La competencia incrementa en Eurovisión 2019 (III)

Eurovisión 2019 se ha convertido en un completo circo. Si ya era un foco de polémicas y discusiones, ahora se suma una guinda más al pastel. Ya tardaban en retirarse países del certamen. De hecho, lo extraño era que todos los Estados participasen en el festival celebrado en Tel Aviv. En este aspecto, Ucrania ha captado todas las miradas de los eurofans porque ha confirmado que se retiran del festival de forma temporal.

La cadena pública UA:PBC así lo ha comunicado de manera oficial. El motivo es que Maruv había ganado la preselección nacional ucraniana, pero rechazó las condiciones para viajar a Israel. Por lo visto, estas condiciones eran muy duras. La cantante, que tiene una buena relación con Rusia, debía cancelar su gira en el país liderado por Vladimir Putin si quería representar a Ucrania. Básicamente, la polémica en este caso es más política que social. Entre otras cosas, sigue de relieve el conflicto entre ambos países por la creciente tensión en Crimea.

Tras el rechazo de Maruv, ofrecieron la oferta a los otros clasificados de la preselección nacional. Sin embargo, éstos se negaron a representar a su país bajo esas condiciones tan estrictas. Por lo tanto, esta edición no contará con la participación de Ucrania, país anfitrión en 2017 cuando un año antes Jamala se alzaba con la victoria con su tema 1944.

Anteriormente hemos analizado las canciones de Albania, Francia, República Checa, Australia, Montenegro, Italia, Eslovenia, Reino Unido, Letonia, Croacia y Estonia. Además, no exento de expectación, quedan tres días para que Miki estrene el videoclip de La venda. En concreto, será el próximo 7 de marzo cuando podamos escuchar la versión final del cantante catalán.

En este post haremos una review de otros cuatro países: Finlandia, Moldavia, Lituania y Dinamarca.

El buen rollo ha muerto en Eurovisión. O al menos está de capa caída. Dos ediciones con canciones animadas e inolvidables, pero esta vez Moldavia ha bajado el listón. Anna Odobescu ha conseguido su pasaporte para Tel Aviv con «Stay», una canción íntegra en inglés. Una balada pop que anima a permanecer en pie ante las adversidades y apoyarse en las personas importantes.

No es un tema innovador ni rompedor. No obstante, sí que se puede decir que Moldavia ha roto los esquemas, ya que últimamente nos tenía acostumbrados a canciones bailables y con grandes puestas en escena. De hecho, tanto en 2017 como en 2018 los moldavos han logrado una posición dentro del top 10. Por ello, tras el cambio de eje y de estilo, hay que tener en cuenta que las baladas no suelen dar para tener unas ambiciosas puestas en escena. Por este motivo, es bastante probable que Moldavia no tenga lugar en la primera mitad de la tabla. Y apurando mucho, tal vez tampoco logra pasar a la final. Las apuestas no ofrecen a este país un buen augurio.

Una de las actuaciones más recordadas del año pasado fue la de Rasmussen. Sí, aquel grupo danés que disfrazó a sus integrantes de vikingos, como si de un festival de cosplay se tratase. El caso es que Dinamarca también ha perdido fuerza. Leonora entonará su canción «Love is forever», también en inglés. Es incomprensible que los países renuncien a sus idiomas nacionales. Menos mal que aún tenemos países como España, Albania, Francia, Italia o Hungría que defienden con fuerza sus lenguas.

La canción danesa no es mala, en absoluto. De hecho, aporta un aire tranquilo, ‘buenrollista’, simpático y agradable. Pero ha perdido fuerza porque el año pasado los vikingos destacaron mucho. El pop, la dulce voz de Leonora y una puesta en escena extravagante podrían llevar a Dinamarca al top 10 en Eurovisión. Sí. Sería posible porque de momento las apuestas sitúan a los daneses en la séptima posición. Sin embargo, siendo realistas, éste no es el año de los daneses y, al revés que en 2013, no van a ganar.

Lituania también ha caído en picado. El año pasado la representante lituana, Ieva Zasimauskaité, llevó a Lisboa la que personalmente fue la mejor balada de todo el certamen. «When we’re old», un tema dedicado a su marido. Una canción sencilla basada en su voz y en todo lo precioso que puede hacer en un escenario de forma sencilla.

Este 2019 el abanderado de Lituania es Jurijus, que cantará «Run with the lions». Ésta es una canción que pertenece al estilo pop más puro. Es una canción literalmente plana que apenas tiene subidas y bajadas. Música completamente plana de un cantante que no destaca ni tiene gran presencia en el escenario. La única oportunidad de esta república báltica de destacar en Eurovisión y de llegar a la final se reducen a la puesta en escena. Lo positivo es que, al menos, la canción invita a tener una puesta en escena digna. Asimismo, parece que Lituania está al límite. Según las apuestas, los lituanos están ahora en la posición 16 de 24.

Jurijus se alzó con la gloria en la preselección lituana tras hacerse con el apoyo tanto del público como del jurado profesional. No será la primera vez que el cantante se sube a un escenario para representar a su país. Ya lo hizo en 2013 en Malmö y en 2015 en Viena. No obstante, en ambos casos lo hizo como corista. Por ello, sí es la primera vez que actuará como solista.

Por su parte, la música electropop tendrá un hueco en el festival. Este estilo tan recurrido ya tuvo un lugar en el escenario el año pasado, pero no triunfó. Así ocurrió con los representantes de Polonia: un cantante y un DJ que no pasaron de la semifinal con una canción más electrónica que pop. De todos modos, también hay que reconocer que el nivel del certamen de 2018 era mucho más elevado y había canciones con mucha calidad.

Finlandia también llevó algo similar. Saara Aalto cantó «Monsters». La suerte de los finlandeses dio un giro de 360 grados en 2018. Aunque quedaran penúltimos, pasaron a la final. Algo ante lo cual ya estaban desesperanzados. En el festival que se celebrará en Tel Aviv el próximo mes de mayo, Darude y Sebastian Rejman intentarán posicionar a Finlandia en el pódium del certamen. «Look away» es el título de la canción que hará saltar a los 10.000 asistentes que puedan disfrutar del espectáculo en directo.

Por otro lado, la canción y el género al que pertenece permite la posibilidad de que haya mucho juego con la puesta en escena. Recordemos que este elemento es uno de los más importantes en Eurovisión. De momento, Finlandia está 11 de 26 en las apuestas, pero evidentemente bajará porque faltan todavía 15 países por publicar su canción representante.

La competencia incrementa en Eurovisión 2019 (III)
5 (100%) 2 vote[s]

Juan Carlos Piña

Palma de Mallorca, 1996. Estudiante de Periodismo y Comunicación Audiovisual. Aficionado a tocar el piano, a la fotografía y a viajar. ¿Música? ¡Sí, gracias!

Juan Carlos Piña

Juan Carlos Piña

Palma de Mallorca, 1996. Estudiante de Periodismo y Comunicación Audiovisual. Aficionado a tocar el piano, a la fotografía y a viajar. ¿Música? ¡Sí, gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies