El Euro-drama Español: vamos a poner un poco de sensatez a esto

Eurovisión

Acusaciones de tongo, abucheos, gritos y hasta una agresión, fueron algunos de los ingredientes de uno de los espectáculos televisivos más bochornosos que podemos recordar. El programa “Objetivo Eurovisión” elegía el pasado sábado al nuevo representante de Eurovisión.

Antes de empezar, voy a decir que escribo este post de forma muy personal y en ningún momento mis opiniones representan o deben representar el sentir de el resto de compañeros de esta web. Pido permiso a El Rescate Musical para poner un poco de sentido común a una de las polémicas más fuertes de los últimos meses. Tengo que decir que no soy fan de Eurovisión, no lo sigo y no suele importarme mucho. El único motivo que me lleva a escribir estas lineas es la vergüenza que sentí al ver las imágenes de lo ocurrido.

Os pongo en situación:

El pasado sábado 11 de febrero RTVE celebró una gala para elegir al artista que representará a España en Eurovisión 2017, que este año se celebra en Kiev (Ucrania). Sin embargo, lo que iba a ser una fiesta de la música, se acabó convirtiendo en un bochornoso espectáculo. Según el sistema de votación, los miembros del jurado, conformado por Virginia Díaz (locutora de Radio 3), Javier Cárdenas (Presentador de Europa FM) y Xavi Martínez (Locutor de Los40), concedían puntos a cada uno de los artistas finalistas.

Tengo que decir que el hecho de que TVE elija como jurado a tres locutores de la radio musical española, me parece un acierto. Creo que debe valer más la opinión de un crítico musical que la del público, que a menudo se deja influenciar por otros aspectos que no son evaluables (como quién me cae más majo). La opinión de un crítico musical debería ser escuchada con atención y no pisoteada.

Al descubrirse que los votos de la audiencia y los votos del jurado hacían un empate de puntos entre Manel Navarro y Mirela, el público comenzó a protestar. Y más aún, cuando Jaime Cantizano, maestro de ceremonias de la noche, desveló que sería el jurado quien decidiría el nombre del representante de España en Eurovisión. El presentador anunció que cada miembro del jurado diría el nombre de su elegido entre los dos finalistas. El primero en votar fue Xavi, que mantuvo su apoyo a Manel Navarro. Javier Cárdenas dio su apoyo a Mirela y la decisión quedó en manos de Virginia Diaz, quién decidió finalmente que la canción que tendría más posibilidades era “Do It for your lover” de Manel Navarro.

El motivo de la polémica

Semanas antes de celebrarse esta final, Xavi Martínez invitó a Manel Navarro a su show diario, ‘Lo+40’, que se emite todas las tardes en la emisora musical Los40. Desde entonces, el comunicador solo ha tenido buenas palabras para el artista y su música, apoyándolo de manera muy visible tanto en su radioshow, como en sus redes sociales.

Días antes de la gala, se conoció el nombre de los miembros del jurado. Fue entonces, cuando los Eurofans, esos seguidores incondicionales del evento, hicieron gala de su descontento en las redes sociales por el nombramiento de Martínez como uno de los miembros del jurado, después de haber demostrado su apoyo público a Manel Navarro.

Un espectáculo lamentable

Con todo este percal montado y con los humos muy subidos, comenzaba una gala  retransmitida en directo por La 1 de TVE, con 6 finalistas en la que cada uno defendería su candidatura para representar a nuestro país en el festival Eurovisión. Mirela, Maika, Paula Rojo, Leckein, Mario Jefferson y Manel Navarro interpretaron sus respectivas canciones entre vítores y aplausos del público asistente del programa. Poco a poco la tensión fue creciendo hasta el momento final, en el que algunos miembros del público comenzaron a proferir insultos contra los miembros del jurado y en especial hacía Xavi Martínez y su emisora.

https://www.youtube.com/watch?v=zOIqRwC7l_Y

La gala acabó proclamando al nuevo representante de Eurovisión entre gritos e insultos y con el corte de manga del ganador al público. El presentador instó al artista a que tocara su canción para cerrar el programa y acabar con el tenso momento, pero la guitarra del artista no aparecía. Mientras, el violento público no paraba de gritar, como si estuvieran en un partido de fútbol.

Fuera ya de cámara, uno de los asistentes del público agredió a Xavi Martinez, obligándole a abandonar el plató.

Para mi, esto fue poco menos que una vergüenza nacional en la que unos pocos empañaron una gala en la que la música era lo importante. Pero poco parece importarles la música a esos seguidores que quieren hacer prevalecer sus ideas y sus gustos por encima de todo, convirtiendo un concurso musical en una batalla de seguidores, para ver quien grita más y quien apoya más a su artista favorito.

Pero esto no es todo, la batalla se ha trasladado durante el domingo a las redes sociales, el lugar donde todo el mundo siempre tiene su propia opinión y no duda en escribirla, esperando que todo el mundo le de la razón. Pero no se hablaba de la vergonzosa agresión a un comunicador de la radio. Se hablaba de que éste y los otros miembros del jurado han elegido mal y que la representante debía haber sido Mirela. ¿Estamos locos o qué?

Para una vez que se habla de música en este país y no es de música de lo que se habla!!

No entiendo el debate que he visto en las redes sociales. ¿Vamos a debatir cual es la mejor canción? Podríamos decidir eso y hasta cual es el color más bonito si queréis. Pero lo bonito que tiene el arte, es que es diferente para cada uno de nosotros. No podréis imponer vuestro gusto y vuestro criterio a todo el mundo y pretenderlo en un mundo, como el de la música es algo terrible.

Los gustos musicales pueden ser diferentes. Pero es horrible que algunas personas, no contentas con el resultado, decidan recurrir a la violencia (verbal y física) en ningún momento. Y es más terrible que, en vez de apoyar a las personas que defendieron su criterio personal pese a los gritos y los insultos, estéis haciendo debate de un tema tan turbio y bochornoso dando la razón a los violentos que ensuciaron el nombre de Eurovisión el pasado Sábado.

Hablar de música? Si. También compartirla, intercambiar gustos. Pero nunca se debe intentar imponer nuestro propio criterio sobre el de los demás. Sobre el debate del “tongo“, los miembros del jurado han dejado tajantemente claro que no lo ha habido. Incluso, Xavi Martinez en una carta abierta publicada en la web de Los40 ha animado a aquellos que le acusan a presentar las pruebas (si es que existen).

Si no entendéis la música, es mejor que os dediquéis a discutir de fútbol o de cualquier otra cosa y dejéis a los artistas y a los profesionales de la música en paz.  Desde este pequeño post, quiero dedicar todo mi apoyo y mi calor tanto a Xavi Martinez, como a todos los profesionales que tuvieron que aguantar la vergüenza que todos pudimos ver, pero que ellos tuvieron que sentir muy de cerca.

Con espectáculos como este, sigue y seguirá sin gustarme Eurovisión. Lo siento.