‘Voy a quedarme’ y ‘Memoria’, los dos hits de Blas Cantó para Eurovisión

Blas Cantó

2020 nos quitó muchas cosas y una de ellas fue Eurovisión. El certamen más importante del mundo de la canción no pudo celebrarse debido a la pandemia tras más de 60 años cumpliendo ininterrumpidamente. Sin embargo, ya se calientan motores para Rotterdam acoja el festival y pueda entregar el micrófono de plata. Entre los contendientes estará el representante español Blas Cantó, que esta semana ha lanzado los dos temas que optan a convertirse en su canción a defender en los Países Bajos.

‘Memoria es la propuesta más movida’

Una de las posibles sucesoras de ‘Universo’ es ‘Memoria’, que de las dos propuestas es la más arriesgada y fresca. Es un tema alejado del mítico dualismo del festival entre balada y fiesta, pues juega entre líneas con elegancia y buen rollo aunque posee muchos componentes ‘eurovisivos’. Tiene una letra romántica con un ritmo acelerado y pegadizo y se asemeja más a los sonidos urbanos que a esa electrónica nórdica de ‘Universo’.

No obstante, tal vez el hándicap más notable de la canción es la falta de contundencia del estribillo. Temas como ‘La Venda’ o ‘Quédate conmigo’ apostaron por un estribillo potente, diferenciado del resto de la canción. Rompedor. Algo que no ocurre con este tema de Blas. No llega esa eclosión en la parte más importante, sobre todo teniendo en cuenta la retahíla de agudos y falsetes de los que hace gala la pista. Te deja a medias, sin dormirte pero tampoco levantándote del sofá.

Toque de romanticismo con ‘Voy a quedarme’

El otro 50% de la elección es ‘Voy a quedarme’, una canción menos eurovisiva pero más en la línea de ese sentimentalismo que le dio la victoria a Duncan Laurence en la última edición. Es un hit mucho más íntimo y personal que ‘Memoria’, un tema minimalista en el que si hay un valor seguro y en alza es la voz de Blas Cantó. Y es que el final es pura épica, con toques líricos y una voz que se descontrola entre los acordes.

Blas explicó que la compuso ‘en el momento más difícil de su vida‘. Y es que si algo aporta este tema es esa sensación de verdad constante. De hecho, el mismo ha contado que si fuera la elegida le gustaría cantarla sin instrumentos. Un planteamiento valiente pero que a su vez es idóneo por el tipo de voz que saca el murciano. Además, las dos baladas más rompedoras de los últimos años (Pastora Soler y Ruth Lorenzo) han sido las que nos han reportado un puesto más elevado.

El resultado final se conocerá en una gala con muchos invitados

El veredicto final tendrá lugar el 20 de Febrero en una gala en TVE. Los espectadores y fans tendrán hasta ese día para votar desde las distintas plataformas y elegir el tema que quieren que suene en Eurovisión. Los que sí que sonarán en la gala de elección serán Cepeda, Roi, Andrés Suárez, Edurne, Vanesa Martín, Pastora Soler y Nia, con quién recientemente ha publicado un dúo. Un pelotón de lujo para arropar a Blas en una de sus noches más especiales.