Pablo López en Madrid: una noche de voz, piano y libertad

Pablo López se subió ayer al escenario del WiZink Center de Madrid para presentar su Tour Santa Libertad.

El malagueño demostró que las supersticiones se pueden desmontar, y que un martes 13 puede llegar a ser mágico. Con la fuerza que le caracteriza, su pasión inmensa por las teclas, y una ilusión desbordante, Pablo López se dejó la piel en cada nota y demostró lo que se propuso: libertad. 

‘La mejor noche de vuestra vida’

Eran poco más de las nueve de la noche cuando dio comienzo el concierto. Con las luces poniendo el foco sobre el escenario, Pablo López aparecía entre aplausos y se dirigía a su fiel compañero, el piano. Mientras, su banda, y una hilera de violines y chelos, tomaban posiciones. Todo auguraba ya, que iba a ser una noche increíble en cuanto a calidad musical.

‘El camino’ y ‘El niño’ (interpretado junto a Antonio Orozco) fueron los temas elegidos para entrar en calor.

“Buenas noches Madrid. A la altura de este techo es difícil estar. A mi, los que me quieren de cerquita me han dicho, ‘pásatelo de puta madre’. Yo solo quiero que ustedes, un día tonto de noviembre, tengan la mejor noche de vuestra vida.”

El público – formado por 13.000 personas – estaba cada vez más entregado, y no dudó de corear sin descanso temas como ‘Vi’ o ‘La mejor noche de mi vida’.  

Llegó el momento de ‘El Patio’, un tema “sin techo” que ya podría considerarse una de las canciones referentes de la música en español. Antes de cantarla, el malagueño invitaba al público a que fuera libre y que siempre sintiera esa libertad, en todos los ámbitos de la vida.

‘Ojalá todas las cosas fueran como esto’

Con todas las personas en pie, llegaba el turno de ‘El incendio’, que fue acompañado por todo el público sosteniendo luces naranjas para simular el fuego.

A lo largo del concierto, Pablo López fue presentando los temas y dedicando algunas palabras a sus seguidores. A golpe de piano, una percusión marcada en muchas ocasiones por las palmas del público, y un juego de luces que rompía en los momentos álgidos de los temas, fue interpretando temas como ‘El teléfono’, ‘Lo imposible’ y ‘Dos palabras’.

“Madrid, tocamos el día 4 de octubre del año 2013 en la Sala Caracol. Qué bonitas las primeras veces, ¿por qué no se mantiene eso? Pero os digo una cosa, se puede mantener la primera vez. En la Caracol me cagué vivo, igual que hoy, y eso es bonito. Ojalá todas las cosas fueran como esto. Vive cada día, saborea cada día, estrena cada día tu coche, estrena cada día tu amor, vive como si fuera el primer día de tu vida.”

Continuó con ‘Yo te espero aquí’, ‘Hijos del verbo amar’, ‘El Mundo’, y ‘El Gato’; y con todo el público en pie, tocó temas llenos de fuerza como  ‘La Doble uve’, ‘Suplicando’ o ‘Santa Libertad’.

Pablo López y Miriam Rodríguez sobre el escenario

Llegaba el turno de la segunda colaboración de la noche.

“Hace tiempo estaba en casa, vino una amiga, empezamos a hablar de nuestra vida, nos fuimos acercando a un piano y escribimos una canción. Me gusta muchísimo la verdad, y qué de verdad es que la cantemos esta noche. Un fuerte aplauso para Miriam Rodríguez.”

Miriam Rodríguez, llorando de emoción, se subía al escenario que se transformaba en un lugar más íntimo. Una cortina tapaba casi todo el escenario, quedando solo visible un pequeño piano y ellos dos para que interpretasen ‘No!’.

Los otros dos invitados de la noche fueron la joven chilena Cami Gallardo con quien cantó ‘El futuro’ a grito de “seremos libres”, y Luis Fonsi con quien interpretó su mítica balada ‘Yo no me doy por vencido’.

“A mi me gusta tocar, me gusta hacer música. Lo único que me interesa en la vida es tocar, y te agradezco que estés aquí hoy porque me lo permites. Gracias de corazón”.

Pablo López invitó a Pablo Motos al escenario

“Él se propone cosas y lo hace todo. Está loco. Él es tocayo mío, él es la televisión, él es la comunicación, él es el dar. Y yo quiero que vea algo hermoso con sus ojos. Quiero que me ayudéis a sorprender al tipo que se dedica a sorprender. Así que Pablo Motos, vente pa acá,” decía Pablo López.

Con el malagueño al piano, y Pablo Motos de testigo, se apagaron todas las luces para dejar que el público alumbrara el escenario con las linternas de sus móviles, mientras comenzaban a sonar los primeros acordes de ‘Lo saben mis zapatos’.

Tras esta catarsis de emociones, el concierto iba llegando a su fin. Pablo Motos abandonaba el escenario y López pedía silencio para crear algo único. Con todo el público del WiZink Center expectante, y la inmensidad de la voz del malagueño, Pablo López cantó unos cuantos versos a Capella y sin micrófono para terminar el tema ‘Lo saben mis zapatos’.

‘Tengo de frontera una canción’

El último tema de la noche fue ‘Tu enemigo’. Bajo el lema “tengo de frontera una canción” coreado por todos, y las palmas de las manos en alto, la noche del martes 13, llegaba a su fin.

“Ya está Madrid. Me gustan los cafés, me gustan las tardes sin tener nada que hacer, me gustan las cosas que son absolutamente intrascendentes porque, ¿sabes qué pasa? Que se acaban convirtiendo en lo más importante. Gracias por esta noche. Si te haces enemigos, que estén a la altura del conflicto.”

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pablo López en Madrid: una noche de voz, piano y libertad
5 (100%) 2 votes

Beatriz Alonso Montalvo

20 años, de Madrid. Estudiante de periodismo y amante de la música... Si es en directo, ¡mejor!

Beatriz Alonso Montalvo

Beatriz Alonso Montalvo

20 años, de Madrid. Estudiante de periodismo y amante de la música... Si es en directo, ¡mejor!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies