Chus Navajo alumbra el mar musical con “Cavallería”

El artista madrileño lanza el tercer adelanto del nuevo trabajo que está preparando para este 2021. Cobra protagonismo el folk latino.

Chus Navajo prepara su tercer trabajo. Llevará el nombre de “Cavallería” y será el tercer disco del artista madrileño con el que mantiene su estilo de cantautor roquero al tiempo que cabalga en el terreno del folclore latinoamericano.

El álbum toma el nombre del faro de Cavallería el primero en construirse en la isla Menorca en 1857. Cabe destacar que es un disco especial porque lo escribió durante el confinamiento. Después, lo grabó con lo mínimo que pedían las canciones manteniendo siempre en primer plano el mensaje que late en el interior de sus letras.

El último adelanto, el tercero, es una versión de “Diez años después” un clásico de Los Rodríguez. Por lo tanto, Chus Navajo ha querido rendir un pequeño homenaje a la banda liderada por Andrés Calamaro. Con “Diez años después” invita al público a acompañarle hacia nuevas sonoridades, en este tránsito del rock a la música popular.

El segundo sencillo de su próximo trabajo fue “El pirata perdido”. Un tema firmado por él mismo bajo la producción de Candy Caramelo. El título hace alusión a los piratas que tuvieron que abandonar su práctica de saquear la costa por la irrupción de la luz vigilante del faro.

Poco antes, Chus Navajo presentó “Por el monte” como primer aperitivo. En esta pieza, el compositor madrileño narra la despedida de un deseo nocturno al que no se puede atrapar. Es decir, el amor que se deja escapar, pero con el conocimiento de que mereció ser más.

Es una canción de una crudeza delicada, con un estilo enraizado en el folk más solemne, marcando un tempo más lento de lo habitual que le otorga un peso especial a la melodía y da lugar a atisbar la influencia de ritmos latinos como la ranchera o el pasodoble. El videoclip está grabado a las afueras de la localidad madrileña de Las Rozas.

Han pasado apenas dos años desde la publicación de su segundo disco “Cartas para seguir”, tras su debut en solitario con “Mis mejores enemigos” (2018). Lo cierto es que Chus Navajo comenzó a estudiar música con apenas seis años en la escuela municipal de su pueblo. El violonchelo dio paso a la guitarra y a sus primeras canciones. Su estreno como cantante fue en un grupo tributo a Calamaro. De hecho, su primera banda la fundó junto a sus hermanos y aportó vida al panorama musical universitario madrileño.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.