, conciertos…

  1. Hace apenas dos semanas lanzaste “La Guerra de los Besos”, tu último single y colaboración junto a Ana Mena y Bejo. ¿Qué tal has visto la acogida por parte del público?

A mí me gusta mucho jugar con los contrastes y en estos dos singles que he lanzado se aprecian mucho. El primero ha sido “Quiéreme Bien”, un tema curioso, pequeñito y folky con Leiva, cantado de una manera más cercana. En él hablamos del amor consciente con otro tipo de narrativa. El otro extremo es “La Guerra de los Besos”, una cumbia “galáctica” como la llamo yo, con esos toques de sintetizadores con Ana Mena y Bejo, pero ambos están gustando mucho. La gente se sorprende de los contrastes, pero esto forma parte de una idea que se va hilvanando hasta caer en mi nuevo disco Vuélame el corazón que saldrá en septiembre.

  1. ¿Cómo llegaste a combinar ese tipo de contrastes en las canciones con todos los artistas con los que querías colaborar?

Durante la pandemia compuse 40 canciones cada una con una onda diferente. Yo suelo componer también sobre el medio ambiente y temas sociales, pero de repente se me ocurrió crear un disco sobre las relaciones en el amor. Había varias canciones que seguían ese camino y luego las complementé con otras. Hay bastantes temas delicados y folk que se han convertido en colaboraciones sobre todo con artistas emergentes femeninas de aquí y de América, como Ximena Sariñana, Valeria Castro o Rita Payés. Son mujeres jóvenes que por su sabiduría yo las considero “viejitas”. Y luego también he colaborado con artistas totalmente opuestos. Todo esto ha venido después, porque lo primero que pensé fue en construir esos contrastes. El amor consciente de “Quiéreme Bien”, el momento de subidón en “La Guerra de los Besos” con esa frase de “no dejes para mañana los besos que puedas dar hoy”, canciones que hablan de una ruptura, de los recuerdos de una relación pasada, de la primera etapa del flirteo.

  1. ¿Cómo se consigue unir esta variedad temática y de voces con el plano más de producción y melódico?

A nivel rítmico hay grandes contrastes. Hay mucha música de raíz mezclada con elementos modernos; ahora está muy de moda mezclar todo y a mí personalmente me encanta porque todo es cíclico. Hay rumbas, cumbias, tango argentino, flamenco… Y más o menos cuando tenía estos contrastes en el sonido empecé a invitar a gente. Todavía no he terminado de grabar todas las colaboraciones y el disco sale en septiembre…

  1. Como has mencionado, algunos artistas están probando a mezclar sin miedo géneros y sonidos en sus propias composiciones. A pesar de todos los estereotipos, estos contrastes enriquecen a la música a nivel global.

Todo está ahí y todo vuelve, pero la clave es personalizarlo, darle tu toque. En este nuevo disco hay muchas bases rítmicas creadas con elementos orgánicos. He producido varios temas con Thomas Thirta y Víctor Martínez que también trabaja con C. Tangana y ambos flipaban con las canciones más “pequeñitas”. Por ejemplo, se puso a llorar la primera vez que escuchó “Recuerdos”, el tema que he grabado con Valeria Castro. En ese momento sentí que ya estaba todo dicho, que tenía que trabajar con él porque para mí todo se basa en la emoción. Hemos añadido también sintetizadores más retro al estilo “Stranger Things” o James Blake. En una rumba hemos probado con sonidos más extraños. Desde mis inicios he jugado con la fusión en la música. Ahora ha vuelto a estar de moda lo “indie”, con lo que yo me siento siempre más cómodo y puedes jugar con muchos estilos.

  1. La emoción es lo más importante en la música. ¿Qué ocurrió en tu colaboración con Valeria Castro para que se crease esa especie de magia?

Con Valeria Castro me pasó una cosa muy especial. El verano pasado me envió una amiga la canción “guerrera” y a mí se cayeron las lágrimas al escucharla por primera vez. Lo colgué en mi Instagram y Valeria me respondió dándome las gracias por mi apoyo. Le dije que nos teníamos que conocer en persona y cuando coincidimos con nuestros managers supimos que teníamos que escribir algo juntos. Le enseñé “Quiéreme Bien”, porque cuando la compuse pensé que podría quedar muy bien con ella. Pero después me di cuenta que no quería en esa canción jugar con ese “hombre-mujer” y quitarle esa parte romántica. Además, en ese tema yo canto en muchas ocasiones en femenino. Entonces creamos ese “Recuerdos”, con una conexión y emoción súper fuerte. Ella es muy joven, pero parece que tenga 300 vivencias con esa voz como antigua al estilo de Natalia Lafourcade o Silvia Pérez Cruz y con su alegría y cariño.

  1. ¿Cómo ha sido contrastar en el disco las voces de Leiva y Valeria con las de Ana Mena y Bejo con los colaboras en este último single?

Esas mezclas siempre las he hecho. Si te fijas en mi disco anterior, Civilizado como los animales, está el maestro Drexler, Nach, el Niño de Elche, Visitante de Calle 13, Farruko y el remix que hicimos juntos… Son artistas que no tienen nada que ver unos con los otros, pero son personas abiertas de mente y que les gusta probar nuevos sonidos. Con “La Guerra de los Besos” lo que pasó es que yo ya había escuchado “Música Ligera” de Ana Mena y me flipó. Ese tema me impactó porque me recordó a la música que hacía mi madre, que había sido cantante en los años 70. Ahora todo ese estilo “vintage” ha vuelto y creo que Ana ha cogido una bandera imparable en ese estilo. Es en ese momento cuando pensé en ella para esta canción, se la envié y le encantó. Grabó todo el tema con una gran verdad y con una vez así muy pequeñita y delicada. Después llamamos a Bejo porque queríamos introducir un rap así más galáctico y ha quedado increíble el resultado.

  1. Estos artistas con los que estás colaborando son muy jóvenes que pueden aportar unas vivencias diferentes a tu música. ¿Qué crees que aportan estas nuevas generaciones a los artistas más contrastados?

Creo que estamos en un momento muy bonito de artistas que intentan jugar sin ningún tipo de complejo, con una mentalidad ecléctica, y con una tendencia intergeneracional. Yo estoy más en medio por mi edad, pero hay otros más mayores como los temas de C. Tangana con Calamaro, Drexler o Kiko Veneno. Crear música con artistas de diferentes edades es muy bonito y nos influenciamos unos de otros. Lo más importante es estar a gusto en el estudio, compartir, crear, jugar con los sonidos… La música, como decía Benedetti, es construir puentes de palabras y yo añadiría de melodías y ritmos. La música tiene ese 50% de narrativa y luego una intención melódica y rítmica que complementa todo.

9. ¿Cuál es el momento más especial a la hora de crear una colaboración?

A mí lo que más me gusta de colaborar con artistas es juntarme en el estudio, pero una de esas excepciones es mi tema con Ximena Sariñana. Ella grabó sus partes mientras nos llamábamos para tener nuestras opiniones y para experimentar como cada uno quería y la magia es que parece que lo hayamos grabado todo juntos. Al final en la voz se queda un sentimiento y una intención cuando esa persona es empática y quiere empastar contigo de verdad para formar esa especie de “tercer ser”, como una tercera voz y silueta.

 10. ¿Te gustaría invitar a alguno de estos artistas a tus próximos conciertos y festivales?

Justo ahora en la gira que estoy haciendo no lo veo, porque el disco sale en septiembre. A partir de esa fecha me voy de gira a América hasta noviembre. Y para este Removiendo Canciones Tour lo que he montado con mis músicos es como un híbrido de temas y las hemos reconvertido. Por ejemplo, he añadido un trocito de “Quiéreme Bien” con “Love Is The Only Way”. También hago un set repasando la rumba, música afro o la cumbia con sonidos electrónicos. Tengo mucha suerte de tocar en festivales así más alternativos con gente de todas las edades que canta desde mis clásicos como “Moving” o “La mano levanta’” a los temas más actuales.

Melómana compulsiva y periodista especializada en cultura y sociedad. Vivo por y para el pop en todas sus formas.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies