La frescura de “Darle la vuelta”

2020 nos está dejando con un sabor amarguísimo, estático, sin ningún tipo de encanto ni frescura. Saliva reseca de recién despierto. El tiempo e incluso el espacio (el público, por lo menos) lo acapara un bicho microscópico y enorme. Y nos asombra, y nos ensombrece.

“Darle la vuelta” es a la vez propósito y título del nuevo álbum de La Pegatina. Enseñarnos cómo se hacen las flores, recordar, con ayuda de Travis Birds, aquellos amores prohibidos que se hacían irremediables, subir 20 y ganar aunque vengan duras gracias a PJ sin Suela. Arnau Griso, el Kanka y Delaporte suman su colosal talento un proyecto que, si bien tenía un objetivo descabellado (¿Darle la vuelta a 2020? Hay que tener valor), lo alcanza en sus 32 minutos. Y cuando acaba y dejamos de bailotear sin querer, nos da pena, pero se puede volver a poner.

Hablando de valor, desde El Rescate Musical queremos poner en valor, a todos los autores que, en un sector en plena crisis, siguen con la voluntad hacer discos, sobre todo en físico. Los discos que son viajes, de la primera canción a la última. De los que van de pé a pá. De los que metíamos en el coche. Nuestro granito de arena para Darle la vuelta a este berenjenal es invitaros a comprar discos. No sólo de La Pegatina, de cualquier artista. Se trata de conseguir que esa famosa Alerta Roja (que, como casi todo en esta época de pantallas, está ya olvidada) se torne Naranja. Es tiempo de amar de verdad, a la música, a los músicos, al vecino (desde lejos) y al que podamos, es tiempo de Darle la vuelta.