Edu Esteve y su “Fènix” alzan el vuelo

Edu Esteve es un joven artista badalonés independiente que recientemente lanzaba “Fènix”, su primer trabajo en solitario.

Edu Esteve es un joven cantante badalonés que, además, quedó entre los treinta finalistas del casting de Operación Triunfo 2020, hecho que le ha ayudado a catapultar su trayectoria musical. Empezó a componer canciones con tan solo 14 años y a partir de ahí comenzó a participar en diferentes eventos hasta llegar donde está. Con un estilo propio muy marcado como artista, destacan cosas como su perseverancia. Esto se muestra en el nacimiento de “Fènix”, su primer álbum en solitario y proyecto que nace de él siendo un artista independiente, creado con gente de sus círculos cercanos.

Descubriendo el “Fènix”

Si algo define a Fènix y a Edu es la valentía. Un artista independiente que saca un proyecto adelante con un pequeño equipo y que mezcla hasta 3 idiomas no es algo que se ve todos los días. Pero, en este caso, la mezcla es un acierto que proporciona al artista y al EP mucha personalidad y lo convierte en algo único. Si lo que quieres es pasarlo bien, sin duda estas son tus canciones. Como contrapunto, este trabajo es un homenaje a su padre fallecido el año pasado, cosa que se puede notar en que recurre a los que eran los estilos musicales que este escuchaba.

“Vine (Adrenalina)” es la primera canción que encontramos, la primera que salió y es el resumen perfecto de lo que depara el EP: adrenalina, canciones divertidas y ritmos movidos. En este caso, el tema va exactamente sobre eso, energía y despreocupación por los problemas. Es en su mayoría en catalán con algunas frases en inglés. En honor a sus raíces, una parte de la canción es rapeada. También es la única que pudo escuchar su padre. En cuanto a los estilos, tiene elementos funky y R&B.

La segunda es “Superstar”, que mezcla el inglés y español. El título es básicamente de lo que trata la canción, diversión y baile, pero también es una declaración de intenciones: “Ya no hay control te enseñan lo que quieren pero yo sé quien soy. No les presto atención, yo sigo con mi meta, empieza el descontrol”. Lo que describe su lucha dentro de la industria musical. Siguiendo el orden, se encuentra “Más lejos estoy”. Este tema habla de dejar atrás algo que dolió, de dejar de pensar y tomarse las cosas de otra manera con la siguiente persona. La canción termina con un extenso instrumental de guitarras y sintetizadores con varias voces que hacen una especie de “burla” que refuerzan lo de tomarse las cosas menos en serio.

“Cada cop mès fort” traslada con su sonido al que la escucha a una fiesta con orquesta. Precisamente, narra como una chica le acelera el pulso en medio de una de estas.  “Boom” cuenta con un estribillo mayoritariamente en inglés y el resto en español. Una canción “explosiva”, literal y figuradamente, tanto por su nombre como por su sonido. Dentro de las tipologías de canciones de amor, esta es una canción gamberra. “Fènix” es la canción que da título al EP simbolizando esa lucha que se mencionaba antes. Cada vez que llega el estribillo de la canción sientes que eres literalmente ese fénix que se enciende en llamas al llegar aquí a sus puntos más altos. En ella, Edu Esteve se compara con ese fénix y se mencionan atributos de esta criatura fantástica como son la inmortalidad.

La mezcla tan curiosa de inglés y español vuelve a aparecer en “La Mès Dolenta”. Casi puedes escuchar a Bruno Mars en los ritmos de esta canción e incluye incluso referencias a Ozuna y al “Con Altura” de Rosalía (“Aquesta nit amb tu vull baixar-te la lluna, I ballar-te fins que punxín l’última bomba d’Ozuna. Quan marxa la roba em perfuma, em malacostuma I com Rosalía sempre està a l’altura“).

Al final el EP torna caminos menos festivos que empiezan aquí con “Olvídame”, una canción de desamor. De nuevo vuelve a aparecer una parte rapeada. Edu quiere alejarse de una relación en la que “se perdió la confianza” diciendo que merece algo mejor, que ha perdido mucho. Pide que la otra persona lo olvide para poder avanzar. Cierra el EP “Un Nou Àngel”, la más parecida a una balada. El artista le dedica esta canción (en especial, ya que en realidad todas lo son en parte) a su padre que falleció el año pasado, de ahí su nombre “un nuevo ángel” (“Ara ja sé, que el cel té un nou àngel. Ara ja sé, com és per dins l’infern. Em podràs veure des de l’aire, no deixaràs que se m’emporti el vent“).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.