Lola Indigo llena de ritmo y energía el WiZink Center

Lola Indigo en el WiZink Center. Fotografía: Diana Nalbaru (@diananalbaruphoto)

Hay noches que se quedan grabas en la memoria. Una de ellas fue la noche del sábado 17 de julio, cuando Lola Indigo realizó su primer concierto en el mítico recinto WiZink Center de Madrid. En tan sólo cuatro años pasó de ser la primera expulsada de la exitosa edición de Operación Triunfo 2017 a colgar el cartel de ‘Sold Out’ en este recinto.

El escenario se iluminó y se pudo ver una gran plataforma sobre la que estaba la cantante. El público no podía parar de dar palmas y cantar la primera canción, ‘La Niña de la Escuela’, su último single. Con su grupo de bailarines, ‘Culo’ y ‘Mala Cara’ cautivó a unos espectadores entregados. Aún con la energía en el ambiente, ‘Trendy’ y ‘Ca$h’ fueron cantadas de principio a fin.

Uno de los momentos especiales de la noche llegó cuando su amigo y guitarrista Rubens subió a la plataforma con ella para interpretar ‘La Llorera’. El WiZink se iluminó con las luces de los espectadores, creando una atmósfera mágica que iba dedicada a Charlie, subdirector de la radio Los40, que falleció recientemente.

Lola Indigo en el WiZink Center. Fotografía: Diana Nalbaru (@diananalbaruphoto)

“Cuatro años han pasado muy rápido, pero seguís aquí”, decía Mimi muy emocionada agradeciendo a su público la presencia en una noche tan importante para ella. El público se lo devolvió cantando de principio a fin y acompañando a Lola en su ‘cómo te va?’.

Una parte muy importante y esencial de su espectáculo son sus bailarines, su familia, y así lo quiso dejar claro. “Aunque sea mi nombre el que aparece en el cartel, Lola Indigo son todas las personas que están aquí detrás conmigo”, explicaba la granadina. Y al igual que de sus bailarines, está muy orgullosa de sus raíces, y dio paso a ‘Killa’, una de las canciones de su nuevo disco “La Niña”.

El público se vino más arriba cuando Lola Indigo hizo referencia a su Akelarre”, interpretando ‘Maldición’, ‘Santería’ y ‘Mujer Bruja’. Hay que recordar que este concierto se iba a celebrar un año atrás con motivo del lanzamiento de su primer disco, pero ‘La Noche de las Brujas’ se tuvo que posponer hasta esta fecha por la pandemia.

Lola Indigo en el WiZink Center. Fotografía: Diana Nalbaru (@diananalbaruphoto)

Tras un pequeño parón y un cambio de vestuario, salieron a escena dos muñecos de la película Space Jam, film donde la cantante pondrá voz a su protagonista. Tras ellos, el grupo de bailarines regresaron con balones de baloncesto para ponerse a bailar y hacer disfrutar al público con ‘Lola Bunny’.

El espectáculo continuó con ‘Tamagochi’ y como el público quería más, al terminar la canción, Lola regaló un trocito a capella, acompañada por los mejores coros que se pueden tener, su público. “Si alguna vez cumplís vuestros sueños, arrastrad a toda la gente bonita que tenéis a vuestro alrededor”, decía la cantante para presentar su siguiente canción, ‘Spice Girls’, la cuál es una oda a la amistad, a sus amigas de siempre.

Una de las sorpresas de la noche llegó cuando Belén Aguilera saltó al escenario para cantar a dúo ‘La Tirita’, algo que, a pesar de estar sentados, levantó al público. Volviendo a dar importancia a su equipo, Lola dedicó ese concierto a los bailarines y todo el sector con las canciones ‘Fuerte’ y ‘Calle’.

Mimi daba las gracias muy emocionada al público diciendo que “después de lo que hemos pasado que estéis aquí vestidos de rosa y comprando una entrada es increíble’. Y es que el estadio era una gran marea rosa, tal y como había pedido días antes en sus redes sociales la cantante. Otro de los momentos de la noche llegó cuando Alba Reche, Jedet y Ms Nina acompañaron a la cantante para interpretar ‘Nada a Nadie’.

Lola Indigo en el WiZink Center. Fotografía: Diana Nalbaru (@diananalbaruphoto)

“Gracias por apostar por un espectáculo de danza”, explicaba Lola, antes de dar paso a 4 Besos’. El mejor final que podía tener su concierto fue su principio, lo que le llevó hasta donde está. Con fuegos artificiales y rodeada de los suyos, de sus bailarines y su público, el concierto terminó con ‘Ya No Quiero Ná’.

Mimi Doblas sabía desde pequeña que iba a llenar un estadio y así se lo hizo saber a su madre, como explicó en el concierto. Puede que en esos sueños de niña también estuviera un cartel de ‘no hay entradas’ colgado, o incluso imaginaría mil veces como la gente cantaría y bailaría sus canciones. Pero lo que se vivió el 17 de julio fue mejor que sus sueños porque fue una realidad.

La Niña, después de mucho trabajo y esfuerzo hizo que la gente creyera en ella y, aún más importante, en su proyecto. Por eso hay que recordar una frase que dijo en su entrevista para El Rescate Musical: “Cuando más presente tenemos a nuestro niño interior, cuanto más te pareces a lo que imaginaste de niña, más cerca estás de la felicidad”. Lola Indigo es La Niña, lo que siempre soñó.

Galería de imágenes – Lola Indigo (WiZink Center) 17/07/2021