Alice Wonder se abre en canal con ‘No Te Vayas’

Alice Wonder continua en su investigación personal. La madrileña nos trae un nuevo single

Parece que empieza a ser una bonita rutina esa que ha adoptado Alice Wonder dejándonos piezas de lo que será su próximo álbum antes de irnos a dormir. Otro viernes recién nacido sale con una canción sincera bajo el brazo, como si a las 00:00 estuviera pactada una correspondencia al otro lado de la pantalla. Como si Alice, a la vuelta de su sesión de introspección, nos dejara encendida la luz de la mesilla por la noche.

Como ya ocurrió con Corazón mármol, otra puntual madrugada la artista madrileña nos trae un nuevo single: No Te Vayas. Un tema del que ya nos había ido dejando pistas en redes sociales, – a modo de pequeños recordatorios, un fragmento en acústico, etc. – siguiendo el mismo modus operandi que su última y citada canción en castellano. En esta ocasión, comenta, surge de “la impotencia por no saber abrirme a las personas a las que más amo cuando las necesito y se preocupan por mí”.

De esta manera se sincera en el asiento trasero de un coche, a la vez que, en una pestaña más abajo del escritorio de su Macintosh, se expresa corporalmente en un lyric-video grabado en los últimos resquicios de la hora dorada. Bajo el videoclip acompaña una descripción en la que la artista deja por escrito – y en inglés – que la canción fue escrita en medio de un “colapso”; para terminar con una carita sonriente y un deseo resiliente.

Si escuchamos con atención esto último de Alice Wonder (cómo acostumbra a merecer sus letras), distinguimos una voz de fondo que exclama un familiar: “take off”. Y en eso parece que reside todo. La artista, capaz de abrirse a través de la música cuando no sabe expresarse de otra manera, nos recuerda porqué nos canta por la noche y porqué lo hace cuando todos los demás medios fallan.

Nosotros nos quedamos, Alice. Seguiremos trasnochando.