El pasado de Bely Basarte: “Entre Tirso y Benavente”

Entre Tirso y Benavente, Bely Basarte

Bely Basarte está preparando su próximo proyecto, un nuevo EP y el más personal hasta la fecha, del que el mes pasado desvelaba un primer adelanto, “he preparao café“. Ahora, lanza un nuevo single en el que va más allá de la fragilidad para desgarrarse y entregar su corazón por completo. “Entre Tirso y Benavente” se esconde un pasado que desearía no tener y la dolorosa experiencia de vivir en una relación tóxica durante casi una década.

Así lo explicaba la cantautora en su Instagram, donde compartió su propia historia de maltrato, sobre todo psicológico. En este mensaje demoledor en el que incluye reflexiones tan duras como “fue el amor de mi vida hasta que me hizo querer acabar con ella; y después también; el amor de mi muerte, supongo; o el odio de mi vida, quizá”. A raíz de ello, ha recibido un aluvión de mensajes positivos, de ánimo y también de agradecimiento de gente que, desafortunadamente, ha pasado o está pasando por lo mismo.

El camino de vuelta “Entre Tirso y Benavente”

Según cuenta Basarte, su expareja la echaba a menudo de su casa y ella tenía que recorrer sola las calles que separan las plazas de Tirso de Molina Jacinto Benavente. En ese camino de vuelta, vivió momentos de gran oscuridad hasta que puso fin a esa relación, de casi una década, hace apenas unos meses.

Este sencillo, escrito y producido por ella misma, se viste de una melodía tierna y nostálgica en el que la dulce voz de Bely cuenta, casi susurrando, las pesadillas que la perseguían personificadas en su exnovio. El rasgueo de la guitarra, el piano y las leves percusiones son el telón de fondo para escuchar cómo la dependencia emocional le impedía pensar con claridad y escuchar los consejos de sus seres queridos.

Entre Tirso y Benavente” es una canción de ritmo muy pausado que actúa como recordatorio de un punto crítico en el que ella hubiese dado la vida solo por contentar a alguien para el que no era prioridad. Las distorsiones electrónicas envuelven ese dolor y guían a su intérprete a un nuevo comienzo. El tema incorpora, también, efectos sonoros, como el cargador de una pistola, que van de la mano de algunos versos: “Con el dedo en el gatillo, te he gritado que me pierdes, pero el futuro nunca llega si el pasado está presente“.

Un primer plano nos presenta la emoción de la artista, que nos acompañará durante todo el visual, empieza el zoom out y, poco a poco, el fondo deja de estar desenfocado. Esto nos permite ver un Madrid cuya gente camina en todas direcciones sin reparar en la realidad que sufre Bely Basarte. La cantautora recorre las calles entre ambas plazas y se va encontrando con personas de todo tipo: algunos intentan que despierte, otros la juzgan, otros la ignoran…

De este modo, la producción de Omglobal Creative Studio, dirigida por Joaquín Reixa, plasma con gran realismo la historia tóxica de la que habla la madrileña. Al final, la vemos llegar a su casa, dar el portazo definitivo y respirar aliviada. A su vez, señala en el calendario una fecha determinante. Previsiblemente, la del lanzamiento de su próximo álbum, el 17 de junio.

Melómana y periodista en proceso. Siempre me ha gustado escribir, ahora es una necesidad y, si es sobre música, mejor.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.