ELE: “Hemos arriesgado más, sin límites compositivos, y estoy contenta con el resultado”

Han pasado tres años del lanzamiento de ‘Summer rain’ (Arcadia Music, 2014), pero su relación con la música comenzó mucho antes. Elena Iturrieta es pianista, cantante, compositora y la líder de ELE, una de las bandas que llegaron para marcar esa diferencia en el panorama musical, en forma de toques de góspel y soul.

Con la colaboración de Pablo Cebrián, productor de David Bisbal, Manuel Carrasco o Pastora Soler, ‘What night hides’ pisó la calle el pasado 6 de abril y vivirá su particular prueba de fuego el 12 de abril en el Teatro Nuevo Apolo de Madrid, donde ELE presentará a su público nuevos temas como Last time, I’m falling o To the ground, grabados en el histórico Estudio 2 de Abbey Road, en Londres.

Debutaste en 2014 con ‘Summer rain’. ¿En qué se diferencia este disco de tu primer álbum?

Hay más madurez, porque menos mal que en tres años he madurado algo… [risas]. La manera de componer ha sido más enérgica o así lo he notado yo. Sigo siendo una persona que le gusta tener varios estilos, no me gusta ceñirme sólo a uno. Definirse es limitarse. Hemos arriesgado más, sin límites compositivos, y estoy contenta con el resultado. Es un disco más cinemático.

El disco se ha grabado en los estudios de Abbey Road. Cuéntanos alguna anécdota de este lugar tan mítico.

Estar allí es impresivo, se respira magia e historia. El primer día, cuando llegamos al estudio de Abbey Road, daba hasta respeto tocar las cosas. Me preguntaba: “¿yo que hago aquí?”. Somos muy fans de los Beatles, hemos visto todos sus documentales. Además, el sonido allí, a nivel técnico, es una maravilla.

El primer día, cuando llegamos al estudio de Abbey Road, daba hasta respeto tocar las cosas.

El primer avance del disco fue Last time, ¿por qué elegiste esta canción?

Veníamos de ‘Summer rain’ que era algo más tranquilo –en el disco, no en el directo, donde todo se transforma– y Last Time venía también pisando fuerte, tenía un poco de todo para ser ‘single’. Es un tema con el que te dan ganas de salir a hacer ‘footing’. La letra cuenta esa lucha que tenemos con otras personas, que intentan comernos la energía y, al final, nos dejamos llevar por ellas. Es una forma de decir “esta es la última vez que pasará”.

Pocas sorpresas se podrán desvelar de los directos de este disco, pero, ¿qué puede esperar un fan de ELE de la puesta de largo de ‘What night hides’?

Como ellos saben –y los nuevos seguidores también–, el proyecto es algo muy cuidado, también a nivel de directo: los audiovisuales, las luces, un gran equipo de gente, una banda de músicos de talento increíble con espacio individual en el ‘show’… Le cuento al público mis historias, se crea una empatía necesaria para estar arriba, en el escenario. Lo que nos ha pasado hasta ahora es que ha sido así, la gente ha reaccionado así desde la primera canción aunque no supiese ni a lo que venía y eso te da energía. También me voy a rodear de la pequeña orquestación que tuvimos en Abbey Road. Este disco es como tu hijo, lo presentas al mundo y tienes ganas de que la gente lo disfrute contigo.

Como ellos saben –y los nuevos seguidores también–, el proyecto es algo muy cuidado, también a nivel de directo: los audiovisuales, las luces, un gran equipo de gente, una banda de músicos de talento increíble con espacio individual en el ‘show’…

Has dicho que no sueles etiquetar tu estilo, ¿qué aprende una cantante de góspel de un rapero como Nach?

¡Ojalá escribiese como él! Nuestro nexo de unión es Pablo Cebrián, nuestro productor, al que se le ocurrió la colaboración. Nach aceptó inmediatamente entrar en el proyecto. Yo tuve esa idea de que, en el videoclip, los bailarines nos presentasen a cada uno y que contasen ellos la historia de Not Slaves. Nach no tiene límite y, además, a nivel personal, es todo corazón. He escuchado parte de su nuevo álbum y es muy grande.

La revista Rolling Stone te define como “la esperanza del soul español”, ¿qué tienes que decir a esto?

Todos los comentarios, mientras sean con respeto y positivos, como los de la Rolling, una revista con mucho nombre, me encantan. Si leemos la entrevista y no nos quedamos en el titular, fueron muy cariñosos, se nota que les gustó este proyecto, cuando nadie me conocía.

Eres una cantante con una sólida formación musical, ¿hasta qué punto esto es importante para ser artista?

Bueno, siempre se puede tener más… [risas]. La formación ayuda a subirse con mucha más confianza al escenario. Impone mucho la primera vez que te pones delante de la gente y defiendes lo que tú eres. Llevamos más de setenta bolos y es verdad que las tablas hacen que te encuentres tan agusto que puedas salir del paso en cualquier situación –si se te olvida la letra, si se te rompe la cuerda de una guitarra…–. La experiencia es un grado. Sientes más, mejoras tu instrumento y tu voz.

La formación ayuda a subirse con mucha más confianza al escenario. Impone mucho la primera vez que te pones delante de la gente y defiendes lo que tú eres.

¿Cuáles son tus referentes para componer?

Escucho un poco de todo y de nada a la vez. Soy muy de Leonard Cohen, desde siempre… Ahora escucho mucho a Joy Landrez, un guitarrista espectacular, o a Maggie Rogers, otro estilo de musica que no tiene nada que ver con el anterior. Mucho soul, como Norah Jones, por supuesto. Los Dire Straits, también. Una mezcla de todo: un poco de lo antiguo, un poco de lo moderno. Lo que cae en mis manos, casi.

En El Rescate Musical decimos que la música es ese lenguaje poderoso capaz de rescatarte, ¿qué es para ELE la música?

Es curativa, siempre la he utilizado como una forma de desestresarme. Desde que soy pequeña, me siento al piano a desconectar. La música es una herramienta de liberación. Cuando te subes a un escenario, lo es también. Cuentas todo lo que tú quieres contar a la gente, que quiere escucharte.

ELE: “Hemos arriesgado más, sin límites compositivos, y estoy contenta con el resultado”
5 (100%) 1 vote

Merce Moreno

Si hay algo que me guste más que hacer música es poder contársela al mundo. Periodista apasionada de la música rock e indie. También soy otra fan de John Boy.

Merce Moreno

Merce Moreno

Si hay algo que me guste más que hacer música es poder contársela al mundo. Periodista apasionada de la música rock e indie. También soy otra fan de John Boy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies