La apuesta de El Rescate Musical: ¿Quién debe ir a Eurovisión 2019?

Hemos elaborado un 'Top 5' de temas que, por sus características, podrían ser una apuesta fuerte para la candidatura española en Eurovisión 2019.

El momento ha llegado. Un mes después de escuchar por primera vez las canciones candidatas a representar a España en Eurovisión 2019 y tras una criba en la que quedaron fuera de la preselección siete temas, la audiencia elegirá este domingo 20 de enero al concursante de OT 2018 que viajará a Tel Aviv en mayo para defender la canción española en el festival.

Ocurrirá en una gala especial que emite TVE y en la que Famous, Miki, Natalia, Marilia, Julia, Noelia, Carlos Right y Sabela cantarán sus canciones antes de que el público escoja en una única ronda de votación, vía telefónica y mediante una app, su tema preferido.

Se trata de uno de los años más polémicos que se recuerdan en torno a la preselección de la canción eurovisiva. Además de un reparto desequilibrado de canciones que dejó a tres concursantes sin la posibilidad de ir al festival, parece que la ilusión por acudir al mismo no ha calado en algunos de los candidatos.

En El Rescate Musical hemos elaborado un ‘Top 5’ de temas que, por sus características, podrían ser una apuesta fuerte para la candidatura española en Eurovisión 2019.

5. “No puedo más” de Famous

Famous fue el concursante visiblemente más interesado en ir a Eurovisión desde que comenzó OT 2018, pero, a juicio del público, el tema que debe defender este domingo no le ha hecho justicia. Las primeras impresiones de la ‘demo’ de “No puedo más” no fueron buenas y no han mejorado cuando se ha desvelado la canción completa.

Una letra plana que podría haber mejorado en inglés, idioma en el que Famous se defendía mejor dentro del concurso, han dado lugar a una canción que, aunque ha subido un punto de calidad en cuanto a producción en su versión definitiva, no luciría de no ser por una gran puesta en escena.

 

4. “Nadie se salva”  de Natalia y Miki

La propuesta de Natalia y Miki se ha perfilado en la últimas horas como una de las favoritas del público. A pesar de no ser dos artistas cuyos registros encajen al cien por cien en el festival, la química entre ambos y “el buen rollo” tan característico del estilo de Nil Moliner, compositor del tema junto a María Peláez y Javi Garabatto, hacen del único dúo de las diez preseleccionadas una clara candidata a dar la sorpresa.

“Nadie se salva” es otra de las canciones que más puntos ha ganado en su versión completa, convirtiéndose en una propuesta fresca, algo que quizás ha faltado a la canción española de Eurovisión en las últimas ediciones del festival.

 

3. “Todo bien” de Marilia

Marilia y su “Todo bien” sería una oportunidad de marcar la diferencia con un estilo que, durante 2018 y en un contexto nacional, ha funcionado bien, con artistas como Lola Índigo. Esta propuesta de ‘funk carioca’ es un canto al positivismo cuyo estribillo se confirma como uno de los más pegadizos de la preselección.

 

2. “Muérdeme” de María

Mucho deben cambiar las cosas en las próximas horas para que “Muérdeme” no nos represente este año en Eurovisión. La base de ‘reggaeton’ y el toque étnico de la canción de María podrían saldar cuentas pendientes con el sector del público que el año pasado prefería que fuese “Lo malo”.

No sabemos si ocurre así con sus ganas de ir, pero a la madrileña le sobra carisma para defender este tema de corte latino sobre el escenario en Tel Aviv. Aunque el pronóstico sobre la calidad de su actuación este domingo o la versión completa de la canción haya perdido cierta fuerza respeto a la ‘demo’ , esta gala parece ser sólo un trámite para María.

 

1. “La venda” de Miki

Aunque sea la anterior la que más posibilidades tiene de representarnos en Eurovisión, “La venda” es la competencia más seria para la propuesta de María. Al igual que su dúo con Natalia, enviar este tema a Tel Aviv sería un soplo de aire fresco en comparación con nuestras últimas candidaturas.

El de Adrià Salas, de La Pegatina, sería el primer tema de pop-ska festivo que representase a España en el festival. Trasladar a Eurovisión una música que triunfa en España no tiene por qué garantizar nuestro éxito, aunque, al menos, podremos disfrutar de una auténtica fiesta en el escenario de la mano de Miki y con el sello de uno de los grupos de moda.