Cami Gallardo: “El lenguaje genera realidad y el lenguaje más poderoso es la música”

Con tan solo 21 años, la cantante chilena Cami Gallardo se ha convertido en una de las artistas con más proyección a nivel internacional. Entre sus éxitos, cabe destacar que quedó segunda en la primera edición del programa “La Voz” en Chile, que ha sido número 1 en numerosas radios y plataformas digitales, y que participó en la Obertura del LVIII Festival de la Canción de Viña Del Mar. Actualmente está en Madrid promocionando su álbum debut ‘Rosa’, donde se incluye el tema ‘No es real’ junto a Antonio José.

Nos sentamos con Cami Gallardo para hablar de su corta pero intensa carrera musical. También, charlamos sobre su disco, la responsabilidad que tienen los cantantes en la sociedad, la buena amistad que hay entre la nueva generación de cantantes, y la propia industria musical.

Cami Gallardo
Cami durante la entrevista. Fotografía: Andrea Seco

¿Cómo has vivido el comienzo tan intenso de tu carrera musical?

Ha sido muy bonito, muy lindo, una montaña rusa de emociones.

¿En que momento fuiste consciente de que tu carrera musical iba enserio?  

Me pasa mucho cuando estoy arriba del escenario, siento a la gente y los veo, y hacemos una catarsis todos juntos. Por ejemplo, la semana pasada estuvimos en un estadio de 30.000 personas; yo estaba arriba del escenario y me sentía tan pequeña, pero al mismo tiempo tan parte de ellos… Eso es la recompensa más grande que te da esto.

De todos estos momentos tan especiales, ¿cuál recuerdas con más cariño?

Definitivamente, uno de los recuerdos más especiales fue hace unos cuatro o cinco meses. Estábamos presentando el disco y dimos tres conciertos en Santiago. Durante la última noche, terminamos de cantar la canción que le da nombre al disco que es Querida Rosa y el público la pidió nuevamente. A mi se me erizó la piel, no lo podía creer, me caían lágrimas como si fuese una niñita llorando de emoción.

Es una canción tan folclórica, tan fuera de la normativa del streaming, que vaya escrito de una manera tan honesta, que te la pidan en un concierto de nuevo… Jamás lo había visto en un concierto de un colega, creo que son esos momentos en los que uno dice, y aquí vuelvo a la pregunta numero uno, “okay, esto va enserio”.

“Agradezco mucho haber nacido con esa intensidad, pero al mismo tiempo, nos come ese ‘monstruito’ que llevamos dentro.”

Todos estos momentos son preciosos, pero como has dicho, también te generan una montaña rusa de emociones. Supongo que vas aprendiendo sobre la marcha a gestionarlo todo. Si pudieras, ¿qué consejo le darías a tu “yo” de hace unos años?

Paciencia. Que todo llega cuando tiene que llegar. Siento que a los artistas nos cuesta tener paciencia. Somos súper intensos, pero al mismo tiempo, esa intensidad con la que escribimos canciones es la misma intensidad de nuestro día a día. Uno no filtra, uno no decide cuándo amanece intenso y cuando amanece más tranquilo. Agradezco mucho haber nacido con esa intensidad, pero al mismo tiempo, nos come ese “monstruito” que llevamos dentro.

¿Qué ha supuesto para ti el lanzamiento de tu primer disco Rosa?

Escribirlo fue maravilloso. Fue un proceso de mucho descubrimiento, de enfrentarme y de hacerme amiga de fantasmas que tenía, esos miedo que creía que eran enemigos, pero terminaron siendo una canción.

¿Qué te daba miedo?

Siento que a veces una tiene trancas de pequeña. A mi en lo personal, siempre me ha dado mucho miedo el amor en sí, no solamente en el amor de pareja, sino que el amor en todas sus facetas. El amor tiene una dualidad muy fuerte, que te da y te quita cuando te quiere dar y cuando te quiere quitar. Yo aprendí eso desde que era pequeña, y ser consciente de eso y enfrentarme a eso con canciones porque finalmente somos seres súper masoquistas que necesitan inspiración dolorosa para poder escribir.

Me enfrenté a esos fantasmas de una manera super consciente  y eso fue muy bonito.

Cuando todavía la música era para ti un sueño, ¿llegaste a imaginar como sería tu primer disco?

Nunca me imaginé nada. De repente, a los 18 años me llego esto y fue como “guau, ¿en qué minuto llegué acá?”. Entonces, más allá de si me imaginé que el disco iba a tener estos sonidos, o iba a escribir estas letras, yo no me imaginé nada, de hecho, creo que a día de hoy todavía no caigo en cuenta de lo que está pasando.

En este disco compartes un tema, ‘No es real’, con Antonio José, ¿cómo surgió? ¿os conocíais de antes?

A mi me gusta mucho Antonio, el folclore español que tiene en su voz, me gusta cuando los artistas se atreven a poner una propuesta distinta sobre la mesa, así que terminamos haciendo esta colaboración y quedó muy bonita. Yo a él lo quiero, es una increíble persona.

¿Vais a cantar juntos en algún momento?

Sí, espero que sí. Estos días que estoy acá, espero hacer algo porque tenemos ya muchas ganas de colaborar ya en vivo.

También compartes el tema ‘Quiero darte’ con otro español, con Fredi Leis.

Sí, esa colaboración con Fredi Leis fue muy inesperada. Se grabó, se grabó el videoclip, se lanzó y quedó súper bien. A mi me encanta el tema. Fredi es una increíble persona, un increíble artista. Lo admiro muchísimo y admiro mucho su música.

He tenido la suerte de colaborar tanto en vivo como en el propio estudio con varios artistas españoles. De hecho vamos a estar con Pablo (López) en el WiZink el próximo martes. Estoy súper eufórica con esto porque llenar ese lugar es increíble, y él es un increíble artista que yo admiro muchísimo.

“La música es libre y no hay por qué limitarla (…)  Hay lugar para todas, la música está para compartir y no para competir”.

Hablando de cantantes españoles, hemos visto que tienes muy buena relación con Miriam, Aitana y Ana Guerra.

Ellas son increíbles, las quiero muchísimo.

Estuve ayer con Miriam un ratito compartiendo y ella es lo máximo, la adoro. Me encanta esta sororidad que se genera, creo que hay espacio para todas, nadie tiene que competir con nadie. Eso es muy importante que como mujeres y como industria lo entendamos, porque lamentablemente a los hombres no los ponen a competir pero a nosotras sí. Y creo que eso es súper injusto para la música. La música es libre y no hay por qué limitarla. Me gusta mucho que ellas tengan esta filosofía tan natural, de ser amigas por ser amigas, porque si nosotras no nos apoyamos, nadie más lo hará. Hay lugar para todas, la música está para compartir y no para competir.

Supongo que esa amistad y esa sororidad es muy positiva para todas.

Es que nadie te enseña a cómo vivir esto. Cuando uno entra en la discográfica no te pasan un manual para cómo ser artista. Uno llega como un pollo, e intenta hacerse mejor, a ir aprendiendo sobre la marcha. Entonces tenerlas a ellas como compañeras y acompañantes de un camino como tan raro y vertiginoso como es este, es maravilloso, porque te entienden.

¿Qué es lo mejor de estas amistades?

Se está dando algo muy bello en esta generación, que es la generación del recambio. Hubo un tiempo que estaban los grandes, y dejó de haber tanta música. El tiempo donde las discográficas se dieron cuenta de que salió el streaming, salió Spotify, salió YouTube, y como que todo se fue un poco a la “punta del cerro” como decimos en Chile. Hubo años donde no había nuevos artistas. Entonces, aparece toda esta generación del recambio, donde salen los de OT, sale Morat, sale Sebastián Yatra, sale Antonio José… Nosotros tenemos esta edad, estamos todos haciéndonos amigos, y generando lazos que finalmente nos unen para entre todos unirnos y pasarla bien.

Cami Gallardo

¿Tienes pensado tocar aquí en España?

Sí, estoy “looking forward” a eso. Yo creo que vamos a volver el próximo año con conciertos. Estoy muy emocionada, hace mucho tiempo que quiero tocar acá, la gente lo está pidiendo, así que espero venir pronto.

“Me preocupa que a veces la música no esté entregando el mensaje que tiene que entregar”.

Para nosotros, la música es un lenguaje poderoso capaz de rescatarte, ¿qué es para Cami Gallardo la música?

La música tiene el poder de hacerme sentir viva; eso de que se te va el aire y te transpiran las manos, se te eriza la piel, y uno siente que está como flotando… La música me hace sentir, y creo que somos seres hechos para sentir. Que la música sea el personaje principal de esto es muy bonito.

Hay una canción de Nach que se llama ‘El idioma de los dioses’, que habla sobre eso. Al final la música lo es todo, ha estado en nuestra sociedad desde que partió todo, es la que genera el cambio, recambios generacionales, la que marca hitos en la historia.

Me preocupa que a veces la música no esté entregando el mensaje que tiene que entregar. Me gustaría que nos diéramos cuenta que en algunos momentos la música se está manoseando más de lo que se debería. Como artistas somos muy responsables, tenemos que crear música sana. Finalmente, el lenguaje genera realidad y el lenguaje más poderoso es la música.

Cami Gallardo: “El lenguaje genera realidad y el lenguaje más poderoso es la música”
5 (100%) 2 votes

Beatriz Alonso Montalvo

20 años, de Madrid. Estudiante de periodismo y amante de la música... Si es en directo, ¡mejor!

Beatriz Alonso Montalvo

Beatriz Alonso Montalvo

20 años, de Madrid. Estudiante de periodismo y amante de la música... Si es en directo, ¡mejor!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies