Die Katapult: “Como no entendemos bien la letra a veces incluso se nos olvida qué estamos cantando”

Die Katapult estrenan su nuevo trabajo 'DKXD'. Elena Commas y Anna Fredriksson han conseguido crear una estética digital y surrealista.

El dúo electro-punk estrenan su nuevo trabajo ‘DKXD’. Elena Commas y Anna Fredriksson han conseguido crear una estética digital y surrealista. El nuevo disco, formado por 11 temas, contiene una de las canciones de la banda sonora de la segunda temporada de Élite, en Netflix, ‘Bäckerei Digital’. Die Katapult es capaz de hacer vibrar la mente y el cuerpo, con letras traducidas con el Traductor de Google y un espíritu “incomparable, hilarante y reflexivo”. 

La carrera de este dúo basado en Barcelona ha dado un vuelco este pasado año y en esta entrevista para El Recate Musical nos confiesan algunos secretos sobre su nuevo proyecto. Su objetivo: “expresar -sus- emociones, pasarlo bien y compartir muy buenos momentos con amigos”.

¿Cómo y cuándo nace Die Katapult? 

Fue en una comida entre amigos en el año 2014. Empezamos a hablar de hacer una canción en alemán entre todos, pero acabamos creando un grupo con su nombre y foto. Tradujimos una letra que hicimos en castellano al alemán que iba sobre la teoría de la música. Subimos la canción a soundcloud con el nombre ‘Freeden’ de Die Katapult. Nos entraron bastantes ganas de seguir haciendo música en alemán y al subir más canciones a soundcloud nos descubrió más gente y entre ellos Luis de Elefant Records.

Vuestro tema ‘Bäckerei Digital’ ha aparecido recientemente en la famosa serie de Netflix ‘Élite’, ¿cómo os sentís frente a la acogida que está teniendo? 

Es un gran privilegio estar con el sello Elefant Records porque te pueden pasar cosas como ésta, que salga una de tus canciones en una serie de Netflix. Creo que hemos llegado a conseguir que se nos escuche un poquito más gracias a esto. Estamos muy contentas.

“Es un gran privilegio estar con el sello Elefant Records porque puede salir una de tus canciones en una serie de Netflix”.

En el nuevo proyecto ‘DKXD’ seguís apostando por un sonido futurista, ¿en qué o quién os habéis inspirado?

Al hacer música nos inspiramos bastante en el punk en el sentido de intentar hacer canciones cortas sin repetir demasiado los estribillos. También intentamos hacer música con pocos instrumentos, normalmente batería, bajo y teclado, para que nos represente tal y como tocamos en el escenario. Nos gusta mucho usar vocoders porque pueden hacer armonías y servir como un instrumento más. Kraftwerk y Daft Punk siempre son una inspiración pero también grupos más punk alemán como Die Radierer.

En el disco podemos encontrar canciones en cuatro idiomas diferentes, ¿cómo es el proceso de composición?

Es más fácil hacer una melodía si ya tienes una letra. Una buen proceso es empezar por un tema y escribir la letra en el idioma que te resulta más fácil en el momento (sueco, castellano, inglés..). Luego se pega la letra en algún traductor para verla en alemán y de allí ya puedes empezar a trabajar la melodía y las partes. Es más fácil trabajar con una letra no muy larga o complicada. Cuantas menos palabras y frases sueltas mejor.

Si la letra de la canción no es en alemán casi siempre hay detrás algún motivo en concreto. Hacer versiones en diferentes idiomas de ‘Bäckerei Digital’ fue idea de Ian Catt, nuestro productor en este disco, a raiz del juego que planteó en la intro.

Bouts de Papier’ lleva mucho tiempo ya en nuestro repertorio. Es una canción de amor y tenía que ser en francés, no podía ser de otra manera. ‘Autokrack’ lleva palabras en sueco mezclado con un alemán mal pronunciado. Salió así porque la primera vez se cantó mal.

Nos gustan los idiomas y los soniditos. Cantar en japonés también ha sido muy divertido. Está bien no limitarse pero el alemán será siempre el idioma principal.

Habláis de Francia, Mallorca y Rusia, ¿por qué estos lugares? ¿Qué significado tienen para vosotras y en el disco?

Es casualidad. Pensar en Mallorca es pensar en vacaciones y un destino de veraneo muy alemán. Francia es el país del amor y Rusia salió porque sí. Seguramente saldrán más países en el futuro.

El disco trata temas muy dispares como la dependencia, el desconcierto, el verano, la fiesta, el alcohol, ¿Hay un concepto global en el proyecto o cada canción tiene su propio universo? ¿Por qué de esta manera?

Lo que más nos gusta es hacer música con melodías chulas y pegadizas. Las letras acompañan la música y suelen tratar temas cotidianos, como por ejemplo beber, datos de wikipedia o un blog de viajes. No hay ningún concepto global, o al menos no conscientemente. Como no entendemos bien la letra a veces incluso nos olvidamos qué es lo que estamos cantando.

“No hay ningún concepto global, o al menos no conscientemente”.

El disco ha sido producido por el renombrado Ian Catt, ¿cómo ha sido trabajar con él?

A parte que Ian ha ayudado a mejorar el sonido en general, afinando las voces, trabajando las baterías etc, ha sido un placer y una experiencia increíble que un profesional escuche y valore tu música y tu forma de trabajar. La mayoría de las canciones estaban bastante completas al mandarselas pero la transformación fue una sorpresa cada vez que nos llegó de vuelta. Los detallitos y toda esa magia suya… Nos ha encantado todo el proceso.

 La esfera del synth-pop y el electro-pop cada vez es más grande, ¿pretendéis, en algún futuro, tocar otros géneros? ¿Qué es lo que más os llama la atención de este estilo de música? 

No tenemos un estilo de música definido y ningún manual a seguir. La electrónica es divertida porque puedes jugar con muchos sonidos, el que te dé la gana. También es bastante rápido de reproducir con un programa de música, me refiero a que no necesitas muchos instrumentos ni una banda para hacer una canción. También creo que tira porque ninguna de las dos somos cantantes y no podríamos hacer grandes baladas o algún estilo que requiera de una voz potente. Nos va bien el punk o música electrónica acompañada de vocoders para que nos hagan coros bonitos.

Xoxé Tétano se encargó de dirigir el audiovisual para ‘Bäckerei Digital’, conocido por colaborar en videoclips como ‘Fucking Money Man’ de Rosalía, ¿cómo fue trabajar con él?

Tenemos mucha suerte de poder contar con Xoxé, es un genio. Es increíble cómo puede visualizar un videoclip en su cabeza antes de empezar a rodar. Te fías, haces caso y sale bien seguro. También hemos contado con él para el próximo videoclip que saldrá en breve, la historieta es divertidísima.

¿Qué futuros proyectos tenéis en mente? 

Ahora nos vamos a centrar en la gira 2020 y empezar a ensayar. Queremos trabajar un directo potente, que suene bien e intentar ser lo más orgánicas posible. Contaremos con un tercer miembro que nos acompañará en el escenario. Nos gustaría también llevar proyecciones y estamos trabajando en este sentido.

“Contaremos con un tercer miembro que nos acompañará en el escenario”.

Próximos conciertos aquí.

Para nosotros, la música es un lenguaje poderoso capaz de rescartarte, ¿qué significa para vosotras la música?

La música es algo muy presente en nuestras vidas con lo que podemos expresar nuestras emociones, pasarlo bien y compartir muy buenos momentos con amigos.

Fotografía: Guille Mendía.