El acústico más eléctrico de Modelo de Respuesta Polar

Los valencianos Modelo de Respuesta Polar llenaban el pasado miércoles 31 la Sala Clamores Jazz de Madrid, en una sesión pretendida en acústico, a la que sin embargo acudieron con el equipo al completo: batería y guitarras eléctricas.

Sin embargo, como pronto resaltó el cantante, Borja Mompó, la intención de la velada era la de buscar el intimismo propio de cualquier concierto en acústico. En una sala pequeña “y de renombre”, como la Clamores, los valencianos lo lograron con éxito.

El concierto, de algo menos de una hora, comenzaba minutos antes de las diez, y sirvió a la banda y público para repasar el que ha sido su último álbum hasta la fecha, Dos Amigos (2016). Entremedias, se colaba alguna canción de trabajos anteriores, como ‘La Guerra y Las Faltas’, de su primer trabajo, que usaron a modo de bis para acallar el “otra, otra” que clamaba el público al acabar la actuación.

A las canciones, también se sumó ‘Crece’, estrenada en un sencillo hace ya dos años y una versión de ‘Tu Tristeza’ de Enrique Urquijo, a quien Mompó reconoció ver como maestro, junto a otros como Antonio Vega, “a los que siempre vuelvo” tras los viajes musicales por los que le llevan los gustos del resto de integrantes de la banda. “Hay mucho de esos cantautores en nuestras letras”, quiso expresar, indicando que es consciente que, “por desgracia”; a Modelo de Respuesta Polar no se les asocia con este tipo de actos.

Todas y cada una de las piezas fueron interpretadas con terrible sentimiento y una complicidad vibrante entre los integrantes de la banda, a través continuos intercambios de miradas. Si bien comenzaron con cierta intención intimista, acabarían por lucirse en grandes partes instrumentales aclamados por aplausos y silbidos del público, como los que coronaron la última canción del concierto antes del bis, ‘La Juventud y el Tiempo’.

Entre tema y tema, Mompó sacaba tiempo para dirigirse al público y confesar verdades. Verdades como que siempre es bueno “volver a las pequeñas salas” tras tocar en lugares más grandes, refiriéndose al concierto del pasado Febrero, en que telonearon a Izal en el WiZink Center de Madrid; verdades como que están trabajando en nuevo disco, que verá la luz en Otoño, y que esperan entonces “volver a girar” y pisar Madrid de nuevo.

Canción tras canción, la mayoría de las letras sobre desamor y ruptura cristalizaron en un clima de gran empatía, nostalgia e intimidad. La nostalgia, sin embargo, ocasionalmente salvada por alguna nota de optimismo como se pudo oír en su pieza ‘Cosas Increíbles’ (“qué bien que he vuelto a recordar/ lo mismo sin dolor; y todo esto sirvió/ para empezar a verme a mí por dentro”).

Los de Valencia se despedían con un bis y gestos de gran aprecio al público. La atmósfera de la sala permanecía, por unos segundos, cargada de aquellas emociones que el cuarteto pop-rock había liberado sin pudor, expectante por un segundo bis que no llegó a pasar y por un segundo concierto que, si se cumple el anuncio de la banda, llegará en el último trimestre del año.

El acústico más eléctrico de Modelo de Respuesta Polar
Vota este post

La música, lenguaje poderoso capaz de rescatarte.

El Rescate Musical

La música, lenguaje poderoso capaz de rescatarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies