Camilo y su fábrica de conseguir éxitos

Camilo publica su más reciente sencillo y videoclip 'Favorito', el cual ya está disponible en YouTube y plataformas digitales.

Hay artistas que están tocados por una varita mágica. Intérpretes que se suben a la cresta de la ola y no naufragan. El aire les sopla a favor y consiguen llegar a buen puerto. Este 2020, en materia latina, podrían repartírselo J Balvin, Myke Towers o Rauw Alejandro. Pero seguro que también tiene que haber un hueco para Camilo.

El hombre con el bigote más curioso de la industria musical está de dulce. Canción tras canción, el colombiano no para de cosechar éxitos y notoriedad. Y lo hace con un estilo urbano desmarcado de lo habitual, con un pop latino romántico, sin tanta fuerza como el trap o el reaggeton. Letras cuidadas y a la vez pegadizas, sensuales en algunos puntos pero sin vulgaridades.

‘Camilo’ no se cansa de los éxitos

A Camilo da igual lo que le pongan por delante, pues todo lo solventa con nota. Desde que le conocieran en todo el mundo con ‘Desconocidos’ junto con Mau & Ricky. O aquel pegadizo ‘Tutu’ que grabó con Pedro Capó y luego también remezcló con Shakira. Todo a partir de ahí ha sido un camino de rosas para el colombiano.

Incluso le hemos visto sumándose a otros cantantes para realizar remixes. Sin ir más lejos, este verano se subió al barco de ‘Tatto Remix’ junto con Rauw y le ha dado una nueva vida al tema. O el precioso hit ‘El mismo aire’, en el que colabora Pablo Alborán. Un baladón corta venas en el que sus voces encajan a la perfección.

Aunque sin duda, la colonización de Camilo pasa por el single ‘Favorito’, una de las canciones del verano 2020. Ha sonado en todo el planeta y le han colocado definitivamente entre los máximos exponentes actuales del género urbano. Y, como hemos dicho antes, sin hacer un estilo similar a los que copan las listas de singles. También colabora en ‘Despeinada’ junto con Ozuna y va camino de convertirse en éxito. Y hace algunas semanas publicó ‘Vida de rico’. Una fábrica de sacar música de calidad. Y no tiene pinta que se le vaya a acabar pronto la mecha.