Rozalén, Carmen Boza, Tulsa, Soledad Vélez, Fario, Las Chillers, Rebeca Jiménez, Las Odio, Melo Moreno, Papaya, Peinetta, Cintia Lund, Cariño, Kuve, Mow, Bleset, Eme dj y Sufrida Calo, forman el cartel Enérgicas, un concierto liderado por mujeres en todas las áreas de producción del concierto (personal técnico, de seguridad..). Todas ellas han querido unirse desinteresadamente a Greenpeace para reivindicar una energía limpia e igualitaria.

Enérgicas nace para sensibilizar sobre la importancia de una transición energética que acabe con el modelo actual, contaminante y machista y caminemos hacia un modelo justo y verde. El último informe de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (IPCC) reveló la urgente tarea de limitar el calentamiento de la Tierra y proporcionar un plan claro para lograrlo. Si continúan los ritmos actuales de emisiones de CO2, el calentamiento superaría los 1,5 ºC entre 2030 y 2052.

Pero no es suficiente (aunque necesario) con sustituir una fuente de energía por otra más limpia porque el cambio climático, la desigualdad extrema y la corrupción, son tres elementos totalmente entrelazados entre sí de un mismo modelo social y económico que no funciona y amenaza el planeta, las futuras generaciones y nos deja inviernos con situaciones de pobreza energética que sufren principalmente las mujeres.

La respuesta a esta crisis está en reemplazar el actual sistema energético corporativo, basado en los combustibles fósiles y la nuclear, por uno que ponga a las personas y a la justicia económica a la vanguardia de la transición a un sistema energético 100% renovable, eficiente e inteligente. Las mujeres, víctimas olvidadas del cambio climático y la pobreza energética, pueden ser las verdaderas protagonistas de la construcción de un nuevo paradigma en el que la energía deja de ser una mera mercancía y recupera su verdadero valor: el de un bien básico para el cuidado de las personas.

Lo organización se ha adherido recientemente al manifiesto #EnEnergíaNoSinMujeres en coherencia con su apoyo a la democratización de la energía como vertebradora de un modelo energético respetuoso con las personas y el planeta. Se compromete así a participar solo en aquellos eventos de más de dos ponentes, en los que se haya contado con la presencia de, al menos, una mujer en calidad de experta así como a proponer carteles paritarios en los actos en cuya organización participen activamente.

Para salvar el clima es necesario que millones de personas sean partícipes del cambio: excluir una vez más a la mitad de la población no tiene sentido.