Dinero celebra sus 10 años entre amigos en el OchoyMedio

Dicen que ir a conciertos y festivales puede alargar la vida, y conciertos como el de la noche del jueves de Dinero estoy seguro que es la clara prueba de ello.

10 años han pasado desde que el grupo Dinero empezase su aventura en este difícil mundo de la música, y el jueves 5 de abril lo celebraron por todo lo alto en un rebosante OchoyMedio en Madrid.

El grupo liderado por un incombustible Sean, sacó su mejor arsenal para hacer disfrutar a un entregadísimo público desde el minuto uno hasta el final. Si algo caracteriza al vocalista de la banda, siempre ha sido su entrega en el escenario y su conexión con su público.

La noche empezó con “Purasangres” y “Nada”, y ya apuntaba a que iba a ser una noche al más puro estilo Dinero.

Dinero quería que la noche fuera especial y pusieron los mejores ingredientes posibles para que así lo fuera. Un setlist con canciones que lleguen a propios y extraños, a los seguidores más fieles del grupo desde sus inicios, hasta aquellos que se han incorporado más tarde. Hubo tiempo para repasar algunas de las canciones de “Cero” su último disco, y otras de sus discos anteriores como “Enérgico, mágico, eléctrico”, “Como cuándo quién” o “Segunda Piel” entre otras muchas.

A esto había que añadirle los grandes amigos que subieron al escenario a acompañar a Dinero. Un claro ejemplo fue la primera de las colaboraciones, pues no había nadie mejor para una canción como “Duelo de titanes” que uno de los vocalistas más cañeros del panorama, Gabi Montes de los Sexy Zebras. Diré que la mezcla de ambas voces fue absolutamente bestial. Gabi sabe muy bien hacer arder un escenario.

Entre “pogos” y cubatas volando (tres le cayeron en la cabeza a un servidor), hubo momentos más íntimos como el de Sean interpretando “Tan real” junto a su hermana Elsa.

Gonçal de Mi Capitán fue otro de los que acompañaron a Dinero en su décimo aniversario interpretando “El Momento Perfecto”.

Hubo también tiempo para que Sean se subiera solo al escenario con su guitarra y regalase dos bonitas canciones como “Autoafirmación” y “Tiene que parar”.

Otro ingrediente estrella en los conciertos de Dinero es cuando Sean baja con su público y empieza a cantar a capella con todos ese “Saboreal” que tanto nos encanta, aunque la vuelta al escenario salió un poco accidentada, quizás faltó practicar el salto al escenario en los ensayos, pero evitando una caída in extremis siguió como si nada su conciertazo.

La última gran sorpresa llegó de la mano de Mikel Izal en lo que fue el momento estrella de la noche con “En Invierno” con ambos artistas poniendo todo el OchoyMedio patas arriba.

“Una noche más” sirvió de colofón a la increíble noche de Dinero en Madrid.

Sean dijo durante el show que su próximo disco volverá a ser más cañero como los primeros, yo solo puedo añadir, hacerlo como os de la gana, pero seguir haciendo música.