Despistaos: “Lo más bonito de la música es que la gente cante tus canciones”

Despistaos ha lanzado su nuevo álbum 'Estamos enteros' en el que hay una canción en la que colaboran con Bely Basarte: 'Lo que quedaba del invierno'.

Si hablamos de bandas míticas de la década de los 2000 en España no podemos olvidarnos de Despistaos. Con su pop rock por bandera, sus canciones nos han hecho saltar y cantar. Durante estos últimos meses sus míticos temas han evolucionado en un nuevo sonido con la colaboración de otros artistas. Entre ellos se encuentran Marta Soto y la bonita versión de “Cada dos minutos” o la voz de David Rees en “Cuando lloras”.

A pesar del parón que tuvieron a principio de la pasada década, sus canciones suenan y gustan más que nunca. Dani Marco, uno de los integrantes de la banda, confiesa que tuvo miedo por si las nuevas canciones que sacaron no gustaban a la gente. Al fin y al cabo, venían de una cultura musical de rock con batería, bajo y guitarras. Ahora forma parte de su vida lo electrónico y lo han intentado incluir en todas las canciones, aunque sea con pequeños detalles. “Era nuestro tabú, todo lo que sonaba a electrónico y se alejaba de lo orgánico. Pero ese parón nos ayudó a abrirnos la mente […] Las canciones siguen manteniendo la esencia intacta de Despistaos, solo han cambiado las cosas que nos inspiran”.

Todavía no han terminado de acordar todos los detalles sobre cómo será su próximo disco, pero lo que sí tienen claro es que quieren volver a contar con la producción de Tato Latorre. Ya han colaborado con él previamente y no dudan de que es la persona en la que más confían en la parte técnica: “Yo siempre he sido muy obsesivo a la hora de grabar el disco y necesitaba estar durante todo el proceso de grabación del disco. Me obsesionaba con cualquier retoque, pero con Tato es todo al revés. Tengo confianza absoluta en él porque lo que aporta es siempre bueno”.

Además de sus nuevos proyectos, también hemos hablado con Dani del fenómeno imparable de Física o Química y el gran furor por los festivales.

Melómana compulsiva y en proceso de ser periodista. Madrid es mi ciudad natal, pero actualmente vivo en Terrassa mientras estudio en la Universitat Autònoma de Barcelona. Mi afición favorita es descubrir nueva música, recomendársela a mis amigos y no parar hasta que se la sepan de memoria. El resto del tiempo juego al waterpolo y veo series en Netflix.