“Partitura de un silencio”: Algo más que un silencio en Santiago, por Pez Mago

Porque todo parece cobrar más sentido cuando la palabra consigue ordenar ese barullo de sentimientos que normalmente rondan la cabeza de cualquiera, el fin de semana pasado tuve clarísimo que me merecía la pena otorgarme una parada para disfrutar de la música de Pez Mago en directo.

Pez Mago presentaba en Santiago de Compostela, “Partitura de un silencio”, la nueva y valiente propuesta personal de Lucas Álvarez de Toledo quien cuenta con una reputada fama en el circuito de cantautores surgidos en el cambio de siglo, y hasta allí me acerqué, fiel a la sala Sónar. Eran las 22h pasadas cuando un “Discúlpame” comenzaba a sonar y Lucas hacía volar su particular partitura de un mágico silencio por encima de todo el público que allí nos congregábamos.

Creo que todos quedamos dulcemente sobrecogidos con la desgarradora historia que narra el tema que abre el disco, “Discúlpame”, y por su final abierto con aquello de “te dejo lo que quede por venir”, cuando le siguieron los acordes de guitarra previos de “Cruzando”, conmovedora canción que hace una lectura de la cruda situación de hombres y mujeres que se encuentran en fronteras peleando hasta al final por hacer su sueño realidad.

Pez mago santiago

A partir de aquí el concierto se volvió tremendamente participativo, Pez Mago pidió al público que lanzara propuestas y él fue atendiendo una por una las peticiones realizadas. Así surgieron temas ya conocidos como “Con la boca por delante”, derroche de dulzura al alza y con el que yo siempre visualizo a Lucas guitarra en mano junto a Marwan, o como “He vuelto a por el humo” acompañado de momentos muy simpáticos por la forma en que Lucas contó la historia que envuelve la creación de esta canción y con los coros con los que el público se soltó formando parte del concierto en otros títulos como “Lo que más me gusta”, “Madrid” y “A menudo”.

Pez mago santiago

De este modo, entre risas y ofrendas de canción de autor al rock de inspiración lisérgica con miradas tímidas hacia el folk, fuimos recorriendo todas y cada una de las canciones de “Partitura de un silencio” y no defraudó, desde un más que esperado “Piscinas vacías” hasta deshojar un “Todos se rinden” en el que describe como nadie el desarme de todos nuestros “yo” ante algo/alguien que nos atrae sobremanera, no defraudó.

Pez mago santiago

Antes de despedirse con el ritmo pegadizo de  “Blanco y negro” con el que todo el público se deslizó a través de un suave vaivén bailón antes de romper en aplausos, hubo momento para viajar con mucho humor por alguna historia de las contenidas en su libro “El mundo también se dobla”.

Lucas, Pez Mago, esa apuesta por unir las músicas de las dos orillas atlánticas de habla hispana desde una mirada europea, esa exaltación de la amistad, esa invención de paisajes sonoros que navegan entre la realidad y la irrealidad, esa tendencia a beber de ensoñaciones mágicas, suponen un alivio en el análisis del interior de cada quien.

“Partitura de un silencio” fue y será sin duda algo más que un silencio, escucharlo te llevará a algún lugar emocionante. No dejes nunca de seguir un directo de Lucas, no dejes nunca de estar ahí, Lucas.

“Partitura de un silencio”: Algo más que un silencio en Santiago, por Pez Mago
Vota este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies