Arnau Griso dice adiós a su gira ‘Invasión bananera’ en el WiZink Center de Madrid

Arnau Griso. Fotografía: Andrea Seco
Arnau Griso. Fotografía: Andrea Seco
Tras un pasado 2019 lleno de festivales y conciertos, el dúo formado por Arnau Blanch y Eric Griso se despide de la gira que tantos éxitos le ha dado, en un concierto Fin de Gira en el WiZink Center de Madrid.

6.000 personas fueron las que acudieron a esta fiesta que Arnau Griso volvió a montar el pasado jueves 13 de febrero en la capital madrileña. Con este tremendo sold out despidieron la gira de su primer disco, ya convertido en éxito. ‘Revolución Bananera’ es el título que da nombre a su primer trabajo, consiguiendo un Nº2 en listas de los más vendidos, y que los ha llevado a recorrerse todo el país llenando las salas de ahí por donde pasaban.

Sus conciertos, impregnados por ese buen rollismo con el que ellos mismos se definen, que tanta alegría contagian y humor profesan, han convertido a este dúo en una de las revelaciones del panorama musical español durante el 2018, llegando a consolidarse en el ya pasado 2019.

Con más de 135 millones de streams acumulados en las plataformas digitales y miles de seguidores en sus redes sociales, Arnau Griso da el salto a recintos de palabras mayores, como el WiZink Center de Madrid, que pudo presenciar la despedida del dúo del momento.

Ayer, en lo que finalmente se trató de un concierto de algo más de 2 horas y media, Arnau Griso volvió a demostrar que el buen rollo, el humor y la música son la perfecta combinación y un rotundo éxito. La velada contó además con la participación de algunos invitados estrella como lo fueron Álex Ubago, Bely Basarte, Despistaos y Taburete, que cantaron junto al dúo algunos de sus temas más emblemáticos.

Arnau Griso. Fotografía: Andrea Seco

“Nunca imaginamos que íbamos a estar aquí con tantas personas”

A penas pasadas las 21:30 ambos artistas pisaban por primera vez el escenario del Wizink Center de Madrid entre los aplausos de un público entregado y entusiasmado.

El principio del final comenzó con un muy coreado ‘Solo sé que no sé nada’, que llevó a lo más alto a un público previamente entregado, desbordando la energía e impregnándola en cada uno de los presentes. El concierto continúo con ‘La casa de tothom’, el himno a la ciudad natal del dúo, para seguir con el que es el tema más picante de su repertorio ‘El gusto es mío’, una de las canciones mejor recibidas y cantada por el público a pleno pulmón. Tras este subidón, interpretaron Yo’, una reflexión hacia la confrontación de los problemas.

“Me parece ridículo que en  la sociedad en la que vivimos aún siga habiendo racismo, homofobia”, así introducía Arnau Blanch uno de los temas de carácter solidario del repertorio del grupo, ‘Banderas Blancas’, un canto a la paz y a la empatía entre humanos. El concierto continúo con ‘Mil meses’ y ‘Desamortil’, que obtuvieron un muy enérgico y acalorado recibimiento por parte del público. Le siguió la primera colaboración de la noche con el turno de Álex Ubago, ambos interpretaron ese mítico ‘Sin miedo a nada’, que obtuvo la respuesta activa del público entre gritos y cánticos entregados.

La emoción y energía no desapareció durante el transcurso del concierto, y es que si algo caracteriza al espectáculo del grupo es su energía contagiosa y espíritu entregado. El público estuvo arriba en todo momento, en cada tema, no hubo lugar para la relajación o el descanso, fueron casi 3 horas de máximo espectáculo.

Arnau Griso. Fotografía: Andrea Seco

“Gracias a la música encontré a una de las mejores personas que conozco”, así daba la bienvenida un emocionado Arnau Blanch a Bely Basarte, junto a la que interpretó el tema ‘Ser y estar”‘ un emotivo homenaje a la amistad. A este tema le siguieron otros como ‘Te lo juro’, ‘Malditharina’, ‘Eric Blanch’, ‘Eterno verano”, ‘Para que el mundo lo vea’, ‘Autoextinción’, o, tal y como ellos mismos dijeron, la primera canción que los unió, ‘One euro one party’.

La penúltima colaboración vino de la mano de Despistaos, con una interpretación del tema de Arnau Griso ‘Las cosas que se me olvidan’, pero rematando el paso de sus invitados por ese fin de gira con un emblemático ‘Física o química’, que consiguió llevar al público a lo más alto.

Finalmente, el grupo puso el broche final a la noche con la invitación al escenario de Taburete, que fue recibido con vítores y gritos emocionados por parte del público. Entre serpentinas y confeti, interpretaron las dos últimas canciones de la velada ‘Sirenas’ y ‘Es Gratis’, el toque final para rematar una noche de máxima energía y emoción.

Arnau Griso. Fotografía: Andrea Seco

Una noche de emociones, alegrías y bombazos inesperados

“El buen rollismo es una actitud ante la vida”, afirmaba Eric Griso, antes de soltar el bombazo de la noche: su segundo disco llegaría este 2020. La noticia fue recibida entre gritos y aplausos entusiasmados por parte del público. No se olvidaron los artistas de remarcar que en este segundo disco estarían muy presentes las críticas a temas solidarios, demostrando una vez más su interés y colaboración con asuntos humanitarios, siendo ya incluso marca personal del grupo.

El concierto terminaba casi alcanzando la media noche, cuando Arnau Griso dejaba huella en el WiZink Center, y la promesa de regresar pronto. No obstante, el broche final lo podrán este sábado 15 de febrero en el St Jordi Club cuando, entonces sí que sí, digan adiós a su ‘Invasión Bananera’.

Galería de imágenes Arnau Griso – WiZink Center